Internacional - Economía

Exigencia de Estados Unidos podría alejar a China: pide que reduzca su superávit comercial

2018-05-04

El viernes, en Washington, el presidente Trump dijo: "Tenemos que ser justos en el comercio...

Por GILLIAN WONG, PAUL WISEMAN y DAKE KANG


BEIJING (AP) — Una lista de exigencias enérgicas que el gobierno de Donald Trump entregó a China esta semana podría dificultar aún más la resolución de un conflicto comercial entre las dos economías más grandes del mundo.

Así opinaron varios analistas comerciales que dicen que la insistencia de Estados Unidos en que Beijing ayude a reducir el enorme déficit comercial de Estados Unidos con China, en 200,000 millones de dólares para finales de 2020, entre otras demandas, tiene más probabilidades de aumentar las tensiones que de calmarlas.

Un funcionario estadounidense confirmó la autenticidad de un documento que incluye esa y otras exigencias presentadas a China antes de dos días de conversaciones comerciales que concluyeron el viernes. El funcionario solicitó el anonimato debido al carácter confidencial de las conversaciones.

El viernes, en Washington, el presidente Trump dijo: “Tenemos que ser justos en el comercio entre Estados Unidos y China, y lo haremos”. Trump hizo campaña para la presidencia con la promesa de reducir el déficit comercial de Estados Unidos con China, que el año pasado ascendió a 337,000 millones de dólares en bienes y servicios.

Previamente, el presidente Trump se había pronunciado a favor de que Beijing recortara en 100,000 millones de dólares su crónico superávit comercial, que según Washington alcanzó el año pasado la cantidad sin precedentes de 375,200 millones de dólares.

Al término de las conversaciones, el Ministerio de Comercio chino dijo que ambas partes acordaron establecer un mecanismo con el que intenten solucionar la disputa, aunque persisten diferencias, informó la prensa estatal china. El despacho no abundó en detalles y dejó entrever que se había logrado pocos avances.

El documento estadounidense descrito en un aviso introductorio entregado a la delegación china antes de la visita esta semana del secretario del Tesoro estadounidense Steven Mnuchin y otros funcionarios estadounidenses.

También incluye exigencias de que China suspenda de inmediato los subsidios a sectores incluidos en un plan industrial clave. China debe poner fin a algunas de políticas relacionadas con las transferencias de tecnología, un aspecto crucial en la tensión subyacente en la disputa, según el texto en la lista.

Estados Unidos quiere que China no adopte represalias por las medidas contra esa práctica. Por ejemplo, Estados Unidos afirma que China debe acceder a no afectar a los agricultores estadounidenses ni sus productos, y “no oponerse, impugnar o adoptar represalias” cuando Estados Unidos proceda a restringir las inversiones chinas en Estados Unidos en sectores delicados.

A los analistas estadounidenses les impresionó la agresividad de las demandas del equipo de Trump. Eswar Prasad, profesor de política comercial en la Universidad de Cornell, dijo que el enfoque duro “hace más difícil imaginar un camino hacia una solución negociada”.

Prasad dijo que los chinos están abiertos a negociaciones sobre abrir aún más su mercado y hacer un mejor trabajo en la protección de la propiedad intelectual. “Sin embargo, es evidente que Beijing no está de humor para cumplir con las expectativas de capitulación del equipo estadounidense ante las amenazas de aranceles y otras sanciones comerciales”, agregó.



Jamileth