Automotriz

Toyota suprimirá los motores diésel en todos sus turismos en Europa desde este año 

2018-03-06

Se fabricará a partir del año que viene en Burnaston, en Reino Unido. Este modelo se...

Josep Catà Figuls, El País

La firma japonesa ha explicado que la decisión de desterrar definitivamente el diésel en los turismos de Toyota vendidos en Europa se debe a “la fuerte demanda” que tiene de las versiones híbridas de sus modelos principales. Uno de ellos, el Auris, ha sido presentado en Ginebra en su tercera generación, que tendrá una versión de combustión de gasolina y dos versiones híbridas. Se fabricará a partir del año que viene en Burnaston, en Reino Unido. Este modelo se ofrecerá con un propulsor de gasolina de 116 caballos de potencia, al tiempo que también tendrá dos variantes híbridas: una de 122 caballos, similar a la que se monta en el Prius y en el C-HR, y una de 180 caballos.

Toyota ha defendido esta estrategia de venta en Europa con los datos de matriculación de 2017: el 41% de las matriculaciones europeas de esta empresa correspondieron a vehículos híbridos. Este volumen de matriculación supuso una subida del 38%, hasta alcanzar la cantidad de 406,000 vehículos. La cuota del diésel, por otra parte, fue de menos del 10% en Europa. En el modelo más reciente de Toyota, el C-HR, las versiones híbridas supusieron el 78% de las ventas en 2017, según Van Zyl. El destierro del diésel por parte de Toyota en Europa se centrará en los turismos, ya que la firma seguirá ofreciendo motores diésel en vehículos comerciales y en todoterrenos como el Hilux, el Proace y el Land Cruiser.

Las otras marcas presentes en el salón de Ginebra también han querido dar protagonismo a la electrificación de sus motores. Nissan, que en 2017 vendió 5,8 millones de coches, ha presumido en su rueda de prensa institucional de haber sido una empresa pionera en crear una rama de automóviles eléctricos, que empezó en 2010 con el Nissan Leaf. El año pasado, ha explicado José Muñoz, jefe de gestión de Nissan, la empresa vendió 300,000 coches de la rama eléctrica en todo el mundo. "En Europa se pide un Nissan Leaf cada doce minutos", ha detallado Muñoz. Precisamente, la apuesta por el mercado de los coches eléctricos tuvo un efecto sobre la planta que la empresa japonesa tiene en la Zona Franca de Barcelona: a principios de año, la compañía anunció que la Zona Franca dejaría de producir dos modelos —el Pulsar y el NV200 para pasajeros— para centrarse en la fabricación de una nueva serie eléctrica del e-NV200, que se destinaría a la exportación. El jefe de gestión de Nissan también ha explicado que la nueva generación de crossover tendrá también una versión eléctrica.

El reto de Seat con los coches eléctricos

En el caso de Seat, la electrificación llega desde el prisma más deportivo, ya que la marca todavía no cuenta con ningún coche de uso diario eléctrico. La empresa ha presentado en Ginebra un coche de carreras eléctrico, preparado para competir desde este mismo año en la Fórmula E, aunque el modelo se presenta bajo la marca independiente Cupra. Así, al lado de su puesto tradicional en Ginebra, Seat ha preparado un espacio para Cupra, una marca con la que pretenden llegar a un segmento de clientes interesados en la deportividad y con un nivel adquisitivo más alto que el cliente habitual de Seat. En Ginebra, la empresa basada en Martorell ha presentado el Cupra Ateca y el coche de carreras Cupra e-Racer. "Nuestra perspectiva para la electrificación es que si la gente lo ve como aburrido, vamos mal", ha afirmado el presidente de Seat, Luca de Meo, en un encuentro con los medios de comunicación.

El presidente de Seat ha considerado que el reto que presentan los coches eléctricos "es muy grande, porque el cambio es generalizado". "Si los volúmenes de venta de los eléctricos suben como se prevé, tenemos que ponernos las pilas", ha afirmado. De Meo no se refería tan solo a desarrollar productos eléctricos, sino al desarrollo de la infraestructura necesaria para los vehículos eléctricos, como la fabricación de baterías. El presidente de Seat ha detallado que la marca producirá un coche eléctrico y que, como parte del grupo Volkswagen, la apuesta por el coche eléctrico con la mejor tecnología está asegurada. "Pero seguramente un solo coche hasta 2025 no será suficiente", ha admitido.

Ante esta lenta adaptación del sector a la demanda de coches eléctricos, De Meo ha explicado que existen alternativas. "Una de ellas es el gas, que es una alternativa muy inteligente, y la otra es el futuro que todavía tienen la combustión de gasolina y diésel", ha dicho el presidente de Seat, que ve recorrido en el gasóleo a pesar del escándalo generado por Volkswagen, la matriz alemana de Seat, alrededor de los controles de emisión de los motores Seat. De Meo ha detallado que, con la normativa Euro 7, el nivel de emisiones en diésel y gasolina va a ser el mismo, y que la tecnología que tiene Volkswagen permite respetar esta normativa. "¿Por qué no tendremos que vender diésel entonces?", se ha preguntado.

La firma española ha llegado a Ginebra con dos grandes estandartes: su nueva marca, Cupra, y los buenos resultados que acumula Seat desde hace dos años. Sobre Cupra, el vicepresidente ejecutivo de ventas y marketing, Wayne Griffiths, ha destacado que la marca presentará siete modelos en tres años, y que el objetivo de Seat es que Cupra represente el 10% de los ingresos del negocio. El primero de los modelos, el Cupra Ateca, cuesta 43,000 euros, y está destinado a "clientes con alto poder adquisitivo, de entre 40 y 50 años, y que no tengan nada que demostrar con otras marcas más caras".

Los buenos resultados de Seat se han visto confirmados en los dos primeros meses de este año. Si en 2017 se vendieron 468,400 vehículos, el mejor dato desde 2001, en febrero las ventas mundiales han alcanzado los 39,900 coches, un 25,9% más que el año pasado. En los dos primeros meses de 2018, la empresa ha vendido 78,800 coches, un 23,1% más que en el mismo periodo del año anterior. "Estamos en la Champions League", ha dicho De Meo, quien ha recordado que su Seat Ibiza ha quedado en segunda posición en el premio Coche del Año que se entrega en Ginebra. "Somos la marca que más crece en Europa, pero todavía queda mucho trabajo".



yoselin