Nacional - Seguridad y Justicia

Rafael Márquez y Julión Alvarez en la mira 

2017-08-11

El inesperado anuncio del Departamento del Tesoro donde se relacionó a Márquez con...

 


(ANSA) – CIUDAD DE MEXICO, 10 AGO - La acusación del gobierno de Estados Unidos contra dos figuras públicas mexicanas, el futbolista Rafael Márquez y el cantante Julión Alvarez, de tener vínculos con el crimen organizado, generó reacciones que van del escepticismo al desencanto, además de tener consecuencias serias sobre el futuro de ambos personajes.
    
El inesperado anuncio del Departamento del Tesoro donde se relacionó a Márquez con una organización de lavado de dinero del capo de las drogas Raúl Flores Hernández, alias "El Tío", vinculado al Cártel de Sinaloa y al de Jalisco Nueva Generación, descolocó al gobierno y a la Federación Mexicana de Fútbol (Femexfut).

La presidencia de la República bajó de su página oficial un video y una foto donde aparecía Enrique Peña Nieto con Alvarez durante un reciente viaje al estado de Chiapas, en el cual el mandatario lo calificó como "un gran ejemplo para la juventud mexicana".
    
La Femexfut guardó un "silencio ensordecedor" sobre el tema, lo mismo que el Atlas, el club al que pertenece Márquez, que evitaron emitir algún pronunciamiento.
 
Pocos compañeros de "El Káiser", como se llama a Márquez, capitán de la selección mexicana de fútbol, salieron a defenderlo públicamente, a pesar de que es una figura muy respetada y se está preparando para retirarse de las canchas.
    
Inclusive, se sabía que el jugador, que gozaba hasta ahora de un sólido prestigio y un gran ascendiente entre los fanáticos, tenía previsto decir adiós al fútbol después de su participación en el Mundial de Rusia 2018.
    
"No sé. Para mí Rafa tiene todos mis respetos. Es mi ídolo y ya está. Hablando de fútbol. Lo otro no me interesa", afirmó Carlos Salcido, jugador de Chivas de Guadalajara y quien fue compañero de Márquez en la selección nacional.
    
"Márquez es un buen amigo, un ejemplo no solamente en el fútbol sino en la sociedad. No tengo mucha información, pero ojalá pase todo esto", dijo por su parte Jaime Lozano, técnico del club Querétaro y ex compañero de Márquez, que jugó en el Barcelona de España y en el Hellas Verona, de Italia.
    
Márquez es investigado en Estados Unidos y en México no está acusado, y de hecho el miércoles acudió a la fiscalía general a declarar sobre los señalamientos que se formularon en su contra.
    
De acuerdo con el Departamento del Tesoro, Márquez y Alvarez forman parte de una lista de 22 personas y 43 organizaciones empresariales que lavaron dinero para la organización de "El Tío", con ramificaciones en Colombia, Perú y Ecuador, pero con sede en Guadalajara, la sede del Atlas.
    
Para Márquez y Alvarez, el impacto de esta acusación es brutal, porque supone el retiro de su visado, lo que implica que el jugador no podrá participar en partidos de la selección o de su equipo en ese país, ni el músico podrá ofrecer conciertos.
    
Además, desde ahora se vaticina que Márquez será apartado de la escuadra nacional, aunque la Femexfut aún no lo confirma.
    
A ambos se les prohíbe realizar cualquier transacción comercial en Estados Unidos, se les congelan sus cuentas en ese país y también sus propiedades. Márquez, por ejemplo, tenía dos apartamentos en Miami y otros dos en Manhattan, Nueva York.
 
Flores fue detenido el 20 de julio pasado en Zapopan por la Agencia de Investigación Criminal, y está en vías de ser extraditado a Estados Unidos, confirmó la Procuraduría General.
    
Márquez posee una serie de negocios e instituciones filantrópicas relacionados con el deporte, entre los cuales figuran la Escuela de Fútbol Rafael Márquez, Fútbol y Corazón y Grupo Deportivo Alvaner. Tanto Márquez como Julión Alvarez negaron las acusaciones que se les formularon y se dijeron sorprendidos de haber sido sancionados por las autoridades estadounidenses.
    
"Niego categóricamente cualquier tipo de relación" con el crimen organizado, afirmó Márquez, en una breve conferencia de apenas cuatro minutos.
    
El futbolista señaló que se dispondrá a esclarecer los hechos con apoyo de su equipo de abogados, pero pidió respeto para su familia y agradeció el apoyo recibido de sus seguidores. (ANSA).  



yoselin