Internacional - Economía

El FMI "azuza los peores demonios argentinos"

2018-05-31

El catedrático de Historia de América de la UNED considera que "el gran demonio...

 

Madrid, 31 may (EFE).- La decisión del presidente de Argentina, Mauricio Macri, de acudir al Fondo Monetario Internacional (FMI) para controlar la inflación y la devaluación del peso ha azuzado "los peores demonios argentinos", advierte el experto Carlos Malamud en un artículo publicado hoy en Firmas de EFE.

En su artículo (https://www.efedocanalisis.com/category/firmas/), el catedrático de Historia de América de la UNED considera que "el gran demonio emergió" cuando Macri anunció que recurriría al FMI "para cortar la hemorragia que suponía la simultánea subida de los tipos de interés hasta el 40%, la devaluación del peso por encima del 15% en el mes previo y la pérdida de más de 6,000 millones de dólares en reservas".

En este contexto, Malamud hace referencia al origen de los temores: "Ante la debilidad oficialista, el peronismo se creció y tendió a converger. Para comenzar, los sectores más próximos al kirchnerismo, decidieron contraatacar debilitando a un gobierno en horas bajas".

El académico considera que la expresidenta Cristina Fernández "liberó la bestia" cuando difundió un "largo y autojustificativo escrito con motivo del 15º aniversario de la llegada de (su difunto esposo) Néstor Kirchner al poder", en el que "cargó las tintas contra Macri y el FMI".

"Señalaba triunfalmente que si bien su marido alcanzó la presidencia en medio de una grave crisis financiera, en solo dos años y medio de gestión reestructuró el 76% de la deuda externa en default, pagó todo lo que se le debía al Fondo y desarrolló una exitosa política económica nacional autónoma", relata Malamud.

Pero -agrega- Fernández ocultó que si Kirchner hizo todo eso es porque su gestión coincidió con el inicio del "súper ciclo de las commodities", con el consiguiente aumento del precio de las materias primas.

"Tampoco dice que la recuperación había comenzado con Eduardo Duhalde y la gestión de su ministro de Economía Roberto Lavagna, mantenido incluso al comienzo del kirchnerismo", argumenta Malamud.

Sobre esa "ofensiva kirchnerista", el experto dice que también pesó la gran manifestación del pasado 25 de mayo, convocada por la oposición, bajo el lema "La Patria está en peligro" y en la que se leyó la proclama "No al FMI". Un acto que fue apoyado por actores, como Leonardo Sbaraglia, Rita Cortese y Darío Grandinetti.

A juicio de Malamud, "la situación es muy delicada, a tal punto que una reciente encuesta de Ipsos Argentina dice que el 69% de los consultados está entre bastante y muy preocupados por el precio del dólar".



Jamileth