Internacional - Política

Erdogan también controla los teatros

2018-07-11

De un golpe, estos entes estatales y sus respectivas estructuras y competencias fueron transferidos...


(ANSA) - ESTAMBUL, 11 JUL - El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, no perdió el tiempo y ya puso en marcha sus superpoderes, al firmar el primer decreto que impone una masiva reorganización de la burocracia que coloca bajo su control los teatros. Pocas horas después de haber asumido como el primer presidente de Turquía, Erdogan dispuso que estarán bajo su control los teatros estatales, la Opera y el Ballet del país.
    
De un golpe, estos entes estatales y sus respectivas estructuras y competencias fueron transferidos desde el ministerio de Cultura a la gestión de la presidencia.
    
Es una de las tanta reorganizaciones que se dan en el país, que atraviesa la más grande transición institucional desde el nacimiento de la república, tras la caída del Imperio Otomano. Pero el objetivo de esta medida no pasó inadvertido, teniendo en cuenta que afecta gravemente al mundo del arte y de la cultura en general que, desde siempre, Erdogan miró con desconfianza, considerándolo expresión de la elite laica y progresista que lo rechaza. En espera de las nuevas reglamentaciones internas, todavía no está claro cómo se verán afectados los espectáculos y proyectos artísticos, pero para la oposición es la enésima centralización de los poderes en el "régimen de un hombre solo" que el líder de Ankara está llevando a cabo.
   
Incluso en las redes sociales hubo expresiones de rebelión. Pero en la "nueva Turquía" promovida por Erdogan hay cada vez menos espacio para la expresión del disenso. Lo demuestra el arresto que se produjo hoy de cuatro estudiantes de la prestigiosa Universidad Técnica de Medio Oriente de Ankara, acusados de "haber insultado" al presidente.
    
La semana pasada, los jóvenes habían desfilado durante la tradicional ceremonia de graduación con una pancarta que reproducía una portada de 2005 del semanario satírico "Penguen" -hoy cerrado-, en el que algunos animales aparecen con el rostro de Erdogan, debajo de la frase "De ahora en adelante, el reino de Tayyip". Tres de los estudiantes fueron acusados de haber mostrado la pancarta y un cuarto de haberla transportado físicamente hasta la universidad. La decisión de hoy de los jueces en contra de estos jóvenes suscitó polémicas aún más fuertes porque en el pasado Erdogan ya había acusado al autor de aquella caricatura, en una causa judicial que perdió. En aquel entonces, el tribunal había establecido que el dibujo de "Penguen" estaba "dentro de los límites de la libertad de expresión". Además, aquella portada había sido a su vez publicada en solidaridad con otro dibujante, sancionado por haber representado al presidente turco con el cuerpo de un gato.



regina