Internacional - Economía

Medios chinos fustigan decisiones comerciales de Trump, Pekín pide sinceridad

2018-06-20

"Durante las consultas, China mostró una gran sinceridad y buena voluntad. Espero que...

 

PEKÍN (Reuters) - El gobierno de Estados Unidos tiene “sed de sangre” cuando se trata de impulsar su agenda comercial contra China y quiere “chupar la sangre” de la economía china, dijo el miércoles un periódico estatal, intensificando la retórica sobre la disputa entre ambas naciones.

El presidente Donald Trump amenazó el lunes con imponer aranceles del 10 por ciento a bienes chinos por valor de 200,000 millones de dólares si China sigue con represalias contra su objetivo anterior de 50,000 millones en importaciones, en un intento por presionar a Pekín para que detenga lo que Washington considera como robo de propiedad intelectual.

Las dos mayores economías del mundo parecen encaminarse cada vez más hacia un conflicto comercial abierto después de tres rondas de conversaciones de alto nivel desde principios de mayo que no lograron zanjar las quejas estadounidenses sobre las prácticas comerciales chinas y un déficit comercial de 375,000 millones de dólares con Pekín.

Mientras se dice que Trump rechazó una oferta de China a principios de este mes de aumentar las compras de bienes estadounidenses en 70,000 millones de dólares, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, señaló el miércoles que las dos partes habían progresado en sus tres rondas de conversaciones.

“Durante las consultas, China mostró una gran sinceridad y buena voluntad. Espero que la parte estadounidense preste atención a este punto”, dijo en su comparecencia diaria ante los medios.

China acusó a Estados Unidos de “presión extrema y chantaje” y prometió tomar represalias, y los mercados financieros se han visto afectados por la escalada de la disputa comercial.

En un editorial, el diario en inglés China Daily dijo que “frente al aumento de la intimidación por parte de Estados Unidos, China no tiene otra opción que contraatacar con medidas dirigidas y directas destinadas a persuadirle a que retroceda, ya que parece que cualquier concesión que haga no apaciguará a la administración Trump, que quiere absorber la sangre vital de la economía china”.

“Pekín deberá asegurarse de que Washington es consciente de que pagará un alto precio por cada acción contra China si quiere evitar ser víctima de la creciente sed de sangre de la administración Trump”, agregó. 



regina