Nacional - Política

Embajadora de Estados Unidos deja cargo en momento difícil de la relación con México

2018-03-01

Jacobson dijo que deja el cargo "sabiendo que la relación México- Estados Unidos...

 

México, 1 mar (EFE).- La embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, abandonará el puesto al que llegó en mayo de 2016 en un momento de creciente tensión en la relación bilateral, particularmente en los temas migratorio y comercial.

"Ha sido un honor y un placer servir a mi país como embajadora en México. Tras 31 años de servicio para el Gobierno estadounidense, partiré a principios de mayo en busca de otras oportunidades", expuso este jueves la diplomática en un mensaje difundido por la red Twitter.

Jacobson dijo que deja el cargo "sabiendo que la relación México- Estados Unidos es fuerte y crucial, y que el increíble equipo de nuestra misión en México continuará cerciorándose de que así sea".

"Llevo a México en mi alma y en mi corazón, y continuaré haciendo todo lo que esté al alcance de mi mano para mantenerme a la altura de mis palabras", manifestó la diplomática, quien encabeza la embajada desde mayo de 2016, y señaló que por ahora no tiene información sobre quién será su sucesor.

Por su parte, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó en un comunicado que el pasado 17 de febrero, durante una conversación telefónica, el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, informó al canciller Luis Videgaray que Jacobson había presentado su renuncia al cargo.

Asimismo, Tillerson anunció a Videgaray que en breve solicitaría al Gobierno de México su beneplácito para el nombramiento de un nuevo embajador.

"Dicho beneplácito fue oficialmente solicitado el martes 20 de febrero y el pasado lunes 26 de febrero la Secretaría de Relaciones Exteriores notificó al Departamento de Estado de Estados Unidos que el beneplácito será otorgado", apuntó la institución.

La SRE señaló que "corresponde exclusivamente al Gobierno de Estados Unidos dar a conocer a la opinión pública el nombramiento de quien encabezará su representación diplomática en México".

Jacobson, quien entre 2011 y 2016 estuvo encargada de la sección del Departamento de Estado para Latinoamérica, fue nominada por el entonces presidente Barack Obama para ser embajadora en México en junio de 2015 y confirmada por el Senado en abril de 2016.

Es la primera mujer de la historia de Estados Unidos en dirigir la embajada en México, un país que conoce bien gracias a que entre 2002 y 2007 dirigió la Oficina de Asuntos Mexicanos en el Departamento de Estado, y luego fue subsecretaria para México y Canadá hasta 2010.

En mayo de 2017, el entonces secretario de Estado adjunto para Latinoamérica en funciones, Francisco Palmieri, informó que el presidente Donald Trump no reemplazaría a Jacobson como embajadora en México.

"No creo que tengamos a una persona más calificada en el Departamento de Estado que entienda México, que conozca México tanto como ella. Estamos apoyándonos en ella y su embajada para ayudarnos a gestionar y guiar nuestra amplia relación con México en este periodo. Es una persona clave para ayudarnos a hacerlo", expuso.

Palmieri argumentó entonces que la relación de Estados Unidos con México es "robusta y amplia", y que en la medida en que existen diferencias, ambos países las manejan "como aliados y amigos, de forma abierta, transparente y con respeto mutuo".

No obstante, la relación pasa por momentos difíciles debido en particular a la insistencia de Trump de erigir un muro fronterizo y hacer que México cubra los costos.

El diario estadounidense The Washington Post publicó el 24 de febrero que los planes para que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, hiciera su primera visita a la Casa Blanca para reunirse con Trump se frustraron tras una discusión por el muro en una tensa conversación telefónica que ambos habían tenido días antes.

El diario, que cita funcionarios estadounidenses y mexicanos, asegura que Peña Nieto contemplaba un viaje oficial a Washington en febrero o principios de marzo, pero ambos países acordaron suspender el plan después de que Trump no aceptara afirmar públicamente que México no financiará el muro fronterizo.

El anuncio de Jacobson se produjo también mientras México, Estados Unidos y Canadá, los tres socios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), celebran esta semana y hasta el 5 de marzo la séptima ronda de negociaciones para renovar el convenio, en vigor desde 1994.

Trump exige una revisión del TLCAN bajo el argumento de que es desfavorable para Estados Unidos, e incluso ha amenazado en diversas ocasiones con retirar a su país unilateralmente del instrumento.

Entre otros puntos, Estados Unidos exige que un convenio renovado incremente el llamado "contenido nacional", el porcentaje de productos de ese país en los vehículos que se montan en la región y que hasta ahora está fijado en 65 %. 


 



regina