Migración

España vive nueva entrada masiva de inmigrantes en su frontera con Marruecos

2018-08-22

Este último salto protagonizado por 116 inmigrantes eleva a 1,400 el número de...

 

Madrid, 22 ago (EFE).- La entrada de manera irregular a España de más de cien subsaharianos al saltar la valla fronteriza que separa la ciudad española de Ceuta del vecino Marruecos, en el norte de África, puso hoy de nuevo el foco en este fenómeno, cada vez más violento, al que se suma la masiva llegada de inmigrantes por mar.

Este último salto protagonizado por 116 inmigrantes eleva a 1,400 el número de personas que han entrado este año en España por esa vía.

Según fuentes de la Guardia Civil española, siete agentes de este cuerpo de seguridad resultaron heridos de diversa consideración -uno fue llevado al hospital- debido a la violencia de los inmigrantes, que no pudieron ser contenidos.

Los asaltantes emplearon cizallas, palos y objetos cortantes, cal viva, ácido de baterías y excrementos, que arrojaron a los guardias, como ya ocurrió en el último salto masivo, ocurrido hace casi un mes.

Los 116 subsaharianos accedieron a Ceuta por la zona de Finca Berrocal, el mismo lugar por donde el pasado 26 de julio consiguieron entrar otras 602 personas.

Una vez en Ceuta, corrieron hacia el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), que sigue colapsado tras la última llegada masiva de inmigrantes.

Las ambulancias de la Cruz Roja, que cubrían el rezo de inicio de la pascua musulmana, tuvieron que dirigirse urgentemente hasta las inmediaciones del CETI, donde atendieron a varios subsaharianos de heridas, cortes y contusiones leves.

Cinco de los inmigrantes fueron trasladados al hospital debido a cortes de las concertinas (alambre de cuchillas) del vallado fronterizo.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, transmitió todo su apoyo a las fuerzas de seguridad, en particular a los agentes heridos hoy, ya que están afrontando de forma "ejemplar" el "desafío migratorio", en un mensaje en Twitter.

"El #Gobierno trabaja por el diálogo y la cooperación con países de origen y tránsito y por una gestión común, eficiente y humanitaria de la migración", señaló Sánchez.

Según la secretaria española de Estado de Seguridad, Ana Botella, este último salto a la valla de Ceuta responde "a una escalada que venía larvándose desde hace tiempo", debido al cierre de las puertas de salida de los emigrantes de África por el Mediterráneo oriental y central.

También recordó que el Gobierno trabaja "en una alternativa a las concertinas", que sea "mucho menos lesiva y más efectiva en evitar los saltos".

La agresividad empleada por los inmigrantes en este asalto masivo ha rescatado las peticiones de las asociaciones de guardias civiles de que se refuerce la protección de los agentes que trabajan en ese perímetro fronterizo entre Ceuta y Marruecos, ya formuladas tras el salto de la valla por parte de 600 personas el pasado 26 de julio.

A raíz de ese suceso, el Ministerio español del Interior reforzó la plantilla de la Comandancia de la Guardia Civil de Ceuta con una veintena de nuevos agentes, cinco vehículos de apoyo y un helicóptero con visión nocturna y base permanente en esa ciudad, un dispositivo que se dijo será ampliado de manera progresiva.

Las demandas de los guardias civiles pasan porque se permita el uso de medios para el control de masas, como escudos que puedan repeler los productos que los inmigrantes arrojan contra ellos, y material antidisturbios, entre otros.

Temen que, de no reforzar los medios de los agentes, sus vidas puedan llegar a correr peligro, sobre todo en asaltos como el producido hoy, en el que los inmigrantes emplearon una gran violencia, según informaron a Efe fuentes de ese cuerpo de seguridad.

Según los últimos datos publicados hoy por el Ministerio del Interior, hasta el 15 de agosto, el total de llegadas de inmigrantes a España, tanto a través del mar como por las fronteras terrestres, asciende a 29.541 personas, 16.443 más que en el mismo periodo del año anterior que fueron 13.098.

Sin contabilizar este último asalto, se habían registrado 1.281 llegadas de inmigrantes por la frontera de Ceuta, un 21 % menos que en el mismo periodo de 2017, que fueron 1.623 los llegados por esta vía terrestre.

Con la entrada de hoy, siguen siendo inferiores las cifras de llegadas por la valla de Ceuta respecto al mismo periodo del año anterior.



Jamileth