Vuelta al Mundo

Conflictos del Medio Oriente cada vez más entrelazados

2018-05-17

Israel considera a Irán una "amenaza existencial". Un conflicto con Irán...

Por TAMER FAKAHANY | AP


El Medio Oriente soporta desde hace tiempo guerras calamitosas: país contra país, guerras civiles intestinas, sangrientas pugnas sectarias y otros estallidos asociados con el conflicto entre israelíes y palestinos.

Pero nunca en los últimos 70 años estos conflictos parecieron tan entrelazados como ahora, en que Irán y Arabia Saudita se pelean por la hegemonía de la región e Israel procura mantener su supremacía militar.

Rusia, Estados Unidos y Turquía intervienen también en una región donde hay guerras propias y ajenas.

Las guerras de Siria y Yemen, la matanza esta semana de palestinos por soldados israelíes en Gaza, las hostilidades entre turcos y curdos y la posibilidad de una guerra grande desatada por las hostilidades entre Irán e Israel en Siria o el Líbano, todas tienen tentáculos que llegan más allá de las fronteras de las naciones donde empieza todo.

El papel de cada participante, con sus alianzas y sus objetivos:

ISRAEL

LO QUE HAY EN JUEGO: Desde hace tiempo está enfrentada con Irán y hace poco bombardeó posiciones iraníes en Siria, matando soldados iraníes, en respuesta a un supuesto bombardeo iraní de sus posiciones en las Alturas del Golán, un territorio anexado. Se sospecha que ya había habido otras acciones de Israel contra posiciones iraníes en Siria.

Israel considera a Irán una “amenaza existencial”. Un conflicto con Irán seguramente arrastraría a un aliado de Teherán, Jezbolá, e involucraría al Líbano.

Israel cuenta con un apoyo sin precedentes de parte del presidente de Estados Unidos Donald Trump. Está decidida a hacer desmantelar un acuerdo nuclear con Irán del que acaba de salirse el mandatario estadounidense. Pocos días después, Trump envió a su hija y su yerno para que encabezasen la ceremonia del traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén, una medida que enfureció a árabes y musulmanes por igual. El baño de sangre en Gaza puede haber revivido las condenas a Israel por un uso desproporcionado de la fuerza contra manifestantes que no estaban armados, matando a decenas de ellos. El apoyo de Trump, no obstante, envalentona a Israel, que a su vez tiende lazos a naciones del Golfo que se oponen a Irán.

LO QUE QUIERE: Un Irán mucho más débil, mantener el bloqueo de Gaza --del que también participa Egipto-- y no hacer concesiones de tierra a los palestinos.

IRÁN

LO QUE HAY EN JUEGO: El acercamiento a Estados Unidos durante la era de Barack Obama ha pasado al olvido. Corre peligro de que se vuelvan a imponer sanciones estadounidenses que causan mucho daño. Pero el acuerdo nuclear no está muerto: podría ser rescatado por la Unión Europea, Rusia y China.

Irán ha forjado alianzas para contrarrestar a Israel y Arabia Saudita. Sus soldados y milicias chiítas ayudaron a sobrevivir al presidente sirio Bashar Assad. En Yemen está aliada con rebeldes chiítas hutíes que batallan con fuerzas apoyadas por Arabia Saudita. Teherán apoya firmemente la causa de los palestinos, aunque sus vínculos con Hamas se han debilitado.

LO QUE QUIERE: Irán ha conseguido finalmente crear un corredor de poder hasta el Mediterráneo que pasa por Irak, Siria y el Líbano. En todos esos países ofrece dinero y armas a poderosas milicias chiítas y tiene una gran influencia política. Quiere rescatar el acuerdo nuclear en la esperanza de recibir beneficios económicos. Ya había malestar en Irán porque la ayuda financiera no llegaba a la gente.

RUSIA

LO QUE HAY EN JUEGO: Vladimir Putin llenó el vacío de poder que dejó Estados Unidos en Siria con una campaña aérea que sembró muerte en Alepo y Ghouta, entre otros sitios. El apoyo de Moscú a Assad inclinó la balanza a su favor luego de que su gobierno pareciese condenado a desaparecer hace algunos años. Rusia, por otro lado, se alió con Irán, aunque recibió al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu horas después del ataque israelí a fuerzas iraníes en Siria.

LO QUE QUIERE: El objetivo de Rusia en esta región es ganar y mantener una importante presencia en el Medio Oriente, sobre todo en los sitios donde Estados Unidos solía tener gran influencia.

ESTADOS UNIDOS

LO QUE HAY EN JUEGO: “Siempre fuimos los bomberos del Medio Oriente. Ahora somos los que causan los incendios”, comentó Ilan Goldenberg, ex funcionario del Departamento de Estado y del Pentágono que ahora dirige un programa sobre el Medio Oriente en el Centro para una Nueva Seguridad de Estados Unidos. Se puede decir, no obstante, que Estados Unidos siempre provocó incendios en la región, como cuando devolvió al poder al cha de Irán en la década de 1950 hasta las intervenciones en Irak de los tiempos modernos.

Los palestinos básicamente rompieron todo lazo con Estados Unidos y dicen que Trump no puede ser un mediador honesto. Su asesor de seguridad nacional John Boton es alguien que siempre ha impulsado una política agresiva hacia Irán y un cambio de régimen. Trump no termina de decidir si mantiene o no soldados en Siria. No parece interesado en provocar a Putin mientras Siria no use armas químicas. El gobierno está estrechamente aliado con Arabia Saudita. Washington puede recibir una desagradable sorpresa si las elecciones de la semana pasada en Irak dan paso a un gobierno pro-iraní.

LO QUE QUIERE: El gobierno está bien sintonizado con Israel y Arabia Saudita y no tiene apuro por alentar negociaciones de paz entre israelíes y palestinos.

ARABIA SAUDITA

LO QUE HAY EN JUEGO: Riad está gastando miles de millones de dólares en la guerra de Yemen, encabezando una coalición de países del Golfo Pérsico que combate a rebeldes chiítas hutíes apoyados por Irán. Miles de civiles murieron como consecuencia de bombardeos aéreos sauditas y la hambruna que se registra en Yemen es la peor crisis humanitaria del mundo en estos momentos. Los saudíes amenazan con producir armas nucleares si Irán reanuda su programa nuclear.

Arabia Saudita considera a Irán la principal amenaza que enfrenta la región y su gran rival en la lucha por la hegemonía regional. El reino está aliado con Trump, pero ha perdido influencia en Siria, Irak y el Líbano.

LO QUE QUIERE: Debilitar a Irán y ser la potencia hegemónica de la región.

TURQUÍA

LO QUE HAY EN JUEGO: Lo único que le interesa al presidente Recep Tayyip Erdogan son los curdos, que aliados con Estados Unidos ayudaron a derrotar a la organización Estado Islámico en Siria y de paso se apoderaron de una cuarta parte del país. Esto enfureció a Turquía, al punto de que lanzó una campaña militar, apoderándose de territorios en el norte de Siria y amenazando con atacar posiciones curdas. La presencia de fuerzas estadounidenses entre los curdos es tal vez la única razón por la que Turquía todavía no ha actuado. Para el gobierno de Ankara, los curdos de Siria son una extensión del PKK turco-curdo, que considera una organización terrorista.

Turquía apoya de palabra a los palestinos y sus relaciones con Israel están en su peor momento. Ofreció atender a los palestinos heridos por los israelíes en Gaza.

LO QUE QUIERE: Debilitar a los curdos y, sobre todo, impedir que establezcan un mini estado del lado sirio de la frontera. También quiere influir en Siria una vez concluida la guerra. Allí apoyó a combatientes de la oposición y a sectores islamista opuestos a Assad. 



regina