Internacional - Finanzas

Hay miles de millones de dólares que fueron robados por dictadores que, tras las primaveras árabes

2018-03-22

"La mayoría de los dictadores que han sacado dinero al exterior, cuando lo necesiten no...

ROSA MENESES | El Mundo


Según el abogado especial de la ONU Ali bin Fetais al Marri, "los estados no quieren devolver esos activos"

La ONU ha logrado recuperar para Túnez 28,8 millones de dólares esquilmados al Estado por la esposa del presidente derrocado Ben Ali

Nombrado en 2012 Abogado especial regional de la ONU para la Recuperación de Activos Robados, el qatarí Ali bin Fetais al Marri ha sido clave en la repatriación de fondos esquilmados al estado de Túnez. En concreto, bajo su mandato se han podido recuperar 28,8 millones de dólares que Leila Trabelsi -la esposa del derrocado dictador tunecino, Zin el Abidin Ben Ali- había desviado a una cuenta en Beirut.

Pero más allá de este logro, es difícil para la ONU reclamar el dinero que los dictadores han robado a sus pueblos. "Hay activos recuperados y otros congelados. Pero el mayor problema es que los estados donde están esos activos congelados no quieren devolverlos. Y la mayoría de esos países son del primer mundo", apunta Al Marri. "El mejor ejemplo son los 28,8 millones de dólares devueltos a Túnez de la cuenta de Trabelsi. Pero hay miles de millones congelados en el exterior", lamenta.

"La mayoría de los dictadores que han sacado dinero al exterior, cuando lo necesiten no va a poder recuperarlo. Es lo que le ha pasado a Ben Ali y a su familia, al ex dictador egipcio Hosni Mubarak, al ex líder yemení Ali Abdalá Saleh -que sacó miles de millones fuera- y al libio Muamar Gadafi -que puso activos en la mayoría de los países del mundo-", señala Al Marri.

Y esta es la lección que lanza a los sátrapas: "Almacenar dinero para cualquier gobernante es una idea estúpida. Si hubiese invertido esos bienes para su pueblo no hubiese llegado ahí. Pensar que ese dinero les va a proteger de su pueblo es erróneo, porque si lo invirtieran en su sociedad, ese mismo pueblo les hubiera protegido".

Al Marri combina este cargo con el de fiscal general de Qatar y es bajo este paraguas con el que visita estos días España. Durante su estancia en Madrid ha sido condecorado con la Orden del Mérito Civil y su presencia ha servido para rubricar entre España y Qatar un Memorándum Especial de Colaboración Judicial. Mañana en Salamanca firmará un acuerdo con la Universidad para crear la cátedra de Educación contra la Corrupción, a través del fondo contra la Corrupción de la ONU, del que Al Marri también es abogado especial.



yoselin