Internacional - Seguridad y Justicia

Las relaciones internacionales, peor que en los tiempos de la Guerra Fría: Lavrov

2018-04-16

"Creo que ahora es peor, porque durante la Guerra Fría existieron los canales de...

Lavrov concede una entrevista a BBC

MOSCÚ (Sputnik) — El ambiente en las relaciones internacionales actualmente es peor que en los tiempos de la Guerra Fría, afirmó el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov.

El secretario general de la ONU, António Guterres, afirmó con anterioridad que las relaciones internacionales están degenerando hacia una Guerra Fría, al denunciar la falta de los mecanismos de control que antes permitían neutralizar el riesgo de una escalada.

"Creo que ahora es peor, porque durante la Guerra Fría existieron los canales de comunicación, no existía esta obsesión con la rusofobia", dijo Lavrov en una entrevista con la BBC.

Añadió que hoy en día se observa un "genocidio mediante sanciones" contra Rusia.

En cuanto a los mecanismos de distensión, el ministro ruso recordó que los canales de comunicación entre Moscú y Londres fueron cortados por iniciativa del Reino Unido, al igual que los contactos entre los militares.

"Casi dejó de funcionar el Consejo Rusia-OTAN, un mecanismo muy eficaz para fomentar la confianza y la transparencia en las relaciones, la OTAN ahora pretende examinar en esta plataforma solo la situación en Ucrania", constató Lavrov.

Mientras, la Unión Europea, según el canciller ruso, "también cerró todas las plataformas y se comunica con nosotros solo sobre Siria y algunos otros asuntos". 

Rusia está a punto de perder la confianza en sus socios occidentales, declaró el canciller ruso.

"Diría que estamos perdiendo los últimos remanentes de la confianza en nuestros amigos occidentales", dijo Lavrov precisando que "aún no están del todo agotados". El ministro ruso añadió que Occidente se guía por una lógica "muy rara",

"Creen que el castigo es la prueba", dijo Lavrov al referirse a la actuación de los actores occidentales respecto tanto al caso Skripal como al presunto ataque químico en la ciudad siria de Duma.

Las tensiones en Siria

Occidente, con sus declaraciones sobre Siria, incita a los grupos armados ilegales a los combates y alienta la continua violencia en el país árabe, afirmó Serguéi Lavrov.

"Cuando hace algún tiempo, los tres países occidentales (EU, Francia y el Reino Unido) que están liderando esta campaña loca dijeron que 'si Asad usa las armas químicas nosotros responderemos con la fuerza' fue, creo, una señal para los tipos malos, incluyendo a los Cascos Blancos, para que organicen una provocación", dijo Lavrov.

El ministro ruso dijo que las declaraciones de los países occidentales sobre el uso potencial de la fuerza se convirtieron "en una nueva invitación a la oposición armada, a los extremistas, para continuar con los combates, algo que ya están haciendo". Los radicales "no tardaron en atacar Damasco inmediatamente después del bombardeo" que la 'troika' occidental realizó el 14 de abril.

Además, Lavrov insto a que los actores occidentales antes de decir que Asad "volvió a usar" las armas químicas demuestren que lo ha usado siquiera alguna vez.

Dos tercios de misiles lanzados por EU, Francia y Reino Unido no alcanzaron sus objetivos en Siria, reiteró Lavrov.

Al comentar un tuit del presidente estadounidense, Donald Trump, sobre "misiles inteligentes" contra Siria, Lavrov recordó un proverbio de que "para saber si algo es bueno hay que probarlo".

"Contamos que dos tercios de misiles no alcanzaron sus blancos, porque fueron interceptados", añadió.

Occidente busca, promoviendo una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Siria, dar la impresión de que Damasco va a cooperar bajo la presión de los ataques aéreos, afirmó el ministro ruso.

"Estoy seguro de que la idea de impulsar esta resolución consiste en (…) crear la impresión de que Siria y nosotros aceptamos negociar bajo la presión de los bombardeos", dijo en la entrevista.

EU, el Reino Unido y Francia presentaron un borrador de resolución del Consejo de Seguridad que contempla, en particular, crear un mecanismo de investigación de los presuntos casos del uso de armas químicas en Siria.

"Si pretenden restaurar un mecanismo de investigación que no sea transparente ni tampoco independiente y que tome sus decisiones sin el visto bueno del Consejo de Seguridad de la ONU, entonces no lo aceptaremos", subrayó Lavrov.

Lavrov refutó que Rusia y EU estuvieran a borde de una confrontación militar tras los recientes ataques de Siria.

"No creo que la confrontación hubiera estado cerca, estoy convencido de que la situación derivó del comportamiento irracional de nuestros socios occidentales que acusaron al Gobierno sirio y a nosotros en calidad de los aliados del Gobierno sirio del uso de armas químicas contra civiles", dijo.

Recalcó que los países occidentales, sin esperar las conclusiones de una inspección del lugar del supuesto ataque químico por la OPAQ, atacaron Siria justo en el momento cuando los expertos de la organización estaban por partir del Líbano a Siria.

Los ataques de EU, Francia y el Reino Unido contra Siria hicieron que Moscú esté dispuesto a examinar cualquier tipo de ayuda al Ejército sirio, dijo Lavrov.

"Esto nos convence de estar dispuestos a examinar cualquier ayuda al Ejército sirio para contrarrestar la agresión", dijo en la entrevista al contestar a la pregunta de si Rusia podría suministrar a Siria los sistemas S-300. 

Lavrov afirmó que la ayuda servirá para "defender a Siria de la agresión que se efectuó el 14 de abril y que, como dijeron las autoridades de los tres países (EU, Francia, el Reino Unido), continuará".

El ministro ruso recordó que hace varios años Rusia se abstuvo de enviar los sistemas S-300 a Siria a petición de los socios occidentales, sin embargo "ahora que EU, Francia y el Reino Unido perpetraron su indignante agresión debemos pensar en cómo garantizar que Siria esté protegida".

La ONG siria Cascos Blancos acusó a las tropas gubernamentales de haber arrojado desde un helicóptero un barril con un agente tóxico sobre Duma, en Guta Oriental, que supuestamente dejó decenas de muertos y centenares de intoxicados el 7 de abril.

Los Cascos Blancos se definen como una ONG políticamente neutral y no beligerante, dedicada a la protección de civiles en Siria, aunque junto con los vídeos en que rescatan a niños de las ruinas, también circulan en la web imágenes en las que se les ve manipulando las filmaciones, maquillando a las víctimas y dictándoles lo que deben declarar ante las cámaras.

Damasco negó haber lanzado un ataque con armas químicas en Duma

Rusia, por su parte, calificó de "montaje" el supuesto empleo de agentes tóxicos en Duma e insistió en que los expertos de la OPAQ lleven a cabo una investigación sobre el terreno.

La organización internacional confirmó el 14 de abril que sus expertos ya se encuentran en territorio sirio y siguen adelante con el despliegue de su misión, que debe investigar las denuncias del supuesto uso de sustancias tóxicas en Duma, a las afueras de Damasco.

Sin esperar los resultados de la investigación, EU, Francia y el Reino Unido lanzaron en la madrugada del 14 de abril más de un centenar de misiles contra Siria.

Según los aliados, fue un ataque puntual dirigido contra tres instalaciones del supuesto programa clandestino sirio de armas químicas: dos, al oeste de Homs y una en la zona de Damasco.

Rusia condenó en términos enérgicos el ataque al calificarlo de una agresión contra un Estado soberano que está en la primera línea de la lucha contra el terrorismo.

Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia lanzaron el 14 de abril un ataque contra el territorio sirio con el argumento del presunto uso de agentes tóxicos en la ciudad de Duma.

Los tres países del eje occidental dispararon más de un centenar de misiles "inteligentes", la mayoría de los proyectiles fueron interceptados por la defensa antiaérea siria.

"La historia lo pondrá todo en su lugar"

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, condenó el bombardeo a Siria, calificándolo como un acto de agresión contra "un país soberano que está en la primera línea de la lucha contra el terrorismo".

El ataque de los tres estados occidentales se produjo pocas horas antes de que un equipo de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) llegara a Siria para investigar en Duma.

Putin recordó que ni los expertos militares rusos ni los habitantes locales han confirmado ese presunto ataque químico que sirvió de pretexto para los bombardeos occidentales.

Además, el 13 de abril el Ministerio de Defensa ruso divulgó materiales que evidencian que el presunto uso de armas químicas en Duma fue un montaje orquestado por los grupos armados sirios con el patrocinio de Occidente. 

No puedes hablar, ¡estas intoxicado en Siria!

La cuestión 'química'

El ministro ruso de Exteriores calificó de indignante que la responsabilidad del acuerdo internacional de desarme químico de Siria recaiga únicamente en Rusia.

"Cuando se escuchan voces de que Rusia tiene la responsabilidad de que Damasco cumpla la Convención sobre Armas Químicas, es algo indignante ", dijo Lavrov en declaraciones a la cadena británica BBC.

El ministro recordó en este contexto que el desarme químico fue una acción internacional que se llevó a cabo también con la participación de EU. 

Lavrov, enfatizó, además, que Rusia terminó en 2017 el programa de destrucción de las armas químicas en su territorio, hecho que fue verificado y "aplaudido" también por la OPAQ.

"En cambio, EU, lamentablemente, evita cumplir las obligaciones que asumió" en la materia de la destrucción de las armas químicas y "no hace más que procrastinar", dijo el canciller ruso. 

Asimismo, Rusia espera que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) le aclare si los expertos hallaron la sustancia química BZ en el lugar del incidente en la ciudad británica de Salisbury.

El canciller ruso había denunciado que la OPAQ no incluyó en su informe sobre el ataque en Salisbury los resultados de la investigación de un laboratorio de Suiza, según los cuales el ex agente doble Serguéi Skripal y su hija fueron envenenados con una sustancia química BZ, jamás desarrollada en Rusia o la Unión Soviética pero sí en EU y el Reino Unido.

"Preguntamos a la OPAQ, en la que confiamos, si es verdad que junto con ?-234 fue encontrada también BZ; esperamos la respuesta de la OPAQ, en la que claro que confiamos, pero queremos confiar y también verificar", señaló en entrevista con la cadena BBC. 

Lavrov estimó, además, que la provocación con el caso Skripal beneficia sobre todo al Reino Unido que la aprovechó para "regresar al proscenio de la política internacional de una manera muy negativa, agresiva y extraña".

Serguéi Skripal, un exoficial de la inteligencia militar rusa reclutado en los años 90 por el servicio secreto británico MI6 y naturalizado en el Reino Unido, y su hija Yulia, quien es nacional de Rusia, fueron hallados a principios de marzo pasado inconscientes cerca de un centro comercial en la ciudad británica de Salisbury.

Yulia fue la primera en recuperar el conocimiento a finales de marzo y la semana pasada se anunció que también Serguéi Skripal salió del estado crítico y responde bien al tratamiento.

Nada más abierta la investigación, que según Scotland Yard se prolongará por varios meses, Londres responsabilizó a Moscú de estar detrás del supuesto intento de envenenamiento de los Skripal, alegando que la sustancia procede de Rusia.

Moscú rechaza las acusaciones de Londres, por considerarlas infundadas, y reclama acceso a las evidencias para poder colaborar con la investigación.

Según el informe de la OPAQ, los resultados de los análisis de las muestras ambientales y biomédicas que los expertos de la organización recogieron en el territorio británico "confirman las conclusiones del Reino Unido en relación con la identidad de la sustancia química usada en Salisbury".

Al mismo tiempo el documento no contiene información alguna sobre la procedencia de la sustancia.

La rivalidad entre Mosú y Washington

Las sanciones de Estados Unidos buscan castigar al pueblo ruso por su elección en los comicios presidenciales del 18 de marzo, declaró el ministro ruso.

"No solo son amenazas de castigar a los que mantienen contactos con el Gobierno sirio, sino una amenaza, como vemos, dirigida para castigar a todo el pueblo ruso por una elección 'incorrecta' que hizo en los comicios", señaló.

El canciller ruso añadió que Washington "no dice la verdad" afirmando que nunca apuntará a los rusos de a pie, pero sí a los oligarcas, políticos y militares que "supuestamente desestabilizan al mundo".

Según Lavrov, el objetivo real de las sanciones es "alarmar a miles, decenas de miles y cientos de miles de los rusos".

Al comentar las palabras del presentador, Stephen Sackur, de que la economía rusa es vulnerable ante la presión, Lavrov indicó que no hay por qué preocuparse: "No se preocupen, lo aguantaremos", sostuvo. 



regina