Reportajes

El abogado de las víctimas de Iguala: "Están encubriendo a autoridades de alto nivel"

2018-09-26

En ese momento Rosales cogió su coche y condujo siete horas para encontrarse, en las...

EL MUNDO-PABLO SÁNCHEZ OLMOS

La vida de Vidulfo Rosales, al igual que la de los familiares de los 43 estudiantes de Iguala, cambió radicalmente el 27 de septiembre del 2014. Abel Barrera, director del Centro de Tlachinollan, donde Rosales era el encargado del área jurídica, le llamó para contarle que la policía estaba disparando contra estudiantes normalistas en Iguala. En ese momento Rosales cogió su coche y condujo siete horas para encontrarse, en las oficinas locales de la Procuraduría, con los pocos estudiantes supervivientes.

El primer objetivo era salir de ahí con vida ya que, según recuerda, el lugar estaba plagado de "halcones" ligados al crimen organizado local, que buscaban a cualquier persona vinculada a los estudiantes ya desaparecidos. Horas después, llegó a estas oficinas una orden para que se escoltara a Rosales, y a los supervivientes, en un autobús hacia Chilpancingo, a donde llegaron sanos y salvos esa misma noche. Desde entonces, Rosales se ganó la confianza del círculo familiar de los estudiantes desaparecidos. Sus orígenes humildes e indígenas, de la comunidad me'phaa, y su pasado como activista y defensor de los derechos humanos avalaron su elección como representante legal de las familias. Rosales atiende la llamada de EL MUNDO para compartir algo que conoce mejor que nadie: los detalles de una investigación cargada de controversia y el sufrimiento de unos familiares que, cuatro años después de la tragedia, siguen sin tener claro qué ocurrió con sus hijos.

P=¿Cómo llega de ánimos el conjunto de los afectados a este cuarto aniversario?

R=Todos los aniversarios son difíciles y complejos pero, a una distancia de cuatro años, el dolor es más acentuado y lacerante. Los familiares han naufragado en la búsqueda de justicia con un Gobierno insensible que lo único que ha hecho es poner obstáculos para el conocimiento de la verdad, defender tesis equivocadas y hacer investigaciones deficientes y parciales. Todo eso ha hecho más doloroso el duelo para las familias.

P=¿No cree que a la Procuraduría General de la República (PGR) ha hecho todo lo posible por esclarecer el caso?

R=No, lo que han hecho es una investigación que ensució el conocimiento de la verdad. La evidencia de ello es que casi todos los detenidos que confesaron haber incinerado a los estudiantes fueron torturados. Con la tortura no se puede conocer la verdad, esas personas dicen lo que los torturadores quieren que digan.

P=Entre los presuntos implicados en la desaparición encontramos políticos, militares, policías y narcotraficantes, ¿cree que la PGR tenía miedo de lo que se podía encontrar?

R=Sí, están encubriendo a autoridades de alto nivel implicadas directa o indirectamente en el caso. Eso es lo que hace el Gobierno, y por eso no quieren que se lleve a cabo una investigación independiente y objetiva.

P=Durante el período de investigación ¿qué irregularidades han llamado más su atención?

R=La tortura en el momento de la detención y la confesión sobre la incineración de los estudiantes, la manipulación de las pruebas en el río San Juan... Además hay varias lineas de investigación manifiestas que la PGR dejó de impulsar de manera deliberada. Hemos perdido cuatro años sin que se hayan retomado esas líneas, sin que se investigue al Ejército y la Policía Federal, ni tampoco las conexiones con el narcotráfico o las señales de los teléfonos de los estudiantes que siguieron activas mucho después del día 27.

P=¿Cómo han tratado el gobierno de Peña Nieto y las instituciones federales a los familiares de las víctimas?

R=Nos han tratado de una manera insensible. Han litigado cuanto han podido para obstaculizar la investigación, un ejemplo de ello es que han interpuesto recientemente más de 200 recursos para tumbar la comisión independiente. Se han aferrado de una manera inexplicable al tema de la 'verdad histórica', han negado a los padres otras lineas de investigación y además han impulsado campañas de desprestigio. En definitiva, ha sido un trato muy doloroso, no les han tratado como víctimas.

P=¿Han sufrido presiones?

R=Definitivamente, intentos de cooptación, campañas de descalificación a través de los medios, ciberespionaje. Ha sido un sufrimiento adicional para los padres y madres de familia, que han encontrado en el Gobierno un ente que está lejos asumir su responsabilidad de investigar y dilucidar lo que ocurrió entre el 26 y 27 de septiembre.

P=¿Cree que algún día conoceremos la historia completa?

R=El arribo del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, abre otras oportunidades para conocer la verdad. Además, tenemos la expectativa de un tribunal de Tamaulipas que ha ordenado ya crear una comisión de investigación para la verdad y la justicia en el caso Iguala. Un mecanismo extraordinario que da una nueva perspectiva a la investigación.



regina