Panorama Norteamericano

Roy Moore y los designios de Dios 

2017-12-14

El sentido común indicaba que el republicano Roy Moore no debía ganar las elecciones...

GINA MONTANER | El Mundo


El sentido común indicaba que el republicano Roy Moore no debía ganar las elecciones al Senado por Alabama porque era un pésimo candidato. Sin embargo, este martes primó hasta el final el escepticismo en un estado donde no había ganado un demócrata ese escaño desde hacía más de dos décadas. Por otra parte, a pesar de las serias acusaciones que pesan sobre Moore, en su mayoría el partido republicano lo apoyó y financió su campaña, con el propio presidente Donald Trump apostando por él con tal de que no ganara un demócrata liberal en un bastión ultra conservador.

Contra todo pronóstico el oponente demócrata Doug Jones ganó por un margen estrecho. Jones, con un importante bagaje como fiscal al frente de uno de los casos más sonados contra miembros del Ku Klux Klan que en los sesenta perpetraron ataques terroristas, hizo una campaña efectiva defendiendo los valores y principios. En su discurso tras el triunfo agradeció el voto de los afroamericanos, que resultó crucial para su victoria.

Ha resultado irónico que el republicano, invocando a Dios y hasta plagas bíblicas, precisamente ha perdido por ser la encarnación de un individuo sin valores y con principios que promueven el odio a las minorías. En la recta final de su campaña Moore tuvo que enfrentarse a las acusaciones de al menos cuatro mujeres que aseguran las acosó sexualmente cuando eran unas jovencitas. El hoy derrotado candidato las tachó de mentirosas al "servicio" de las supuestas noticias falsas que según muchos republicanos, como el propio presidente, propagan los "medios liberales".

Además de los escándalos sexuales que ahora lo persiguen, Moore es un defensor a ultranza de criminalizar a los homosexuales, ilegalizar el derecho al aborto o prohibirles a los musulmanes que tengan cargos en el Congreso. Sin el menor sonrojo se ha mostrado nostálgico de los tiempos de la esclavitud cuando, según él, "la familia todavía importaba". El candidato que hasta la víspera de su derrota contó con el apoyo de Trump ha llegado a insinuar que los ataques del 9-11 fueron un castigo divino por la aceptación de la "sodomía" y los "derechos reproductivos" de las mujeres.

Cuando se supieron los resultados que en un principio se negó a aceptar, Roy Moore les dijo a sus seguidores que no estaba preocupado porque "Dios todo lo controla". En esta ocasión la patada también vino del cielo.



yoselin