Tendencias

Trump amenaza romper el comercio mundial 

2018-08-31

Mientras tanto, Washington bloqueó el nombramiento de nuevos jueces en los tribunales de la...

Por Claudio Salvalaggio | ANSA Latina


Donald Trump insiste con la guerra comercial


Donald Trump sigue en contra de todos, el magnate reabre los diversos frentes de la guerra comercial, con efectos negativos en las bolsas del planeta, ya afectadas por las tensiones de Argentina y Turquía. Con un golpe duro, en medio de una entrevista con la agencia Bloomberg, el presidente estadounidense enarboló la amenaza de dejar la Organización Mundial de Comercio (OMC), bramó con nuevas restricciones arancelarias a China por 200 mil millones de dólares y rechazó la oferta europea de "arancel cero" para los automóviles de importación de uno y otro lado del Atlántico.

"Si no cambia, me retiraré de la OMC", prometió Trump, quejándose de que esa organización, que regula el comercio internacional, trata "injustamente" a Estados Unidos. Con esa eventual salida, se resquebrajaría el sistema de comercio global al que Estados Unidos ayudó a dar forma. La menaza del republicano también resalta el conflicto entre sus políticas proteccionistas y el libre comercio regulado y alentado por la OMC.
    
Mientras tanto, Washington bloqueó el nombramiento de nuevos jueces en los tribunales de la OMC a cargo de resolver las disputas, lo que aumenta el riesgo de paralizar sus actividades.

La UE ya había dicho que estaba dispuesta a reformar la OMC y en septiembre el presidente de la comisión de Comercio del Parlamento Europeo, Bernd Lange, presentará una propuesta para ver si Estados Unidos realmente está interesado en hacerlo.

Quizás las amenazas de Trump son sólo una forma de mantener a todos bajo control y lograr mejores resultados al negociar desde una posición de fortaleza, con una economía que parece en avance, aunque las preocupaciones crecen. Especialmente en Europa, donde Bruselas está lista para responder a una eventual ruptura de la "tregua" alcanzada con Estados Unidos en julio pasado, como advirtió el presidente de la Comisión de la UE, Jean-Claude Juncker en una entrevista en la televisión alemana ZDF, donde hizo hincapié en que a veces sucede que los "alto el fuego" se rompen pero luego continúan respetándose.

La comisario de Comercio de la UE, Cecilia Malmstroem, explicó al Parlamento Europeo el jueves que Bruselas está lista para eliminar todos los aranceles sobre automóviles y otros bienes industriales si es que Estados Unidos hace lo mismo.

La oferta "no es lo suficientemente buena", replicó Trump, manteniendo el 25% de los aranceles a los automóviles y acusando a la UE de ser tan mala como China en el frente comercial, con la diferencia de que es "más pequeña". El magnate apuntó que los europeos prefieren "comprar sus automóviles, no los nuestros". En este punto, la UE no parece replicas e incluso podría hacer algunas concesiones, tal vez para reequilibrar el déficit comercial estadounidense con Europa.

Mientras que la tensión aumenta de nuevo con Europa, Trump no se rinde incluso con Pekín, contra el que se ha decidido incrementar el nivel de confrontación, ya que anuncia la próxima semana una tercera ola de las tarifas arancelarias sobre unos 200 mil millones de dólares en productos fabricados en China.
    
Indiscreciones que desencadenaron la reacción negativa de Wall Street y otras bolsas de valores, mientras que Ford anunció que había cancelado sus planes de importar un modelo de Focus, el Crossover, producido en China, a Estados Unidos.

Los rumores se agitan mientras Estados Unidos se compromete a negociar con Canadá para que entre en el Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, o NAFTA en inglés), ya firmado entre Estados Unidos y México, dando lugar a un pacto 2.0. La fecha límite es hoy, pero las negociaciones se han complicado por los rumores que llegaron a Toronto, sobre declaraciones de Trump, aunque en su entrevista con Bloomberg aclaró que no hizo ningún comentario off the record poco diplomático, diciendo que cualquier acuerdo con Canadá estará basado "totalmente en nuestras condiciones". (



regina