Internacional - Economía

Jubilados salen a las calles en España para exigir una subida mayor de las pensiones

2018-03-18

Según el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda Gestha, unos tres millones...


MADRID (Reuters) - Miles de jubilados salieron a la calle el sábado en las numerosas manifestaciones convocadas en toda España en defensa de unas pensiones públicas dignas, en medio de las crecientes presiones al Gobierno para que aplique una subida superior al 0,25 por ciento decretado para este año.

Tres días después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, condicionó el alza de las pensiones más bajas a la aprobación de los presupuestos, céntricas calles de ciudades como Madrid y Barcelona se llenaron de personas que exigen una revalorización que garantice el mantenimiento del poder adquisitivo de los 8,7 millones de pensionistas del país.

Además de adecuar la subida de las pensiones al Índice de Precios al Consumidor (IPC), que para este año se prevé que ronde el 1,6 por ciento, los convocantes también pidieron derogar el factor de sostenibilidad que entrará en vigor en 2019 y que vinculará el cálculo de las nuevas prestaciones de jubilación a la evolución de la esperanza de vida.

“No se puede consentir que el Gobierno siga empobreciendo a los pensionistas que pierden poder adquisitivo, cuando la economía crece al 3 por ciento y los precios se sitúan en el 1,1 por ciento”, dijo el sindicato UGT. “Vamos a llenar las calles hasta que Rajoy acepte subir las pensiones al IPC”, añadió.

A la presión de las calles se ha sumado con entusiasmo la oposición, poniendo en evidencia la minoría del Gobierno del conservador Partido Popular en un asunto muy sensible que podría convertirse en una amenaza electoral.

De hecho, algunos de los eslóganes en una manifestación en Madrid -como “Antes de votar, te lo tienes que pensar”- aludían al peligro que supone para el PP el descontento de los jubilados, tradicional caladero de votos para la formación.

Según el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda Gestha, unos tres millones de pensionistas españoles, alrededor de un tercio del total, cobra por todas sus pensiones menos de los 8,200 euros anuales que delimitan el umbral de la pobreza.

“España crece económicamente y no distribuye ese crecimiento entre la mayoría social y esto lo están pagando las pensionistas y los pensionistas, y el conjunto de la clase de trabajadora. El gobierno no puede seguir alargando las medidas que tomó en el periodo de crisis porque esto va a provocar un estallido social”, dijo Unai Sordo, secretario general del sindicato Comisiones Obreras (CCOO).



JMRS