Espectáculos

Chuck Berry, el genio que definió la actitud del rock and roll

2017-03-18

Mientras que Elvis Presley fue la primera estrella del rock pop adolescente, Berry fue su maestro...

Jon Pareles, TRhe New York Times

Chuck Berry, quien con sus inolvidables riffs de guitarra, su osadía y sus canciones memorables sobre autos, chicas y fiestas salvajes definió el potencial y la actitud del rock and roll en sus inicios, murió el sábado a los 90 años.

El Departamento de Policía del Condado de St. Charles, en Misuri, confirmó la muerte en su página de Facebook.

Mientras que Elvis Presley fue la primera estrella del rock pop adolescente, Berry fue su maestro teórico y genio conceptual, el compositor que entendió lo que los jóvenes querían antes de conocerse a sí mismos. Con canciones como “Johnny B. Goode” y “Roll Over Beethoven”, brindó a sus oyentes mucho más de lo que esperaban de sus rocolas.

Sus fraseos de guitarra conectaban la cadencia del country con el agarre del blues en riffs de trayectoria aerodinámica.

Chuck Berry con una guitarra Gibson, en 1958 Michael Ochs Archives/Getty Images

En “Sweet Little Sixteen”, “You Can Not Catch Me” y otras canciones, Chuck Berry transformó el rock como género de los deseos adolescentes y de los viejos/buenos tiempos. En “Promised Land”, “Too Much Monkey Business” y “Brown Eyed Handsome Man” celebró y satirizó las oportunidades de Estados Unidos y las tensiones raciales y de clase. Su rock era una música de lujuriosas alegrías, tensiones desbordadas e iconos destrozados.

Berry ya estaba lejos su adolescencia cuando escribió a mediados de los años cincuenta manifiestos como “Roll Over Beethoven”, “Rock and Roll Music” y “School Day”. Nacido como Charles Edward Anderson Berry en St. Louis el 18 de octubre 1926, creció en un vecindario segregado de clase media donde absorbió el gospel, el blues, y el rithm & blues junto con la música country.

De 1955 a 1958, Berry sacó un clásico tras otro. A pesar de que estaba cerca de sus 30 años, escribió crónicas de la escuela secundaria y se conectó a esa nueva música llamada rock and roll.

No importa cuán calculadas hayan sido canciones como “School Day” o “Rock and Roll Music”, llegaron a estar entre las primeras más escuchadas, captaron el espíritu del rock y construyeron su mitología. “Johnny B. Goode”, su éxito de 1958, contaba la historia arquetípica de un rockero que podría “tocar la guitarra como se toca ‘una campana'”.

En 1972, Berry tuvo el mayor éxito de su carrera con “My Ding-a-Ling”, una canción novedosa en un doble sentido incluida en el álbum “The London Chuck Berry Sessions” (aunque grabó la canción en un concierto en Coventry, Inglaterra).

Fue un hit que vendió millones y el primer y único solo de pop de Berry. También fue su último éxito. Su álbum de 1973, Bio, fue mal recibido; Rockit, lanzado por Atlantic en 1979, no se vendió. Pero Berry se mantuvo activo: apareció haciendo de él mismo en una película de 1979 sobre el rock de los años cincuenta, American Hot Wax, y continuó su gira constante.

Bruce Springsteen y Chuck Berry en Cleveland en 1995. Tocaron el éxito "Johnny B. Goode" en el concierto del Salón de la Fama del Rock and Roll. Mark Duncan/Associated Press

En julio de 1979 actuó para el presidente Jimmy Carter en la Casa Blanca. Tres días más tarde, fue condenado a 120 días en prisión federal y cuatro años de libertad condicional por evasión de impuestos.

En los años ochenta, Berry fue reconocido como un pionero del rock. Nunca ganó un Grammy en su mejor momento, pero la Recording Academy le dio un premio por su trayectoria en 1984. Estuvo entre el primer grupo de músicos incorporados al Salón de la Fama del Rock and Rol en 1986.



JMRS