Ciencia y Tecnología

La Soyuz en emergencia

2018-10-11

El aterrizaje se realizó en Kazajistán, a unos 25 kilómetros de la ciudad de...

 

(ANSA) - MOSCU, 11 OCT - La nave espacial Soyuz aterrizó hoy de emergencia tras un lanzamiento fallido y los dos astronautas a bordo, el ruso Alexei Ovchinin y el estadounidense Nick Hague, sobrevivieron al incidente, aunque esto seguramente retrasará el programa espacial internacional.

El aterrizaje se realizó en Kazajistán, a unos 25 kilómetros de la ciudad de Zhezkazgan y a 500 de Karaganda. Cuatro helicópteros despegaron para rescatar a los cosmonautas, que no sufrieron daños.

La nave, que se dirigía a la Estación espacial internacional (ISS), fue obligada a volver a la Tierra a raíz de un problema con uno de los cuatro propulsores poco después de decolar de Baikonur. Tras detectarse el problema se activó el procedimiento de aterrizaje de emergencia. El jefe de la Agencia espacial rusa Roscosmos, Dmitri Rogozin, confirmó que los dos astronautas estaban vivos. "Gracias a Dios la tripulación está a salvo", dijo a su vez el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

El comandante ruso Ovchinin es un veterano astronauta, mientras que para Hague era su primer vuelo.

El sistema de aterrizaje de emergencia funcionó a la perfección logrando que la Soyuz mantenga inalterada su fama de vehículo seguro y que los dos hombres a bordo vuelvan a abrazar a sus familias.

Una ducha de agua fría que amenaza con volver más lento el intenso programa de vuelos dirigidos a la ISS durante los próximos meses.

Todo parecía en regla hasta seis minutos luego del despegue, pero entonces los dos hombres de la tripulación experimentaron de improviso una sensación de reducción de peso.

"Una situación que dejó intuir una drástica reducción de potencia en uno de los propulsores", explicó Alessandro Gabrielli, responsable de la Unidad lanzadores y transporte espacial de la Agencia Espacial Italiana (ASI).

Esto sucedió durante la fase de separación de los propulsores. En ese momento las imágenes enviadas por las cámaras a bordo de la nave por el programa de televisión de la NASA mostraron a los dos astronautas sacudidos en sus asientos, luego la transmisión se cortó. La Soyuz no podía garantizar el impulso necesario para ponerlos en órbita y los responsables de la misión decidieron activar entonces el aterrizaje de emergencia. "En aquel momento los dos hombres estaban sometidos a una fuerte aceleración debida al impulso de parte de los propulsores de emergencia que permitieron a la cápsula alejarse de la trayectoria del lanzador", explicó Gabrielli.

Luego se registró el reingreso a la Tierra, durante el cual los astronautas estuvieron otra vez expuestos a una fuerte aceleración. Por suerte para Ovchinin y Hague todo funcionó y pudieron ser rescatados sanos y salvos de la estepa de Kazajistán.

Tras ser examinados por un equipo médico ambos pudieron abrazar a sus familias en el aeropuerto de Baikonur.

Fue instituida una comisión para esclarecer las causas del incidente y podría demorar semanas un informe pormenorizado.

Por esto se considera muy probable el aplazamiento de todas las próximas misiones con tripulaciones humanas hacia la ISS, pues el programa Soyuz es el único capacitado para trasladarlas.

En cambio no hubo problemas en el arribo de provisiones a la ISS, llevado a cabo por las naves estadounidenses Dragon y Cygnus y el carguero ruso Progress.

Ahora en la estación espacial permanecen tres astronautas: el comandante Alexander Gerst, de la Agencia Espacial Europea (ESA), la estadounidense Serena Aunon-Chancellor y el ruso Sergey Prokopyev. Probablemente la misión de los tres deberá prolongarse y su programa será redimensionado.

Un incidente similar al de hoy ocurrió el 5 abril de 1975, después del lanzamiento de la Soyuz 18 dirigida a la estación espacial soviética Salyut 4. (ANSA).



regina