Internacional - Seguridad y Justicia

El caso Skripal, "una pieza más de un rompecabezas para aislar a Rusia"

2018-09-13

"Creo que el Gobierno del Reino Unido dirá que la entrevista con los hombres...


Sputnik | El activista político británico Alan Bailey no cree que la entrevista de la directora de Sputnik y RT, Margarita Simonián, con Alexandr Petrov y Ruslán Boshírov, cambie algo en la política del Reino Unido.

"Creo que el Gobierno del Reino Unido dirá que la entrevista con los hombres identificados en las grabaciones de CCTV no prueba nada", dijo Bailey a Sputnik.

A su juicio, ya que los hombres no lograron aclarar dónde y con quién trabajan, Londres los seguirá acusando de ser espías o militares.

"En un mundo ideal, sería la responsabilidad del Gobierno del Reino Unido demostrar que son del GRU —Departamento Central de Inteligencia—, pero como no han dado ninguna prueba hasta ahora, tampoco van a comenzar de repente. Así que no estoy esperando ningún cambio", explicó.

Para Bailey, como para muchos otros británicos, esta es una pieza más de propaganda y rusofobia, ya que su país parece  no necesitar pruebas para sus acusaciones, mientras que todo el escenario carece de sentido.

"¿Matar a un exespía sin valor alguno que sin duda ya había dado toda la información que tiene al Gobierno del Reino Unido? ¿Para qué enviar asesinos directamente desde Rusia en avión? ¿Para qué utilizar un método de asesinato que obviamente se remontaría a Rusia como fuente? ¿Qué pasó con los bolígrafos venenosos y similares que podrían ser obtenidos por cualquier servicio secreto en todo el mundo? Lo mismo sería dibujar en el cielo que eran rusos y estaban allí para matar a un traidor. Simplemente no es la forma en la que se llevan a cabo tales operaciones", opinó Bailey.

A su juicio, la saga de Skripal es "una pieza más de un rompecabezas para intentar aislar a Rusia". Desde el 2013, e incluso antes, se hace todo lo posible por presentar a Rusia como un 'Estado canalla' liderado por un dictador enloquecido. El objetivo es continuar dañando la imagen de Rusia en el extranjero y detener el comercio y la cooperación entre Estados occidentales y el país euroasiático.

Bailey subrayó que solo una pequeña parte del público del Reino Unido cree que el caso de los Skripal fue llevado a cabo por los rusos.

"Yo mismo recibí muchos mensajes de amigos que de ninguna manera son 'prorrusos' y afirman que el caso les parece muy extraño y sienten que el Gobierno del Reino Unido está metido en juegos basados ??en objetivos geopolíticos", concluyó.



regina