Religión

Países Bálticos y acuerdo con China en audiencia

2018-09-26

Francisco recordó que en Lituania los católicos son mayoría, mientras en...

 

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 26 SET - El papa Francisco evocó en la audiencia general de hoy el viaje apostólico recién concluido a Lituania, Letonia y Estonia, y se refirió al acuerdo con Pekín sobre el nombramiento de los obispos católicos en China.

Francisco recordó que su viaje fue "en ocasión del centenario de la independencia de estos países llamados Bálticos". "Son pueblos que sufrieron mucho", bajo la ocupación nazi y la soviética, "y por eso el Señor los miró con predilección".

"Mi visita fue en un contexto muy cambiado respecto del que encontró San Juan Pablo II: por eso mi misión era anunciar nuevamente a estos pueblos la alegría del Evangelio y la revolución de la misericordia, de la ternura, porque la libertad no basta para dar sentido y plenitud a la vida sin el amor, el amor que viene de Dios", explicó.

Francisco recordó que en Lituania los católicos son mayoría, mientras en Letonia y Estonia prevalecen los luteranos y ortodoxos, pero muchos se alejaron de la vida religiosa.

"Por lo tanto el desafío es reforzar la comunión entre todos los cristianos, ya desarrollada durante el duro período de la persecución. La dimensión ecuménica era intrínseca a este viaje", subrayó.

Francisco contó que exhortó a no olvidar y custodiar la memoria de los mártires, para seguir sus ejemplos, y dijo que en Vilnius rindió homenaje a las víctimas del genocidio judío en Lituania, a 75 años del cierre del gran ghetto, que fue la antecámara de la muerte para decenas de miles de judíos.

Luego se refirió a la cuestión de la Iglesia china, anunciando la publicación de un Mensaje para los católicos chinos tras la firma en Pekín del Acuerdo provisorio entre la Santa Sede y el gobierno de Pekín sobre el nombramiento de los obispos.

"Queridos hermanos y hermanas, tenemos una tarea importante.
Estamos llamados a acompañar con ferviente plegaria y fraterna amistad a nuestros hermanos y hermanas en China. Ellos saben que no están solos. Toda la Iglesia reza con ellos y por ellos", concluyó Francisco. (ANSA).



regina