Internacional - Seguridad y Justicia

Los casos judiciales se convierten en programas de alto rating en Chile

2007-03-08

Veredicto, Tribunal Oral y Caso Cerrado se transmiten a diario con un gran éxito de sintonía,...

SANTIAGO,   (AFP) - Cientos de conflictos familiares, vecinales y de discriminación llegan a la televisión chilena con programas de alto rating en los que abogados, que ofician como jueces, dan soluciones, otorgando así a la televisión un nuevo rol: impartir justicia.

De paso, los programas ayudan a solucionar las falencias que muestra el nuevo sistema judicial chileno, instaurado hace apenas dos años, con la transformación desde un sistema judicial escrito a uno oral.

El fenómeno copa en estos momentos la programación de la televisión chilena, con cuatro programas dedicados a solucionar cientos de conflictos familiares, vecinales y de discriminación, a los que la justicia tradicional parece no darles cabida o su tramitación demora más de la cuenta.

"Veredicto", "Tribunal Oral" y "Caso Cerrado" se transmiten a diario con un gran éxito de sintonía, mientras para este lunes se espera el estreno de "La Jueza", de similares características.

En todos ellos un abogado cumple el papel de juez y recibe a las dos partes, que acuden voluntariamente, para atender la demanda, que en menos de 20 minutos tiene una solución o veredicto, y cuyo cumplimiento se asegura tras la firma de un documento y un juramento que hace cada involucrado al comienzo de la transmisión.

Casos como el de un hombre que denunció a su pareja por tener sobrepeso o vecinos de un condominio que se pelean a diario por la tenencia de mascotas tienen cabida en estos programas de la televisión chilena inspirados todos en "Caso Cerrado", que se transmite en Miami y es conducido por la abogada cubana Ana María Polo.

Para los jueces en pantalla la nueva apuesta televisiva es un aporte a la sociedad.

Las personas "tienen un abogado gratis y finalmente en una sola audiencia se resuelve su problema", dijo a la AFP el abogado Daniel Stingo, conductor de "Tribunal Oral", que se transmite por Canal 13.

El programa "sirve además porque la gente se va interiorizando con el lenguaje jurídico, con la función de los jueces y abogados y sus derechos", agregó Stingo.

"Creo que es importante solucionar el conflicto, guiar a los televidentes que tengan un problema similar y enseñar que todo acuerdo se debe respetar", señaló por su parte Macarena Venegas, conductora del programa "Veredicto" de Megavisión.

Su éxito estaría vinculado a las falencias que evidencia la justicia chilena al tramitar causas civiles o conflictos menores, según reconocen los propios miembros del poder judicial.

"Es claro que surgen porque hay una demanda insatisfecha", aseguró Cristian Arévalo, presidente de la asociación de jueces de Policía Local, a la prensa local.

Desde esta perspectiva, los programas dan cabida a todas aquellas causas que los tribunales chilenas postergan o simplemente archivan para privilegiar los grandes juicios, aunque no abordan el área penal.

La "telejusticia" también hace un seguimiento de los casos y los encargados de los programas se preocupan de que se cumpla lo que ordenó el juez.

"Continuamos al tanto del procedimiento y nos preocupamos de que se cumpla lo que se ordenó", explicó el editor general de "Tribunal Oral", Mauricio Isaac, a la AFP.

Para el éxito de los programas es vital la selección de los cientos de casos que llegan cada día hasta la producción de los programas, junto a la empatía y firmeza del juez a cargo.

"Lo que se busca en el abogado que conduce el programa es una persona que hable bien, que tenga empatía con la gente, que muestre seriedad, pero que también sea capaz de reírse cuando haya que reír. En general que sea una persona versátil", añadió Isaac, de "Tribunal Oral".



RMA