Religión

China asegura que trabaja con el Vaticano para mejorar sus relaciones

2018-03-12

Esta es la segunda vez que China es invitada por la Academia Pontificia de las Ciencias para...


Pekín, 12 mar (EFE).- China aseguró hoy que está trabajando con el Vaticano para mejorar las relaciones bilaterales, lo que confirma el reciente acercamiento entre ambos países, que rompieron sus lazos diplomáticos hace más de 60 años.

"Nuestra postura es clara. Estamos contentos de trabajar con el Vaticano para mejorar nuestras relaciones", afirmó el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Lu Kang, en rueda de prensa en Pekín.

Una delegación de académicos chinos se encuentra estos días en el Vaticano para participar en un encuentro contra el tráfico de órganos y, según publica hoy el diario oficialista Global Times, podría impulsar los intercambios entre ambos estados.

Preguntado al respecto, Lu aseguró que China no solo está intentando "desarrollar" las relaciones con el Vaticano en el ámbito de la salud, aunque no proporcionó más detalles sobre el acercamiento.

Esta es la segunda vez que China es invitada por la Academia Pontificia de las Ciencias para asistir a una reunión en la Santa Sede.

"Las relaciones entre Pekín y las autoridades del Vaticano avanzan, así como las relaciones entre los dos pueblos", declaró al Global Times el ex viceministro chino de Sanidad y actual responsable del comité nacional de donaciones y trasplantes de órganos, Huang Jiefu, quien asiste al congreso.

En su opinión, este tipo de encuentros son una buena oportunidad "para extender el contacto más allá del sector de la sanidad, hacia áreas culturales y de otro tipo".

En los últimos meses, se ha rumoreado con la posibilidad de que China y el Vaticano lleguen a un acuerdo sobre el nombramiento de obispos, principal motivo por el que se encuentran enfrentados ambos estados, ya que Pekín no acepta que Roma designe cargos eclesiásticos en territorio chino.

El pasado mes de febrero, un grupo de activistas católicos, la mayoría de ellos de Hong Kong, escribieron una carta para criticar este posible acuerdo y recordaron que el régimen comunista "nunca ha detenido la persecución religiosa".

El Gobierno chino ha creado la Iglesia Católica Patriótica en China -sin el reconocimiento del Vaticano- y ha perseguido y detenido a obispos, sacerdotes y laicos en comunión con la Santa Sede.

China y el Vaticano rompieron sus lazos diplomáticos en 1951, después de que el entonces recién creado régimen maoísta expulsara a misioneros católicos.

Recientemente se han realizado importantes gestos de acercamiento, como el intercambio previsto para este año entre los Museos Vaticanos y la Ciudad Prohibida de unas cuarenta valiosas piezas de sus colecciones para la celebración de una exposición en la Santa Sede y otra en Pekín que marcarán una colaboración sin precedentes.


 



regina