Formato de impresión


Extiende FMI dos años más línea de crédito por hasta 88 mil mdd


2017-12-01

Roberto González Amador, La Jornada


México recibió del Fondo Monetario Internacional (FMI) la extensión dos años más de una línea de crédito no condicionada por hasta 88 mil millones de dólares, en un momento en que el país, de acuerdo con el organismo, afronta una "significativa incertidumbre" asociada a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y una esperada desaceleración de su crecimiento.

En particular, con el otorgamiento del instrumento anunciado hoy, el total de recursos disponibles, aunado a las reservas internacionales oficiales, asciende a aproximadamente 261 mil millones de dólares.

"Dado que México es particularmente vulnerable a los cambios en su relación comercial con Estados Unidos, una modificación abrupta en las relaciones comerciales podría tener un impacto significativo en el sentimiento del consumidor, los flujos de capital y el crecimiento", observó el FMI, al anunciar que el país podrá disponer por otros dos años de la llamada Línea de Crédito Flexible (LCF).

En un contexto en que los riesgos externos que afectan al país permanecen elevados, la LCF "desempeñará un papel crítico al apoyar la estrategia macroeconómica de las autoridades", expuso por su parte la Comisión de Cambios, integrada por la Secretaría de Hacienda y el Banco de México, respecto de la decisión tomada por el FMI.

La LCF es un mecanismo que el organismo multilateral pone a disposición de países que tienen, de acuerdo con sus evaluaciones, una sólida posición económica y financiera, pero que pueden enfrentar riesgos derivados del entorno internacional. México fue el primer país que la recibió, en abril de 2009, por un monto de 47 mil millones de dólares y después se añadieron Polonia y Colombia.

El mecanismo está diseñado para la prevención de crisis ya que ofrece la flexibilidad para utilizar la línea de crédito en cualquier momento. Los desembolsos no son escalonados ni están condicionados al cumplimiento de metas de política económica, como es el caso de los programas tradicionales respaldados por el FMI, de acuerdo con el organismo. Hasta ahora, México no ha utilizado la LCF.

El FMI argurmentó que si bien el riesgo relacionado con el entorno internacional ha mejorado recientemente, México sigue enfrentando una gran incertidumbre con respecto al ritmo y el resultado de las negociaciones del TLCAN.

Un cambio fundamental en el régimen comercial de México con Estados Unidos podría tener implicaciones significativas en México. Este escenario podría llevar a una retirada repentina del capital ante una revaloración de los inversionistas sobre las perspectivas de crecimiento del país, añadió el FMI. Además, México está expuesto al riesgo de una renovada volatilidad de los mercados financieros mundiales, mayores primas de riesgo por su deuda y una fuerte recuperación de los flujos de capital hacia otros mercados emergentes, añadió.

Exposición a riesgos externos

"La economía mexicana ha transitado con éxito por un entorno externo complejo. La actividad económica ha mostrado resiliencia, aunque se prevé que el crecimiento a corto plazo disminuya en medio de la incertidumbre prolongada respecto de las relaciones comerciales futuras de México, así como políticas macroeconómicas más restrictivas. La inflación ha comenzado a desacelerarse después de un repunte debido a choques temporales y el sistema financiero está sano. Sin embargo, dados los lazos cercanos de México con la economía mundial, particularmente con Estados Unidos, su economía sigue expuesta a riesgos externos a través de canales tanto comerciales como financieros", detalló el FMI.

Una vez que el organismo hizo el anuncio, el Banco de México y la Secretaría de Hacienda, integrantes de la Comisión de Cambios, reiteraron el compromiso por parte de las autoridades del país de seguir mejorando la resiliencia de la economía a choques externos a través de la continua y firme implementación de las reformas estructurales y de los planes de consolidación fiscal, del mantenimiento de expectativas de inflación bien ancladas y de la sólida supervisión del sistema financiero nacional.

México, desde 2009, ha asignado y continuará dando un carácter precautorio a esta línea de crédito, expuso la Comisión de Cambios.

El país, dijo, se ha diferenciado de otras economías emergentes al fortalecer sus fundamentos y la LCF ha servido como un reconocimiento visible a este esfuerzo de muchos años.

"La renovación de la LCF refrenda la confianza del FMI hacia la situación macroeconómica de México y continúa siendo parte integral de la estrategia del manejo responsable de la política económica del país".



yoselin


© Copyright ElPeriodicodeMexico.com