Internacional - Política

Lula inicia una nueva gira a un año de elecciones presidenciales en Brasil

2017-10-22

El expresidente más carismático de Brasil, de 71 años, ha desmentido que...

Río de Janeiro, 22 oct (EFE).- El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, que lidera todas las encuestas de intención de voto para las elecciones presidenciales de octubre de 2018, inicia mañana una gira de ocho días por catorce ciudades de Minas Gerais, el segundo estado de Brasil en número de electores.

Se trata de la segunda parte de un proyecto que inició en agosto pasado, cuando visitó 24 ciudades del empobrecido nordeste de Brasil, para recorrer todas las regiones del país y, en sus palabras, conocer directamente las necesidades de la población.

El expresidente más carismático de Brasil, de 71 años, ha desmentido que esté en campaña electoral, incluso porque la legislación lo prohíbe, pera la gira tiene un marcado acento político y moviliza a varios dirigentes del Partido de los Trabajadores (PT) en ciudades en que esta formación tiene importantes reductos.

Minas Gerais, que el PT ya gobernó y en el que comanda varias alcaldías, es el segundo estado más poblado y en número de electores de Brasil, tan sólo superado por Sao Paulo, y es considerado como un colegio clave para cualquier aspirante a la Presidencia.

Lula ha manifestado su intención de disputar las elecciones del próximo año para aspirar a ocupar nuevamente el cargo que ejerció entre 2003 y 2010, del que salió como el presidente más popular en la historia de Brasil, pero su candidatura es aún una duda debido a que depende de su situación legal.

El exjefe de Estado fue condenado en primera instancia a nueve años y medio de prisión por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero en un proceso vinculado al gigantesco escándalo por los desvíos en la petrolera estatal Petrobras.

La condena en primera instancia no le impide inscribirse como candidato, pero en caso de que un tribunal de segunda instancia la confirme, y de que aún pueda presentar un nuevo recurso y esperar en libertad, quedará automáticamente inhabilitado para disputar nuevas elecciones o ejercer cargos públicos.

Lula fue acusado en este proceso de haber recibido ventajas ilícitas de la constructora OAS como parte del pago por los tres millonarios contratos que Petrobras le adjudicó irregularmente a esa empresa.

El líder socialista, que niega todos los cargos, ha alegado en diferentes oportunidades que es "víctima de una persecución judicial y política" con la intención de impedirle presentar su candidatura a la Presidencia.

Además del caso en el que ya fue condenado, Lula ya fue imputado en otros seis procesos en su mayoría por corrupción y casi todos vinculados a los desvíos en Petrobras.

Pese a que encabeza todos los sondeos de intención de voto para las próximas elecciones, Lula, considerado como el único candidato viable del PT, también tiene un índice de rechazo récord, que supera la mitad de los electores, por lo que necesita recorrer Brasil para reducir esa impopularidad.

Esa fue la intención de la gira que hizo entre el 17 de agosto y el 5 de septiembre por el nordeste, la región más pobre del país, su cuna y en donde tiene los mayores índices de popularidad, así como de la que inicia mañana por Ipatinga, una de las ciudades de Minas Gerais que visitará hasta el 30 de octubre.

Según el PT, la "caravana" en autobús por Minas Gerais tiene por objetivo permitirle a Lula "dialogar con la población sobre las estrategias para el futuro de Brasil".



JMRS