Formato de impresión


Tecomán, en Colima, la nueva capital del crimen 


2018-02-08


(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 8 FEB - Tecomán, hasta hace poco una pequeña y apacible ciudad del occidente de México, en las costas del Pacífico, ha devenido en un infierno, al grado de ser proclamada por una organización civil como el lugar más violento del país.

Con una población de apenas 112,000 habitantes, forma parte de Colima, el tercer estado más pequeño de México, colindante con Jalisco y Michoacán, que hasta hace unos años era publicitado por los folletos turísticos como "el estado más seguro del país" y "el lugar donde no pasa nada".

Ahora sin embargo, la situación ha dado un giro completo y de acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública, la provincia costera, con unos 700,000 habitantes, registra un aumento exponencial en los homicidios intencionales.

Apenas el 4 de agosto pasado, el diario estadounidense The New York Times sacó del anonimato a Tecomán, que sólo era conocido por sus palmeras, su museo arqueológico, su criadero de cocodrilos y su pantano rodeado de bosques de manglares, para anticiparse y otorgarle el dudoso reconocimiento de ser uno de los peores lugares para vivir.

Un estudio de la organización civil Seguridad Justicia y Paz, elaborado por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública (CCSP), dado a conocer el miércoles, arrojó que Tecomán es el municipio más violento del país, con un promedio de crímenes tres veces por arriba del promedio en el estado y 10 veces de la media nacional.

Hace apenas dos años, Tecomán ni siquiera figuraba entre los primeros 50 lugares entre los más castigados por la ola de crímenes que ensangrentan al país desde hace 11 años cuando el gobierno lanzó su criticada "guerra contra los cárteles", que ha arrojado una estela de 235,000 muertos y 33,000 desaparecidos.

En realidad, se ubicaba en el sitio 85 del ranking nacional, pero algo sucedió que hizo que Tecomán saltara al primer lugar en el estudio sobre la violencia en los municipios de 100,000 habitantes o más, correspondiente a 2017, elaborado por Seguridad Justicia y Paz.

El vocero del grupo, José Antonio Ortega, reveló que Tecomán no está solo pues otros dos municipios del estado pasaron a figurar entre los 20 más sangrientos, Colima, la capital y el puerto de Manzanillo, por donde se estima hasta hace poco ingresaban grandes cantidades de precursores químicos para elaborar drogas sintéticas.

Con 172 homicidios por cada 100 mil habitantes, Tecomán tuvo en 2017 la tasa más elevada desde 2012, año en que se inició el estudio.

En segundo lugar está Chilapa, estado sureño de Guerrero, con una tasa de 134 asesinatos y en tercer lugar Manzanillo, con 118.01.

Lo más preocupante para los habitantes de esta ciudad es que los especialistas prevén que aumente al doble la cifra de homicidios.

"Lo que está pasando aquí está pasando en todo el estado, todo el país (.) es como un cáncer", señaló al Times José Guadalupe García, el alcalde de Tecomán, cuya lapidaria declaración se confirma con la realidad, pues el año pasado México sufrió la más alta cifra de asesinatos en dos décadas, según cifras oficiales. Ubicado a menos de 50 kilómetros en automóvil de la capital de Colima, Tecomán fue escenario el 7 de enero pasado del asesinato de seis personas al ser atacadas por desconocidos en una zona ubicada junto a la plaza de toros Martell.

Los expertos intentan explicar el aumento alarmante de la violencia en Colima en general y en Tecomán en particular por la incursión del Cártel de Sinaloa, relegado al segundo lugar entre las bandas más poderosas del país, por el Cártel de Jalisco Nueva Generación y que se niega a ceder espacios a su competidor.

Pero la clave de por qué Tecomán pasó del paraíso al lugar más violento del país radica, según los entendidos, en la decisión del gobierno de poner hace poco bajo la tutela de la Marina el puerto de Lázaro Cárdenas, para evitar la entrada de precursores químicos para producir drogas sintéticas.

El contrabando de esas sustancias se mudó a la zona turística más cercana, es decir, Tecomán. 
 



yoselin


© Copyright ElPeriodicodeMexico.com