Nacional - Seguridad y Justicia

La vida de un policía no vale nada 

2018-06-18

"La vida no vale nada", la célebre canción del compositor y cantante...

Por Marcos Romero

   
(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 16 JUN - La violencia mexicana sin límites, como lo muestra el asesinato ayer de seis policías en el estado de Puebla, vecino a la capital, lo que se suma a una ola creciente y cada vez más preocupante de homicidios contra agentes del orden. La nueva masacre ocurrió en la localidad de Amozoc cuando los uniformados se enfrentaban a supuestos ladrones de combustibles, popularmente conocidos como "huachicoleros", que llevaban en dos furgonetas un cargamento de gasolina robada.
    
El pasado día 1, en Salamanca, estado central de Guanajuato, en un puesto de revisión de vehículos cerca de una escuela primaria, hombres armados abrieron fuego desde una camioneta matando a seis policías de tránsito. Otro caso similar sacudió al estado sureño de Guerrero, el 18 de abril pasado, cuando policías policías de la provincia realizaban un recorrido por un camino agreste de la comunidad de Coacoyul, municipio costero de Zihuatanejo, cuando un grupo de 15 hombres armados los agredieron, dando muerte a seis de ellos.
    
Según fuentes oficiales, los oficiales fueron emboscados en la comunidad Las Mesillas, cuando regresaban de cumplir "acciones de resguardo y protección a nueve familias bajo riesgo" amenazadas por criminales.
    
"La vida no vale nada", la célebre canción del compositor y cantante mexicano Alfredo Jiménez parece ser el signo de estos tiempos violentos de México, especialmente los últimos 11 años.
    
En el caso de los policías parece ser que su vida vale "menos que nada" pues, a diferencia de las muertes de mujeres, periodistas o sacerdotes, los asesinatos de policías suelen ser asumidos con gran indiferencia.
    
Desde que el gobierno lanzó su cuestionada guerra contra el crimen con apoyo del Ejército y la Marina en 2006, ha habido más de 200,000 muertos, de los cuales se calcula oficialmente que más de 2,000 han sido policías.
    
Por ejemplo, el asesinato de este viernes fue escasamente reseñado por los portales y los periódicos del país mientras que el ocurrido en Guanajuato apenas mereció una pequeña nota en las páginas interiores de los principales diarios.
    
"No nos importan los policías", escribió en un elocuente artículo el experto en seguridad Alejandro Hope, quien reprochó a los candidatos en Guanajuato no haber suspendido al menos por unas horas sus campañas como señal de duelo.
    
"Esa indiferencia probablemente explique por qué se repiten sin parar las agresiones en contra de los policías", asegura Hope.
    
Sólo en Guanajuato, han sido victimados 34 integrantes de cuerpos policiales en lo que va 2018 y a nivel nacional no hay cálculos oficiales.
    
"Si un policía no siente que va a ser cobijado y protegido por su corporación y su comunidad, qué motivación puede tener para defender a la sociedad?", se preguntó Hope, quien hace notar que los agentes desempeñan uno de los peores empleos que existen.
    
Además de ser "mal remunerado, sin seguridad laboral, con pocas prestaciones, con horarios de esclavo, laborando jornadas de 24 horas, con equipo pobre o inexistente", los uniformados están en constante riesgo y enfrentan la "indiferencia social" cuando exponen su vida por los demás.
    
A juicio del especialista "sorprende que aún haya quien quiera ser policía" y vaticina que los policías "van a seguir muriendo por montones".
    
Algunos candidatos a las elecciones del 1 de julio han abogado a favor de los agentes y hablan de dignificar su labor y elevar sus salarios, aumentar la capacitación y mejorar su equipo, por medio de una verdadera carrera policial, pero Hope dice que eso "toma tiempo" y requiere mucho dinero.
    
Por lo tanto, plantea "hacer algo desde ya" como "dedicar recursos extraordinarios a la investigación de asesinatos de policías" y "garantizar que en esos casos la impunidad sea la excepción y no la norma". El analista señala que esto es importante no porque "la vida de los policías sea más importante que la de otros ciudadanos, sino porque necesitamos que haya algunos dispuestos a arriesgar su vida para proteger la nuestra". 



regina