Internacional - Política

Trump resalta los años que la directora de la CIA pasó "cazando terroristas"

2018-05-21

"Tras los atentados del 11-S se pasó los tres siguientes años cazando...

Rafael Salido

 

Washington, 21 may (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no escatimó elogios hacia quien hoy se convirtió en la primera mujer en dirigir la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Gina Haspel, de quien destacó los tres años que pasó "cazando terroristas" tras los atentados del 11 de Septiembre de 2001.

"Tras los atentados del 11-S se pasó los tres siguientes años cazando terroristas sin descanso", resaltó Trump durante la ceremonia de jura del cargo de Haspel que tuvo lugar este lunes en la sede de la CIA.

Así, lejos de evitar la polémica, el presidente optó por zambullirse de lleno en la controversia que ha rodeado el nombramiento de Haspel por su pasado vinculado a la práctica de torturas por parte de la emblemática agencia de inteligencia.

"Gina es una persona fuerte y dura, que nunca da un paso atrás a la hora de defender al país", valoró Trump, cuyo Gobierno se ha visto obligado en las últimas semanas a realizar una férrea defensa de la ahora flamante nueva directora, a pesar de sus intachables credenciales profesionales.

El nombre de Haspel saltó a las portadas por primera vez en febrero de 2017, cuando la web de investigación ProPublica publicó un artículo en el que acusaba a la agente de haber supervisado las torturas sufridas por los presuntos terroristas de Al Qaeda Abu Zubaydah y Abd al Rahim al Nashiri.

A pesar de que la web llegó a desdecirse de estas acusaciones, desde que el propio Trump anunciara la nominación de Haspel a finales de marzo, se han sucedido las informaciones que denunciaban el papel de la entonces agente de campo tanto en las torturas como en la eliminación de pruebas de las mismas.

Esta situación llevó en las últimas semanas tanto a la Casa Blanca como a la propia CIA a iniciar una campaña de lavado de imagen cuyos frutos fueron recogidos por el Gobierno el pasado jueves, cuando Haspel fue finalmente confirmada por el Senado, con 54 votos a favor y 45 en contra.

"Vives la CIA, respiras la CIA y ahora dirigirás la CIA", le dijo Trump directamente a Haspel durante la ceremonia, instantes antes de asegurar que "no hay nadie mejor cualificado para el puesto" en todo el país.

Tampoco Haspel evitó referirse a su pasado, que tras 33 años de carrera en la institución no deja de ser también el pasado de la propia agencia que en 2017 celebró su 70 aniversario.

"Nuestro reto es ser siempre los mejores, no podemos dormirnos en los laureles. Debemos aprender del pasado, pero no podemos vivir en el pasado", sostuvo Haspel.

Hace cuatro años el entonces presidente del país, Barack Obama (2009-2017), reconoció que Estados Unidos había cometido actos de tortura después de los atentados del 11 de Septiembre de 2001, lo que fue calificado por el mandatario de "error".

A pesar de que durante su audiencia de confirmación, celebrada a comienzos de mayo, Haspel defendió que su "código moral" es fuerte y que por lo tanto no permitiría la vuelta de la CIA al oscurantismo de comienzos de milenio, hoy la agente de 61 años se comprometió a hacer todo lo que esté en su "poder" para proteger al país.

En este sentido, la dedicación de Haspel a la agencia de inteligencia es innegable e incluso le valió numerosos reconocimientos a su trayectoria profesional, como la medalla de Inteligencia al Mérito Civil o el premio George H.W. Bush a la Excelencia en Labores de Contraterrorismo.

Sin embargo, la propia Haspel restó importancia a ello al asegurar que su trayectoria en la CIA "más que una carrera, ha sido una vocación".

La nueva directora apuntó, además, algunas de las que serán sus prioridades, entre las que destacó la necesidad de desplegar más agentes en el extranjero y de mejorar los servicios lingüísticos de la agencia, para así "combatir el terrorismo global".

Respecto al hecho de ser la primera mujer en dirigir la CIA, Haspel se mostró orgullosa de unirse a la lista de féminas que "retaron a los estereotipos y derribaron barreras".

Por último, Haspel llamó a los agentes de la CIA, a los que calificó de "tesoro nacional", a convertirse en "mentores" y "modelos a seguir" para la nueva generación de empleados de la institución.



Jamileth