Internacional - Política

Italia tiene un problema con la cuestión femenina: Laura Boldrini

2018-03-01

La exportavoz del Alto Comisionado para los Refugiados de Naciones Unidas (ACNUR) se ha convertido...

Cristina Cabrejas

Roma, 1 mar (EFE).- La presidenta de la Cámara de los Diputados de Italia, Laura Boldrini, ahora en las listas de Libres e Iguales y objeto de continuas amenazas y agresiones verbales de carácter machista, asegura en entrevista con Efe que Italia "tiene un problema con la cuestión femenina".

La exportavoz del Alto Comisionado para los Refugiados de Naciones Unidas (ACNUR) se ha convertido en la campaña electoral ante las elecciones del próximo domingo en el altavoz de la igualdad de oportunidades para las mujeres y de la lucha contra la violencia machista. Un tema olvidado en todo el periodo preelectoral.

Boldrini habla con Efe el día después del terrible suceso de ayer en el que un carabinero disparó a su mujer, hiriéndola de gravedad, y después mató a sus dos hijas antes de suicidarse y que ha dejado conmocionado a un país, donde las cifras de los feminicidios son alarmantes, con una media de 150 mujeres asesinadas cada año por sus parejas o en el ambiente familiar.

"En Italia hay aún muchos prejuicios cuando las mujeres denuncian la violencia. Se tiende a no creerlas, no les dan confianza y esto hace que muchas no denuncien la violencia o las molestias porque al final acaban en el banquillo de los acusados", explica.

Y con amargura asegura: "Creo que este país tiene un problema con la cuestión femenina".

Pero mientras el tema de la igualdad de género, de la paridad de salario o de la violencia machista se encuentra en los programas de todos los partidos, en campaña electoral ha desaparecido, reconoce Boldrini.

"Yo he puesto el tema de las mujeres en el centro de mi acción política desde siempre. Es el compromiso de una vida y he continuado haciéndolo en campaña electoral porque creo que es un tema infravalorado en Italia desde siempre", explica.

Critica que para los candidatos y "las pocas candidatas" en esta campaña, el tema sea "o poco interesante o ya superado" y lamenta que "algunas políticas piensen que hablar de las cuestiones de las mujeres sea algo contraproducente para su carrera".

Con Libres e Iguales, el nuevo partido nacido de la enésima ruptura de la izquierda italiana y que encabeza el presidente del Senado, Pietro Grasso, Boldrini quiere implementar "un plan extraordinario para el empleo y las oportunidades empresariales de las mujeres".

"Si las mujeres trabajan, el país va adelante, aumenta la productividad, aumenta el PIB, y así se decide, a lo mejor, tener más hijos, porque Italia tiene un gran problema de natalidad", argumenta.

Para Boldrini, "a Italia le queda mucho por hacer" pues "solo el 49 % de las mujeres trabaja y la media europea es del 62 % pero además cuesta mucho encontrar aún la colaboración de los maridos y compañeros en las cuestiones de la gestión familiares".

Desde que ocupa el tercer cargo más importante del Estado, Boldrini ha sido una de las personalidades más atacadas en las redes sociales por su condición de mujer y ha denunciado en muchas ocasiones los mensajes y amenazas machistas.

"He sufrido ataques violentos en la red, pero también muchos alimentados por algunos políticos que usan el odio como arma política y misoginia pero pienso que esto demuestra la necesidad de ir adelante en esta batalla", señala.

Boldrini también critica al Partido Demócrata (PD) de Matteo Renzi por haber eliminado el Ministerio de la Igualdad de Oportunidades "en un país donde el tema no se ha resuelto".

"Tenemos igualdad de derechos en los papeles, pero en la sociedad es muy complicado", destaca.

Opina que Italia tiene que hacer "un gran trabajo en los colegios" y explicar a los niños que "lo que puede hacer un hombre lo puede hacer una mujer y que no hay nada preestablecido".

Ayudaría mucho, asegura, tener en el país una presidenta de la República o una primer ministra.

Por el momento, Boldrini ha creado en la Cámara de los diputados una sala de las mujeres con las fotos de aquellas que han participado en las instituciones del país y tres espejos relativos a los tres cargos que nunca han sido ocupados por una mujer en la Historia de Italia: "presidenta del Senado", "presidenta de la República" y "primera ministra".

Debajo de los espejos en el que se pueden reflejar las jóvenes que visiten la Cámara de los diputados hay una frase: "Podrías ser tú".

"Esperemos que esto ayude al empoderamiento de las jóvenes y que les demuestre que nuestra Constitución no prevé diferencias y todo se puede hacer si hay convicción y preparación para hacerlo", des

ea.



yoselin