Nacional - Política

El Instituto Nacional Electoral aprueba un polémico método de conteo rápido para las elecciones

2018-02-28

En los comicios en México, los funcionarios cuentan los votos de las urnas y escriben los...

Mónica Cruz, El País


El Instituto Nacional Electoral de México (INE) aprobó este miércoles una serie de modificaciones del conteo rápido para la elección presidencial y la de nueve gobernadores el próximo 1 de julio. En una sesión, el Consejo General del INE acordó implementar un sistema en el que los resultados preliminares de estos comicios se tomen de los cuadernillos u hojas de trabajo que usan los funcionarios de casilla para contar los votos. Normalmente, los datos del conteo rápido se toman de actas que son firmadas por todos las autoridades de la casilla y los representantes de los partidos políticos.

En los comicios en México, los funcionarios cuentan los votos de las urnas y escriben los resultados para cada partido en un cuadernillo y urna por urna. Más tarde esos datos se transcriben al acta, la cual, bajo el método de elecciones anteriores, se digitalizaba y se enviaba a las autoridades electorales para realizar el conteo rápido. Las actas se llenaban y firmaban una vez que se contaban todas las urnas para todas las elecciones, es decir, para todos los cargos que se eligen durante esa jornada electoral. Desde 2014, los mexicanos votan por varios cargos públicos en una sola casilla.

El cambio de 2014, a una casilla única, es uno de los argumentos principales por los que el INE ha modificado el método de conteo rápido. Los consejeros también consideran necesario el cambio por la magnitud sin precedentes de la jornada electoral en la que 30 Estados votarán por presidentes municipales y congresos locales, nueve entidades por su gobernadores (jefe de Gobierno en el caso de la Ciudad de México) y todos elegirán al presidente. El consejero Ciro Murayama la llamó “la madre de todas las elecciones”.

Según estimaciones del INE, tomar los resultados directamente de los cuadernillos ahorra entre tres a cinco horas, lo que podría garantizar que los resultados preliminares o tendencias de resultados se den a conocer alrededor de las once de la noche del 1 de julio. “El vacío de información de las autoridades electorales terminan fomentando, en un contexto de desconfianza, a la especulación del sistema político”, dijo Lorenzo Córdova, presidente del INE. Córdova y otros consejeros mencionaron la elección presidencial de 1988, en la que una caída del sistema de conteo y el ocultamiento de la información sembró sospechas sobre la veracidad del proceso electoral. Tras la elección, Carlos Salinas de Gortari llegó a la silla presidencial. 

Los cuadernillos u hojas de operación, que los consejeros han reiterado son instrumentos oficiales y válidos, se usaron para realizar el conteo rápido de la elección presidencial de 2006. La diferencia este año es que habrá más de una votación por casilla. A pesar de lo cerrado de los resultados entre Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador, los resultados preliminares obtenidos de esa forma fueron precisos, aseguraron los consejeros del INE.

La propuesta inicial del INE fue revocada a mediados de febrero por la Sala Superior del tribunal electoral. Después de una impugnación del PAN y Movimiento Ciudadano, la mayoría de los ministros consideraron que el INE estaba añadiendo un paso extra al proceso electoral. Este paso consiste en abrir las urnas de todas las votaciones para detectar boletas de la elección presidencial o de gobernador que se hayan colocado en la urna equivocada. De acuerdo al fallo del tribunal, este paso “resulta contrario a los principios de certeza y seguridad jurídica” de los comicios establecido en la ley y que el INE estaría rebasando su autoridad. La preocupación del tribunal proviene de la tensión, conflictos e intentos de fraude que han surgido históricamente en las elecciones mexicanas.

Los consejeros han argumentado que todos los elementos de su propuesta ya están contemplados en la ley y que el número de boletas extraviadas es tan bajo que no modifica de manera sustancial las cifras de los cuadernillos y de las actas finales. En la nueva propuesta aprobada, el INE ha añadido formas para evitar errores o disminuir posibilidades de un fraude. Una de ellas es incluir en la hoja de operación el número de los votos colocados por error en otras urnas y resaltar el color de las boletas para evitar confusiones.

Durante la sesión, los representantes del PRI y el Partido Verde expresaron sus dudas sobre la propuesta del INE. Los del PRI hablaron de la posibilidad de que la rapidez del conteo podía afectar la certeza de la información. El del Partido Verde sobre la falta de cuadernillos en las casillas o la ilegibilidad de los datos escritos en ellas, algo que sucedió en las elecciones locales de 2015, comentó. Los consejeros del INE insistieron en que su método ha sido certificado por expertos en estadística.

Si un partido político impugna la decisión del INE en los próximos cuatro días, esta se someterá a revisión del tribunal electoral, si no, el método será implementado este 1 de julio.


 



regina