Espectáculos

Game of Thrones está de regreso y así inicia…

2017-07-13

¿Cuál aspirante al reino representa la mayor amenaza? ¿La lucha por el trono...

Jeremy Egner, The New York Times

Cuando regrese Game of Thrones a HBO este domingo 16 de julio para su séptima temporada, llegará con menos capítulos que antes –siete en vez de diez– y un enfoque más concentrado: personajes clave tienen en la mira a Desembarco del Rey.

Ahí, Cersei Lannister se ha hecho con el Trono de Hierro y, muy probablemente, gobierna sobre los Siete Reinos con un puño dorado, el que marca el desprecio de un Lannister hacia cualquiera que no pertenece a la familia.

¿Cuál aspirante al reino representa la mayor amenaza? ¿La lucha por el trono seguirá distrayendo a todos de aquellos monstruos de hielo al otro lado del muro? Cada vez nos acercamos más a ver la respuesta a estas y otras preguntas, pero primero recapitulemos dónde nos quedamos la temporada pasada.

Cersei asumió el trono en el último capítulo de la sexta temporada, al hacer estallar el Gran Septo de Baelor cuando muchos rivales se encontraban dentro; nuestra imagen final de ella fue que estaba sentada en el trono con su hermano gemelo/amante Jaime, quien tenía una cara de preocupación, a su lado. ¿Cómo afectará esta jugada por el trono a su tóxica relación? ¿Cómo será Cersei ahora que todos sus hijos están muertos? Su devoción hacia ellos era, quizá, la única característica que la redimía o con la que era posible simpatizar. ¿Qué tan monstruosa será ahora que solo tiene a Jaime, Qyburn –aquel maestre desquiciado– y a la Montaña, o la versión revivida de este?

Por otro lado está Daenerys Targaryen, quien ha pasado varios años hablando de dirigirse hacia Westeros para reclamar el trono que alguna vez perteneció a su padre, solo para quedarse atorada en Essos, al este. Eso cambiará: al final de la sexta temporada la Madre de Dragones había unido fuerzas con Yara y (lo que queda de) Theon Greyjoy para, por fin, cruzar el mar Angosto, dirigida hacia Dragonstone (justamente el título del primer capítulo de la séptima temporada). Un posible obstáculo en su camino: Euron Greyjoy, el tío de Theon y Yara que ahora tiene su propia flota y el control de las islas de Hierro.

Aunque el equipo de Daenerys incluye también a un ejército enorme, con sus asesores Tyrion Lannister, que seguro tendrá un regreso a casa algo incómodo, y Varys. (Jorah, su admirador, está en algún otro lado en busca de una cura para el psoriagris). Dany también tiene el respaldo de las casas Tyrell y Martell, unidas por su odio hacia los Lannister, y el apoyo aéreo de tres dragones.

Jon Snow, mientras, está bastante bien, pues ya no está muerto, derrotó a Ramsay Bolton y fue elegido rey en el Norte. También es posible que tenga más poderes de los que se imagina (después regresaremos a este punto).

Aunque hay intrigas en el norte. Sansa Stark, la hermanastra (¿sí lo es?) de Jon, se rehúsa a ser sometida por otros de nuevo y sigue interactuando con Petyr Baelish (Meñique o Littlefinger). Las maniobras maquiavélicas de este han enmarcado la historia desde el principio (como han dejado claro las muertes de Jon Arryn y Joffrey Baratheon) y él también tiene en la mira al Trono de Hierro; ha invitado a Sansa a unírsele.

Arya y Bran, los otros dos Starks que siguen vivos –el tío Benjen no lo está, exactamente–, tienen sus propias misiones. Arya dejó atrás a los Hombres sin Rostro y su entrenamiento espía y ahora está enfocada en su lista de personas de quienes vengarse, que incluye, por supuesto, a la mujer en el Trono de Hierro. Arya cerró la temporada pasada al tachar otro nombre de la lista, el de Walder Frey, quien traicionó a la madre y hermano de Arya, Robb y Catelyn, en la Boda Roja.

La última vez que vimos a Bran, quien está cerca del muro con Meera Reed (descanse en paz Hodor), estaba encaminado a su destino como un poderoso místico, al viajar por medio del cuervo de tres ojos. Son viajes que ya rindieron frutos: pudo mirar hacia el pasado para descubrir que Jon Snow nunca fue hijo biológico de Ned Stark, sino de su hermana Lyanna. El padre de Jon es Rhaegar Targaryen, el hermano fallecido de Dany quien se dio a la fuga con Lyanna y desató la Rebelión de Robert, que puso a los Baratheon –temporalmente– en el trono. (Sí, así es, R+L=J).

Si Lyanna y Rhaegar llegaron a casarse antes de morir, Jon puede reclamar el Trono de Hierro (de otro modo podría considerarse hijo ilegítimo). Y la combinación de sangre Stark y Targaryen también podría significar que Jon tiene algunos poderes escondidos que serían muy prácticos en, por ejemplo, una guerra contra un ejército de Caminantes Blancos.

El invierno, temido y esperado por tanto tiempo, ha llegado y Jon ha sido de los pocos que ha puesto atención.

¿Se enfrentará a la amenaza, posiblemente con ayuda de Samwell Tarly, quien se encuentra en la Ciudadela entrenándose como maestre, convenientemente armado con acero valyrio que le robó a su padre? ¿O Jon volteará hacia el Trono?

Si quieres hacer un maratón para ver las primeras temporadas antes de empezar la séptima, tenemos una guía con gifs, citas, perfiles de personajes y más. Aquí puedes revisar la primera, segunda, tercera y cuarta temporadas; manténte sintonizado para las restantes. 
 



arturo