Internacional - Seguridad y Justicia

Teherán, los unos y los otros

2018-06-05

Así lo afirmó hoy Maja Kocijancic, portavoz de la Alta Representante de la...


(ANSA) - TEHERAN, 5 JUN - Irán inició hoy procedimientos de preparación en la planta nuclear de Natanz para la construcción de nuevas centrífugas, una medida que carece de contradicciones con el acuerdo nuclear, según el criterio de la Unión Europea. Lo anunció hoy el jefe de la Agencia de energía atómica de Teherán, Ali Akbar Salehi.
    
"Ayer le escribimos una carta a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), pero hoy hemos comenzado a dar pasos concretos: normalmente se necesitarían seis o siete años. En el estado actual estaremos listos en semanas o meses", dijo Salehi.
    
El funcionario resaltó, además, que serán respetados los parámetros del acuerdo internacional. La iniciativa para la activación de nuevas centrífugas en la planta de Natanz no parece, sobre la base de una "primera evaluación", constituir "una violación del acuerdo" internacional sobre el programa nuclear.
    
Así lo afirmó hoy Maja Kocijancic, portavoz de la Alta Representante de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini.
    
Pero Israel, por el contrario, puso el grito en el cielo con el anuncio de Teherán. De hecho, el premier israelí, Benyamin Netanyahu, aseveró: "No estamos sorprendidos y no permitiremos a Irán que tenga armas nucleares".
    
"Hace dos días -indicó- el ayatolá Ali Jamenei, el líder de Irán, dijo que quiere destruir a Israel".
    
"Ayer expresó cómo quiere alcanzar este objetivo: con el enriquecimiento ilimitado de uranio para crear un arsenal nuclear", insistió el premier israelí en París, donde se reunió con el presidente Emmanuel Macron.
    
Por su parte, el ministro de Inteligencia, Israel Katz, habló de una "coalición militar" contra Irán compuesta por potencias occidentales y por aliados árabes si Teherán aumentara el uranio enriquecido de manera "descontrolada". El lunes, Jamenei ordenó que se realicen los preparativos para aumentar la capacidad de enriquecimiento de uranio "La Organización de Energía Atómica de Irán tiene que preparar inmediatamente las medidas necesarias para alcanzar (uranio enriquecido) hasta 190,000 uts (unidades de trabajo de separación), en el marco del acuerdo nuclear", aseveró el Líder de la Revolución Islámica de Irán. "Algunos Gobiernos europeos esperan que Irán soporte las sanciones, renuncie a sus actividades nucleares y continúe observando limitaciones. Les digo a esos gobiernos que ese mal sueño nunca se hará realidad", añadió Jamenei.
    
"La guía suprema nos había advertido que no podíamos confiar en los socios, y entendimos que no deberíamos quemar los puentes del pasado", declaró, por su parte, Salehi, quien hizo hincapié en que en la planta de Natanz "se ha creado una gran infraestructura". Teherán aseveró luego que no está dispuesto a renegociar el acuerdo ni a poner sobre la mesa el programa de misiles, ni a cumplir los compromisos en caso de nuevas sanciones.
    
Esos temas volvieron a ser el centro de atención ayer, en la reunión entre la canciller alemana, Angela Merkel, y Netanyahu.
    
Alemania e Israel "acordaron que deben hacerse todos los esfuerzos diplomáticos tanto para el programa de misiles iraní como para las actividades de Irán en Yemen y la presencia en Siria".
    
Esas preocupaciones fueron confirmadas hoy por Macron en su reunión con Netanyahu, no obstante defendió el acuerdo nuclear. El acuerdo permite a Irán enriquecer uranio al 3,67%, muy por debajo del 90% estimado para producir un arma atómica. Antes del acuerdo, Teherán enriqueció uranio al 20%.



regina