Formato de impresión


Feroz indiferencia, Trump ni menciona al sismo 


2017-09-12

Por Marcos Romero

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 12 SET - El "silencio ensordecedor" mantenido hasta hoy por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre el terremoto de 8,2 grados en la escala de Richter del jueves pasado, no deja de incomodar a los mexicanos, pero el gobierno evitó referirse al tema.
    
En las redes sociales y en algunos medios de prensa se ha reflejado esa ausencia y, aunque no extraña a nadie, contrasta con la solidaridad mostrada por la comunidad internacional hacia México.
    
El gobierno de alguna manera transmitió un mensaje al respecto al anunciar el lunes la decisión de suspender ayuda que había enviado al estado de Texas, para enfrentar las consecuencias del huracán Harvey, lo que podría tratarse de una especie de "bofetada con guante blanco".
    
En un comunicado oficial, la Cancillería informó que el gobierno "canceló la entrega de ayuda humanitaria al estado de Texas" por cuanto "ya no existen condiciones para brindarla" para poder canalizarla a los afectados por el temblor.
    
Apenas el lunes, cuatro días después del terremoto, que arroja hasta ahora 96 muertes, el secretario de Estado Rex Tillerson ofreció a su par mexicano, Luis Videgaray, ayuda para las víctimas de ese desastre y del huracán Katia, "en este tiempo difícil", según informó un comunicado oficial.
    
Los únicos altos funcionarios del gobierno de Washington que mostraron su inmediata solidaridad con México fueron el gobernador de Texas, Greg Abbott, y la embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson.
    
"Nuestras oraciones están con familias afectadas especialmente en Oaxaca y Chiapas", señaló en su cuenta de Twitter Jacobson, que asumió el cargo desde mayo de 2016 por designación del ex presidente Barack Obama.
    
La indiferencia de Trump contrasta con la avalancha de mensajes procedentes de diversas latitudes de jefes de Estado y de gobierno, figuras de la farándula mundial y personalidades reconocidas de los derechos humanos, de consternación y de solidaridad con las víctimas. Entre otros, figuran el de Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, quien dijo que "mis pensamientos están con los lesionados y todos aquellos que perdieron a sus seres queridos por el mortal terremoto de la noche pasada en México" y dijo que su país "está listo para ayudar".
    
También la cantante, productora, filántropa y diseñadora barbadense Rihanna envió un mensaje por Twitter.
    
"Mexico, estás en mis oraciones también, apenas escuché del horrible terremoto", afirmó la popular intérprete, quien abogó "por aquellos que perdieron a sus seres queridos".
    
Diversos mandatarios latinoamericanos igualmente se unieron al coro de condolencias y ofrecimientos de apoyo como la chilena Michelle Bachelet, el peruano Pedro Pablo Kuczynski, el colombiano Juan Manuel Santos, el panameño Juan Carlos Varela y el guatemalteco Jimmy Morales.
    
El jefe de Gobierno español Mariano Rajoy expresó al presidente Enrique Peña la "solidaridad, afecto y el pésame del pueblo español por las víctimas y daños del terremoto".
    
La activista paquistaní Malala, ganadora del Premio Nobel de la Paz 2014, se manifestó "preocupada por mis amigos en México después del terremoto" y dijo que "mi familia y yo rezamos por ustedes".
    
Las redes sociales debatieron con ardor ante la actitud de Trump, donde destaca la idea de que "nosotros mismos podemos salir adelante sin necesidad" de la ayuda de Estados Unidos.
    
Otros consideraron que podría tratarse de una represalia del mandatario por la negativa del gobierno mexicano a "pagar el muro" fronterizo que Trump propuso construir en la frontera entre ambos países.
    
También algunos estimaron que "no se puede esperar menos de un hombre despótico y racista". 


 



regina


© Copyright ElPeriodicodeMexico.com