Internacional - Economía

Crecimiento del PIB de China en tercer trimestre se habría desacelerado

2017-10-18

Analistas consultados por Reuters esperan que el Producto Interno Bruto haya crecido un 6,8 por...

Por Kevin Yao

PEKÍN, 19 oct (Reuters) - China reportaría el jueves una modesta desaceleración de su crecimiento económico en el tercer trimestre respecto al período de abril a junio, debido a que los esfuerzos del Gobierno por controlar el mercado inmobiliario y los riesgos de deuda lastraron la actividad en la segunda economía del mundo.

Analistas consultados por Reuters esperan que el Producto Interno Bruto (PIB) haya crecido un 6,8 por ciento entre julio y septiembre, un enfriamiento frente a la expansión de un 6,9 por ciento del segundo trimestre.

La desaceleración proyectada por analistas, sin embargo, contrasta con los comentarios que realizó previamente el gobernador del banco central, Zhou Xiaochuan, sobre que la economía podría crecer un 7 por ciento en la segunda mitad del año, luego del 6,9 por ciento anotado en el primer semestre, lo que planteó la posibilidad de una sorpresiva alza en las cifras oficiales.

Funcionarios chinos buscan tomar medidas para disipar burbujas en el sector inmobiliario y contener los riesgos de un explosivo crecimiento de la deuda, sin golpear a la expansión económica.

Aunque economistas esperan una desaceleración del crecimiento de la economía en el tercer trimestre, la expansión proyectada sigue dentro de la zona de comodidad de Pekín.

"Si bien el buen desempeño de los dos primeros trimestres en 2017 debería extenderse al tercero, dados los sólidos impulsos fiscal y monetario, ya hay algunas señales de desaceleración, especialmente para las exportaciones, la inversión y una ralentización de los precios de los bienes raíces", dijo Alicia García-Herrero, economista de Natixis.

"Detrás de las sólidas cifras económicas hay problemas preocupantes, como una deuda aún creciente, un bajo retorno en activos y la continua presión de la salida de flujos de capital", agregó en una nota.

La inversión en el sector inmobiliario y la construcción en China se estarían lentificando debido a que más ciudades intentan frenar el aumento de los precios de las viviendas, mientras una campaña del Gobierno contra los préstamos de mayor riesgo ha elevado los costos del crédito y duras medidas contra la contaminación han golpeado a algunas fábricas. 



regina