Nacional - Política

Morena busca cambiar el rostro de la política

2018-08-20

Los delegados aprobaron una reforma a los estatutos para mantener por un año más a la...

Por Marcos Romero

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 20 AGO - El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), del presidente electo Andrés López Obrador, celebró su última asamblea como fuerza de oposición en la que anunció que renunciará al 50% del financiamiento público que debería recibir el año próximo.
    
En el encuentro se ratificó el compromiso de cambiar los usos y costumbres imperantes en la política mexicana. El Morena, de izquierda -fundado en 2011 por López Obrador y que obtuvo su registro oficial hace apenas cuatro años- acordó terminar con el "influyentismo, la corrupción, el amiguismo, el sectarismo y el nepotismo" en la clase política.
    
"Se requiere de ideales, de gente que esté dispuesta a heredar pobreza a sus hijos, pero no deshonra, no queremos la politiquería", proclamó López Obrador al asistir a este Congreso.
    
Los delegados aprobaron una reforma a los estatutos para mantener por un año más a la actual presidenta del partido, Yeidckol Polevnsky.
    
El propósito de que la ex empresaria permanezca en su puesto, así como los líderes de los consejos directivos locales, es "concentrar los esfuerzos de Morena en los retos que implica el arranque del nuevo gobierno", sostuvieron. Por lo tanto, los nuevos dirigentes serán elegidos entre el 20 de agosto y el 20 de noviembre de 2019 para un período de tres años.
    
Morena fue creado a partir de una fragmentación de grandes proporciones en las filas del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que perdió su estatus de fuerza emblemática de la izquierda y quedó reducido a una formación minoritaria.
    
A partir del 1 de septiembre próximo, cuando comience sus sesiones ordinarias el poder legislativo, la organización de López Obrador tendrá la mayoría en las dos cámaras del Congreso federal.
    
Sin embargo, con apoyo de sus aliados el Partido del Trabajo (PT, izquierda) y Encuentro Social (PES, derecha evangélica) podría lograr inclusive la mayoría calificada (dos tercios), que le permitiría realizar reformas constitucionales.
    
Desde 1997, el partido gobernante no alcanzaba la mayoría en las dos cámaras legislativas.
    
López Obrador, quien asumirá la presidencia el 1 de diciembre, leyó a los militantes de su partido el "decálogo" que regirá su actuación y los llamó a "ponerse cera en los oídos" y no "caer en la tentación" de caer en la "empleomanía", es decir, de crear puestos para colocar a sus amigos y socios.
    
"Eso no se va a permitir en el nuevo gobierno democrático", afirmó al señalar que "el poder solo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás".
    
Agregó que "lo que ha mantenido a Morena, lo que la hizo triunfar fueron los ideales, los principios, la congruencia y eso es lo que tenemos que mantener". También alertó sobre los riesgos del "pragmatismo sin ideas ni principios" que podría "arrasar y destruir nuestra organización".
    
La finalidad de Morena, sostuvo, "no es llegar por llegar" al poder ni aferrarse "a los cargos públicos".
    
El Quinto Congreso Nacional Extraordinario de Morena, efectuado en un centro deportivo de Azcapozalco, un municipio al norte de la ciudad de México, decidió renunciar a la mitad de los fondos que legalmente le pertenecen como financiamiento gubernamental.
    
Esta medida se inspira en la política de López Obrador de reducir el gasto público y los salarios de los funcionarios a partir de su asunción, el próximo 1 de diciembre.
    
Morena dejará de recibir 800 millones de pesos (unos 40 millones de dólares) de los 1,600 millones (80 millones) que le corresponden por la cifra de votos alcanzada en las elecciones del 1 de julio pasado, donde López Obrador obtuvo más de 30 millones de votos (53%).
    
Aunque la propuesta no se sometió a votación, Polevnsky dijo que "la decisión está tomada" y su partido "no va a tomar esa enorme cantidad de dinero, como lo han hecho otras organizaciones, porque se prostituyen y la gente se acerca solo por los dineros".
    
El partido también acordó reducir la cuota mensual de sus militantes en cargos de elección popular del 50 al 10% de sus ingresos.



regina