Cultura

China pone fin a dos semanas de celebraciones con el Festival de la Linterna

2018-03-02

Farolillos rojos, desfiles y el consumo desaforado de bolitas de arroz glutinoso llamadas...


Pekín, 2 mar (EFE).- Farolillos rojos, desfiles y el consumo desaforado de bolitas de arroz glutinoso llamadas "yuanxiao" marcan hoy en China el Festival de la Linterna, que pone fin a dos semanas de celebraciones por el Año Nuevo oriental y da la bienvenida a la primera Luna Llena del Año del Perro.

En provincias del sur como Zhejiang, Jiangxi o Anhui, este festival, celebrado sobre todo por la noche para coincidir con la Luna, se conmemora hoy con bailes de dragones, langostas o peces construidos con armazones de madera, cartón y telas iluminadas en su interior al modo de las linternas.

En la localidad de Zhaikou, un bello pueblo tradicional de la provincia de Zhejiang, se cuelgan en calles y puertas farolillos con forma de pescado, un animal que simboliza suerte y buenos auspicios en la cultura china.

En varias ciudades próximas a Pekín, como en Zhangjiakou, que en 2022 acogerá buena parte de las pruebas de nieve de los Juegos Olímpicos de Invierno, el frío habitual de estas fechas se exorciza con una ceremonia en la que se usan limaduras de hierro fundido lanzadas al aire para crear una lluvia de fuego que cada año atrae un mayor número de turistas.

En Pekín, como el reciente día de Año Nuevo (16 de febrero), la fiesta este año se ve algo descafeinada debido a la reciente prohibición del Ayuntamiento de usar petardos y fuegos artificiales en el centro urbano, con el fin de reducir la contaminación y el riesgo de incendios.

Cada lugar de China celebra el fin de dos semanas de Festival de Primavera con distintos rituales, aunque en toda la geografía nacional se repite la costumbre de comer los citados yuanxiao mirando a la Luna, a la que estos dulces a veces rellenos quieren imitar con su forma blanca y esférica.

El Festival de la Linterna se celebra en China desde hace más de dos milenios, y debido a ser una fecha lunar no coincide cada año en el mismo día del calendario occidental (habitualmente cae en febrero, pero esta es una de las raras ocasiones en las que fue en marzo).

Pese a la importancia de la festividad de hoy, el día es laborable para la mayoría de los chinos, aunque registros históricos señalan que en tiempos imperiales el Festival de la Linterna era una jornada de asueto, al menos para los funcionarios de la corte. 



yoselin