Internacional - Población

Ofensiva turca en norte sirio no parará en Afrín, de donde han huido 98,000

2018-03-19

Las tropas turcas y los rebeldes sirios tomaron ayer la ciudad de Afrín, en la región...

Susana Samhan

Beirut, 19 mar (EFE).- La ofensiva de Turquía y de facciones rebeldes sirias pro-Ankara no se detendrá en el enclave kurdosirio de Afrín, de donde han huido más de 98,000 personas, según la ONU, y se ampliará a otras partes del norte del país árabe en poder de las milicias kurdas.

Así lo declaró hoy a Efe el comandante de una de las facciones insurgentes sirias que colaboran con las fuerzas armadas turcas, el coronel Ahmad Ozman, dirigente de la Brigada Sultán Murad, perteneciente al opositor Ejército Libre Sirio (ELS).

"Tras la limpieza de Afrín y los pueblos de sus alrededores iremos hacia el este en dirección de Manbech", adelantó por teléfono el coronel Ozman, cuya formación está integrada por milicianos turcomanos, una minoría que habla turco.

Las tropas turcas y los rebeldes sirios tomaron ayer la ciudad de Afrín, en la región homónima del noroeste de la provincia siria de Alepo y a unos 114 kilómetros al oeste de la zona de Manbech, dominada por las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por milicias kurdas y apoyada por Estados Unidos.

Turquía y sus aliados iniciaron el pasado 20 de enero una ofensiva en el enclave de Afrín, que estaba controlado por la milicia kurdosiria Unidades de Protección del Pueblo (YPG), el componente más importante de las FSD.

El coronel Ozman aseguró que actualmente casi toda la región de Afrín está en poder de las facciones del ELS y las fuerzas turcas.

"Todavía hay algunos combates leves cerca de la ciudad de Afrín, donde hay algunos grupos del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) que están ofreciendo resistencia, pero creo que en breve acabaremos con ellos para comenzar la siguiente batalla", indicó.

Ankara considera terroristas a las YPG por sus vínculos con el PKK, la guerrilla kurda activa en su territorio.

El comandante rebelde subrayó que no hubo enfrentamientos en la urbe de Afrín porque las YPG se habían retirado antes de que irrumpieran.

Tras esta victoria, el coronel Ozman precisó que las únicas áreas que quedan por "liberar" son algunos pueblos árabes que siguen dominados por las fuerzas kurdas, como Tel Refat y otras localidades de los alrededores, hacia las que tienen intención de avanzar.

Desde Ankara, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunció hoy que, después de completar la operación en Afrín, las tropas turcas continuarán su campaña militar en dirección a Manbech, Kobani, Tel Abiad y Ras al Ain, todas ellas poblaciones sirias a lo largo de la frontera con Turquía y en manos de las FSD.

La ofensiva en Afrín se ha saldado también con el desplazamiento de más de 98,000 personas hacia otras áreas de Siria, de acuerdo a datos publicados hoy por la Oficina de Coordinación Humanitaria (OCHA) de Naciones Unidas en Damasco.

La OCHA detalló en un comunicado que de esos desplazados al menos 75,000 han huido a la ciudad de Tel Refat, mientras que 15,000 están en el pueblo de Nubul y 8,500, en Al Zahrá, todos ellos en el norte de Alepo.

Tel Refat está controlado por las FSD, mientras que Nubul y Al Zahrá son de mayoría chií y están dominados por las tropas gubernamentales sirias.

Según la OCHA, en Afrín permanecen unas 100,000 personas de las 323,000 que calcula que había en noviembre pasado, antes del comienzo de la ofensiva.

Efe ha tenido ocasión de contactar con algunos desplazados que han escapado de la ciudad de Afrín en los últimos días.

"Estoy durmiendo en mi coche desde que salí de Afrín", relató por teléfono Suleimán Yafar, que se vio obligado a abandonar su casa el pasado fin de semana ante el avance de las tropas de Turquía.

Yafar, responsable de Relaciones Exteriores de la administración autónoma kurdosiria de Afrín, huyó "con lo puesto" junto a su familia y optó por dirigirse a una zona montañosa del enclave, que prefirió no nombrar por seguridad y que sigue en poder de las YPG.

Otro de los habitantes de Afrín desplazado es Emad Yabu, que ha abandonado su hogar junto a su esposa y sus dos hijos de siete años y de ocho meses, y se ha marchado a Fafín, también en Alepo y controlado por las YPG.

"Salimos hace tres días tras un largo asedio y por los bombardeos que tenían como blanco a los civiles, nos marchamos un gran número de desplazados", rememoró. 



yoselin