Formato de impresión


El turismo en Barcelona, en alerta por la incertidumbre política 


2017-10-05

Josep Catà Figuls, El Paí


El sector turístico y los comerciantes de Barcelona han roto con la imagen de optimismo que surgió de la rápida recuperación después del atentado yihadista en la Rambla. Hoteleros, operadores y expertos muestran ahora su preocupación por el choque entre instituciones a raíz del desafío independentista, y aseguran que la tensión de la huelga general del martes y las imágenes de las cargas policiales del domingo empiezan a tener sus efectos: cancelaciones de reserva, reducción del consumo y un peor posicionamiento de la ciudad en el mapa.

La inquietud del sector proviene de una percepción generalizada entre los profesionales, que ven el efecto entre los turistas de las portadas internacionales sobre la actuación policial del pasado domingo, y de la tensión que se vivió durante la huelga del martes.

Pero la preocupación no solo viene de una percepción: el domingo, el crucero Mein Schiff 3 de la compañía Tui tenía que recalar en Barcelona, pero pasó de largo y visitó directamente Valencia. El martes pasado, durante la huelga general y el llamado “paro de país” al que se sumó la Generalitat, otro crucero de la misma compañía pasó la noche en Valencia y no en Barcelona, como tenía previsto. Este crucero tiene reservada su estancia en la capital catalana el próximo 12 de octubre, y fuentes portuarias aseguran que no hay más cancelaciones.

Otra compañía que reaccionó ante la incertidumbre política fue American Airlines. La aerolínea, en previsión por la huelga general, ofreció a sus pasajeros volver a reservar billetes de forma gratuita en otras fechas. La alemana Lufthansa, en cambio, afirmó ayer que la situación política no tiene efecto en sus reservas.

Comerciantes y profesionales del turismo recuerdan la base sólida del turismo en Barcelona. Aún así, hay consenso en afirmar que la incertidumbre sobre el marco político y jurídico que pueda salir de una declaración unilateral de independencia está provocando miedo. Enrique Alcántara, presidente de la patronal de apartamentos turísticos Apartur, reveló ayer que han caído las reservas a largo plazo para viajes y congresos, pero especialmente las reservas de última hora. “Estamos a pocos días de que empiece la temporada baja, y no se espera un buen noviembre”, lamentó. Una encuesta entre los asociados de Apartur, que incluye datos hasta el 3 de octubre, indica que la previsión de ocupación para este mes es un 6,5% menor que el mes pasado.

“El ritmo ha bajado, y también los inversores hoteleros están esperando a actuar, puesto que no saben cuáles serán las normas del juego si hay una declaración de independencia”, explicó Albert Grau, de la consultoría Magma.También el consumo lamenta pérdidas. “Las situaciones de inestabilidad afectan al comercio”, aseguró Gabriel Jané, presidente de Barcelona Oberta, que añadió: “Ni ayudaron las cargas policiales ni las movilizaciones en las calles”.



regina


© Copyright ElPeriodicodeMexico.com