Formato de impresión


Política de Trump una "pesadilla"


2017-11-10


(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 10 NOV - El celebrado escritor cubano Leonardo Padura señaló que "en los tiempos que corren, la política norteamericana actual no es para nada y la más deseable para Cuba y para México".

"Fue como si hubiéramos vivido con Obama un sueño y hubiéramos regresado a la pesadilla", afirmó el autor de "novelas policíacas sociales con un alto vuelo estético", como él mismo las define.

Padura recibió el doctorado "honoris causa" de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el más grande y prestigioso ateneo público de este país, junto con una pléyade de figuras de las letras, la ciencia y la cultura, la mayoría mexicanas.

Aparte de Padura, el único extranjero que recibió este reconocimiento de manos del rector de la UNAM Enrique Graue, fue el filólogo español Víctor García de la Concha, director honorario de la Real Academia Española de la Lengua. Otros galardonados fueron el poeta Jaime Labastida, director de la Academia Mexicana de la Lengua, el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, fundador del Proyecto Templo mayor, Luis Esteva, ingeniero precursor en el análisis del peligro sísmico y la astrónoma Silvia Torres y el neurólogo Ranulfo Romo, entre otros.

De acuerdo con el autor de "Pasado Perfecto", publicada en 1991 por la Universidad de Guadalajara, México, donde recibió su primer premio internacional, otorgado por la revista Plural, no quiso extenderse más sobre las recientes medidas "antideshielo" anunciadas por el gobierno de Trump contra Cuba.

En cambio, se mostró contento de que "Conde", el meditabundo personaje de sus novelas, un poco diverso a Poirot, de la británica Agatha Christie, Pepe Carvalho del español Manuel Vázquez Montalbán o el Comisario Montalbano, del italiano Andrea Camilleri, tenga "muchos seguidores acá en México".

Sin embargo, no le sorprende porque sostiene que aquí es donde "dio sus primeros pasos en letra impresa".

Padura señaló que "escribir en español para una comunidad tan variada como la iberoamericana, desde España hasta países de Africa y Asia donde se habla español, y para todos nosotros los iberoamericanos, es un reto".

"Es una lengua que, cuando crees que empiezas a entenderla, a dominarla, a poder trabajar con ella, siempre te sorprende y te da más posibilidades", sostiene el autor de "La novela de mi vida".

Tuvieron que pasar casi 20 años de que Padura pudiera regresar a la Ciudad de México, por razones de salud, pues la altura de la capital le afecta mucho.

Sin embargo, regresó en plan grande y aprovechó también para dialogar con jóvenes en la Sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario, de la UNAM.

El novelista señaló que sus historias "empiezan y termina" en Cuba "porque es mi experiencia, es mi vivencia y es mi necesidad que tengo de escribir y de hablar, ya que tengo la posibilidad de que mi palabra hable de la situación de las personas en Cuba, de los sueños, las frustraciones y las esperanzas".

El autor habló de los "esfuerzos históricos" para construir la imagen de La Habana "a través de las palabras", desde principios del siglo XIX.

Aprovechó por ello para rendir homenaje a sus compatriotas que le antecedieron en el oficio, Cirilo Villaverde, Alejo Carpentier, José Lezama Lima y Guillermo Cabrera Infante.

"El resto de los escritores hemos escrito de la construcción o de la deconstrucción de la ciudad (de La Habana). Somos herederos de esa tradición cultural", dijo el narrador. 



yoselin


© Copyright ElPeriodicodeMexico.com