Religión

Pensar en la muerte hace bien, no es fantasía fea: Papa Vaticano

2017-11-17

El papa Francisco invitó hoy a "reflexionar sobre la muerte" durante la...


(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 17 NOV - El papa Francisco invitó hoy a "reflexionar sobre la muerte" durante la homilía en la misa de la Casa de Santa Marta del Vaticano, tras las repercusiones de sus declaraciones del jueves sobre "el fin de la vida".
    
"Pensar en la muerte no es una fea fantasía, es una realidad.
    
Si es fea o no, depende de mí, de cómo la pienso, pero lo que tenga que ser, será. Y allí estará el encuentro con el Señor, esto será lo bello de la muerte", dijo el Pontífice, invitando a prepararse, a "pensar que nuestra vida tendrá fin. Y esto hace bien".
    
"La Iglesia, que es madre, quiere que cada uno de nosotros piense en su propia muerte. Todos estamos habituados a la normalidad de la vida, horarios, compromisos, trabajo, momentos de reposo, y pensamos que será siempre así. Pero un día, vendrá la llamada de Jesús: Ven!", dijo en su mensaje reportado por Radio Vaticana.
    
"Para algunos este llamado será imprevisto, para otros luego de una larga enfermedad, no lo sabemos. Pero, el llamado existirá y será una sorpresa, pero luego vendrá la otra sorpresa del Señor: la vida eterna", explicó Jorge Bergoglio.
    
Por esto "la Iglesia en estos días nos dice: paren un poco, deténganse para pensar en la muerte", dijo Luego pasó a describir lo que suele suceder en velorios o camino al cementerio, cuando la muerte se transforma en un hecho social, se va, se habla con otras personas, en algunos casos se come y se bebe, es "en suma una reunión para no pensar", consideró.
    
"Habrá un día en el que te habrás marchado, otro permanecerá, tú te habrás marchado. Ir con el Señor, pensar que nuestra vida tendrá fin. Esto hace bien", dijo Bergoglio.
   
"Por eso, explicó, ante el comienzo de una nueva jornada de trabajo, por ejemplo, podemos pensar: Hoy tal vez sea mi último día, no lo sé, pero haré bien mi trabajo". Este jueves el Papa dirigió una misiva a la convención sobre "el fin de la vida" promovida por la Pontificia Academia para la Vida.
    
Se pronunció contra el ensañamiento terapéutico y la posibilidad de "una elección que asume responsablemente el límite de la condición humana mortal, en el momento en el cual se marca el 'no poder luchar más', sin abrir por ello justificaciones a la suspensión del vivir", expresó.
    
Una acción, sin embargo, "que tiene un significado ético completamente distinto de la eutanasia, que permanece siempre ilícita, en cuanto se propone interrumpir la vida, procurando la muerte", concluyó en su carta de ayer Francisco.
 



regina