Internacional - Política

May descarta dimitir tras las presiones internas y defiende su plan para el Brexit

2018-09-12

Los diputados del conocido como Grupo de Investigación Europea se reunieron el martes por la...

 

LONDRES, (Reuters/EP) - La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, responderá a cualquier intento por apartarla de su actual cargo, según un portavoz que ha descartado cambio alguno pese a las presiones de un grupo al que se habrían sumado ya medio centenar de diputados del Partido Conservador.

Los diputados del conocido como Grupo de Investigación Europea se reunieron el martes por la noche para evaluar "posibles escenarios durante el otoño" dependiendo del acuerdo que la primera ministra alcance o no con la UE, según ha contado uno de los asistentes a la BBC.

Durante el encuentro, fueron varias las voces que sostuvieron que May "tiene que irse", "es un desastre" y "esto no puede seguir así.". Una de las fuentes consultadas ha indicado que "la gente siente que el liderazgo está desfasado", si bien también hubo quien dijo que un cambio de líder "es una idea estúpida ahora".

Un portavoz de May ha dejado claro este miércoles que la 'premier' no contempla la idea de dimitir y plantará cara en caso de rebelión. En este sentido, ha defendido que el de la primera ministra es el único plan "creíble y negociable" para llegar a un acuerdo con la UE sobre el Brexit, en respuesta a las alternativas presentadas en relación a la frontera norirlandesa.

En público, por ahora, las voces críticas optan por no pedir la dimisión de May. "La política necesita un cambio, pero apoyo a la persona", ha declarado Jacob Rees-Mogg, líder del grupo disidente.

"Theresa May tiene enormes virtudes, es una primera ministra muy diligente y tiene mi apoyo. Lo único que quiero es cambiar un aspecto de su política", ha argumentado el diputado.

También se ha expresado en la misma línea el exministro británico para el Brexit David Davis: "Discrepo con ella en una cosa, pero debería seguir en el cargo porque necesitamos estabilidad y un Gobierno respetable".

"CAMBIOS DE POSICIÓN"

Entretanto, May intenta permanecer al margen sobre el revuelo que la rodea, si bien la futura salida de Reino Unido de la UE es un debate omnipresente en la política británica y ha vuelto a ser tema destacado este miércoles en la sesión de la Cámara de los Comunes.

La primera ministra ha advertido de que, si no hay ningún acuerdo entre las partes, también habrá "cambios de posición" en relación con el dinero que Londres ha aceptado a pagar, fijado en el pacto provisional para la transición en una horquilla de entre 35,000 y 39,000 millones de euros.

"Somos un país que cumple sus obligaciones, que cree en el Estado de Derecho y, por tanto, que cree en respetar todas las obligaciones legales (...). Sin embargo, planteamos la oferta específica en aras de nuestro deseo de llegar a un acuerdo con la UE", ha dicho May, que ha parafraseado a las negociadores europeos para recordar que "nada está acordado hasta que todo está acordado".



Jamileth