Internacional - Seguridad y Justicia

A Occidente "se le escapa el genio de la lámpara" en Siria

2018-04-15

Los expertos de la OPAQ podrían concluir que las autoridades sirias no habían...


Sputnik | El reciente ataque contra Siria unió a la población del país e hizo aún más firme su determinación de seguir combatiendo el terrorismo, según afirmó el presidente sirio, Bashar Asad. Sputnik discutió el asunto con el exdiplomático australiano Tony Kevin. El exdiplomático opina que el verdadero objetivo de los ataques era reforzar la idea del supuesto uso de armas químicas por el Gobierno sirio. "Creo que Occidente se veía preocupado ante la próxima visita de los inspectores de la OPAQ a Duma", señaló.

El diplomático explicó que los expertos podrían concluir que las autoridades sirias no habían utilizado armamento químico. Por eso los países occidentales, en particular, el Reino Unido decidieron fiarse de la información falsa, divulgada por los Cascos Blancos y organizaciones parecidas.

El experto expresó su esperanza de que el caso sea investigado, y al mismo tiempo constató que EU, Gran Bretaña y Francia ya habían hecho creer esta información poco fidedigna y hacían que sus aliados de todo el mundo también lo creyeran.

Kevin explicó que en cuanto una historia cruza el mundo y obtiene resonancia, resulta difícil revertir el proceso, aun cuando la información sea falsa.

"El genio está fuera de la lámpara, (…) una vez que las historias salen a la luz, requieren un cierto impulso de los medios, (…) después es difícil darse media vuelta", destacó a Sputnik.

Al tratar de los objetivos de los Cascos Blancos y organizaciones semejantes, el interlocutor de Sputnik resaltó su importancia para Londres y Washington. Según él, dichas organizaciones representan una herramienta que sirve para desestabilizar la república árabe.

Además, cabe destacar que las decisiones del presidente de EU, Donald Trump, y de la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, no obtuvieron apoyo total de las autoridades de ambos países.

El exdiplomático explicó que aparentemente los gobiernos ejecutivos valoran su derecho de declarar guerras. Mientras tanto, ni Trump ni May obtuvieron apoyo de las instituciones ejecutivas antes de emprender el ataque.



JMRS