Panorama Norteamericano

Trump: Más militarismo y aislamiento

2018-02-13

El presupuesto para 2019 presentado por Donald Trump confirma -por si todavía alguien lo...

Editoria, El País


El presupuesto para 2019 presentado por Donald Trump confirma —por si todavía alguien lo necesitaba— los peores presagios sobre lo que va a ser el resto de su presidencia.

Un gasto militar disparado, con especial refuerzo de las fronteras y las fuerzas nucleares, unido a un gran aumento del déficit, con un drástico recorte en gasto social y cooperación internacional, más la ruptura de la promesa de contener los gastos es el plan con el que Estados Unidos continuará internándose en la senda de un aislamiento agresivo que resulta incomprensible para muchos de sus ciudadanos y para sus aliados.

Fiel a su estilo de promesas espectaculares, el mandatario presenta como programa estrella una inversión en infraestructuras de 200,000 millones de dólares en los próximos diez años que, en teoría, servirá de aglutinador para alcanzar un total de 1,5 billones entre fondos públicos y privados. Pero esto es sobre el papel, porque lo cierto es que nadie ha explicado cómo se puede financiar un plan tan ambicioso. Es más, Trump prometió que la inversión pública sería de 1 billón, y a la hora de la verdad lo ha dejado en cinco veces menos.

Mientras, en apenas menos de tres semanas, 700,000 inmigrantes registrados que llegaron a EE UU siendo niños se quedarán sin protección legal. Trump no ha incluido ninguna partida para los llamados dreamers en el presupuesto. La razón destila cinismo: lo ha hecho “para que los congresistas puedan debatir libremente y llegar a un acuerdo”.

Que la diplomacia vaya a tener un presupuesto 20 veces menos que su maquinaria militar revela la idea que tiene Trump del papel de EE UU en el mundo. El que las operaciones de paz y la aportación a la ONU se lleven la peor parte en los recortes aleja aún más a Washington del papel de valedor del orden multilateral que ha venido ejerciendo durante décadas. EE UU gastará más pero influirá menos.



regina