Formato de impresión


Opiniones, alabanzas, descalificaciones y suposiciones


2018-02-08

Grumete Exigente

En los medios de comunicación estos cuatro modos de expresión se confunden cada vez más cuando los eruditos, expertos o seudo conocedores en la materia, exponen sus puntos de vista sobre el asunto del momento.

Por ejemplo: el caso de las características personales de los candidatos a Presidente de la República.

En este país, la elección para presidente es un gran “circo”, algo tan serio se convierte en una práctica desleal para el pueblo, hasta cierto punto oculta, debido a la baja cultura política en general, en donde se sabe de antemano que las promesas de campaña no se van a cumplir; con lo que los votantes se alinean en diversos escenarios, en los cuales lo que menos importa es la probidad y credibilidad del candidato, destacando los grupos siguientes:

     Aquellos que se entusiasman con el físico, tal como: lo alto (Fox), las facciones y el copete (Peña), el color blanco de la piel (Mead, Anaya), la apariencia intelectual (Echeverría, López P., Calderón, Anaya). O con la apariencia extranjera (Mead).

     Los que admiran la fluidez en la expresión oral, ya sea clara o confusa, como las de: López Mateos, Luis Echeverría, López Portillo...

     Los que admiran a quienes dicen lo que quieren oír, aunque sean aberraciones, como las expresiones de: Echeverría, López P., Salinas, Peña, Mead, López O.

     Los que integran el voto duro de cada partido y creen que se debe seguir viviendo del presupuesto, disfrutando la corrupción, el nepotismo y la cleptocracia, como se hizo en los sexenios de: M. Alemán, Echeverría, López P., Salinas y Peña, y podría ser en el sexenio de Mead o López O.

     Los que creen en que el pueblo merece un Dictador, como podrían ser: Mead (dictadura de partido), López O. (dictadura socialista), XXX (dictadura castrense).

     Y los soñadores, que creen que su voto no sirve para nada, pero tienen la ilusión y esperanza de que el futuro podría ser mejor, escogiendo a su juicio al menos malo, aunque no trascienda.

Finalmente, el “circo” lo complementan los medios de comunicación y naturalmente el gobierno en funciones, los primeros con sus interpretaciones y entrevistas bien pagadas a personajes tendenciosos y eruditos comprometidos y el segundo financiando el tiempo aire respectivo con los recursos presupuestados por el sistema para tal fin (crear el “circo”), o sea: mantener al pueblo contento con eventos contradictorios, descalificaciones, supuestos y mentiras. Con la finalidad de hacer más jocoso el entretenimiento, al candidato gubernamental le  asignaron al Gran Showman (animador): J. L. A., el “ardido bocas”, cuya misión es desacreditar a los contendientes, porque para eso, es bueno.    

En cualquier elección deberían concursar los individuos mejor dotados de: experiencia, conocimientos, facultades y trayectoria que resulten compatibles con las necesidades del puesto, que además de conocer las situaciones particulares que prevalecen en el país, muestren la mejor intención de corregir los problemas derivados. La exigencia de cumplir estos requisitos con determinación y valor, evitarían:

     Que el titular se pase la mitad (o más) del periodo de su dirigencia (en el cual algunas de las actividades del país se detienen), tratando en el mejor de los casos, de: definir los problemas más apremiantes y sus prioridades de atención, encontrar las mejores alternativas de solución, estructurar la planeación de las acciones e iniciar las actividades respectivas tardíamente, a sabiendas de que no se lograrán terminar, con altas probabilidades de que se anulen en el próximo sexenio.

Problema que no existiría, si se contara con un bien estructurado y respetado “Proyecto de Nación”.

     Que el titular no ejerza su autoridad por carecer de fortaleza para tomar y comunicar decisiones que como líder debe efectuar.

     Que por incompetencia tome decisiones improcedentes que a corto plazo tenga que revertir, con las perdidas consecuentes de tiempo, dinero, confianza y desgaste de su autoridad.

     Que por falta de criterio tome decisiones barrocas, generadas por sus limitados asesores e introduzca al país en un laberinto tortuoso que en lugar de sumar bienestar e independencia, reste libertad y autosuficiencia, comprometiendo al país a futuros nefastos.

     Que sea un representante débil, sin personalidad y sin habilidad, para defender los intereses del país.

Lo más indicado sería:

     Que cada candidato tomara su elección como una inversión personal para concursar por el honor de servir a su país.

     Que hubiera una partida presupuestada mínima, como ayuda económica fija e igual para cada candidato, a fin de cubrir únicamente los gastos de su equipo (no más de cinco personas) por conceptos de alimentación y transporte a las comunidades que podría visitar según un programa común de trabajo, así como el costo fijo por la impresión de un tríptico, en el cual exponga  sus generales [fotografía, genero, edad, color (de piel y ojos), peso, estatura, lugar de nacimiento], escolaridad, profesión, postgrados, experiencia académica, experiencia como servidor público (funcionario y puesto político), experiencia de negocio (particular o de empresa).

     En otra sección del tríptico expondría sus relaciones con los cotos de poder, mencionando alguna relación que pudiera resultar incomoda para su proyecto de trabajo.

     En sección aparte dentro del tríptico expondría su “definición” de no más de cinco de los problemas que a su juicio afectan al país.

     Y su “visión personal” para resolverlos.

     En la última sección expondría sus cualidades para alcanzar los objetivos a los que se compromete, si resultara electo.

     Cada candidato enviaría su tríptico por correo, con porte pagado por el gobierno, a las direcciones de las familias nombradas en el “Directorio por familia”, integrado por el INEGI.

     Que el INE se aboque con suficiente anticipación a determinar los sitios donde estarán las casillas, escoger y entrenar al personal cercano a cada casilla para facilitar el voto personal y confidencial, según registro de votantes, y equipar cada casilla.

     Que el INE proporcione a cada candidato el Directorio por Familia, una semana antes del arranque de la contienda.

     Que el INE se mantenga al tanto de cómo se van desarrollando el proselitismo que cada candidato está llevando a cabo en cada plaza donde se efectúan sus reuniones de convencimiento.

     Que el INE sancione sin requerimiento de solicitud alguna, al candidato que incurra en: acarreos (en autobús o en taxi), entrega de dadivas (presentes, canastas de alimentos, tarjeta de debito, etc.), amenazas, secuestros, incitación a la violencia, alteración del orden, compra de votos, satanización de contendientes y promesas populistas descabelladas.

     Que ningún candidato utilice la Televisión y la Radio para hacer proselitismo, aunque estos medios podrían realizar entrevistas a personajes que no sean los candidatos, sobre lo que piensan de cada uno de ellos y de cómo se está desarrollando la contienda.

     Los únicos momentos en que se utilizarían la televisión y la radio sería en la difusión de los tres programas diseñados para hacer comparecer en público a los candidatos entre sí, sobre sus planes y puntos de vista, un mes antes de que finalice la contienda. Naturalmente siguiendo un programa de preguntas y respuestas a cada candidato, quienes exhibirán: su cultura política, su educación cívica, sus conocimientos, su estrategia de aplicación y su don de gentes, para tratar y discutir entre ellos.

Hay que aclara que el INE debería estar bajo la jurisdicción del Poder Judicial en un sistema de gobierno en donde este Poder no esté sojuzgado o influenciado por el Poder Ejecutivo.

Algo similar a lo expuesto se lleva a cabo en países más desarrollados como Islandia y Escocia.

Las ventajas saltan a la vista:

     La utilización sana y efectiva de los recursos del país.

     La depuración obligada de la calidad de los concursantes al través de exponer por escrito sus características personales, su relación con los cotos de poder, su conocimiento y visión de los problemas que aquejan al país y los objetivos a los que se compromete, con reserva de ser increpado oficialmente por decir cualidades que no tiene u omitir información solicitada.

     Recuperar la esencia de la actividad política, promoviendo en estos eventos la exigencia, la responsabilidad, la disposición de servicio, la ética e importancia de actuar con verdad, premiando el esfuerzo.

     Prever un mejor futuro para el país y su población.

Las cartas están sobre la mesa, lo único que hace falta es la voluntad de la dictadura de Partido, para realizar los cambios.

Si la dictadura de partido hubiera establecido normas generales para que los partidos agruparan elementos capacitados, identificados con el compromiso nacionalista de desarrollar consistentemente el país, conforme a un Proyecto de Nación bien estructurado, en lugar de fomentar el perverso atractivo, nada ético, de utilizar el poder para agenciarse los recursos del país como objetivo principal de su militancia, dizque para mantener a todos (seudo políticos y vividores) conformes, esperando su oportunidad para hacer lo mismo, se estarían realizando elecciones demócratas efectivas y valiosas, con sentido, nacionalista y esperanzador.

TAPADOS Y DESTAPADOS, A LA VISTA DE TODOS

En la mayoría de los países, los candidatos a puestos de elección popular son representados por: partidos políticos, asociaciones, barrios, ellos mismos como personas morales independientes, etc., registrados oportunamente ante las autoridades electorales, una vez cumplidos ciertos requisitos, entre otros: un número mínimo de simpatizantes y una mínima estadía en la localidad en donde existe el puesto para el cual concursa.

La mayoría de los partidos políticos, además de mostrar su disposición por el bienestar de la ciudadanía, supervisan el proceso en su totalidad, desde que se erige el organismo de administración electoral, pasando por el registro de partidos y candidatos, el registro de electores, las campañas electorales, la votación, el escrutinio de la votación y el anuncio de los resultados oficiales.

Desafortunadamente, debido a su participación directa en los resultados de la elección, los partidos políticos y candidatos pueden ser en sí fuentes de problemas de integridad. Pueden tratar de evitar los requisitos del proceso o intentar métodos poco éticos para ganar la elección. Por ejemplo, un partido dominante puede monopolizar los medios de comunicación a cambio de un trato preferencial. Un partido gobernante puede utilizar su acceso a los recursos estatales para promover a sus candidatos durante las campañas.

La conducta ética es un componente esencial de la integridad electoral. La ética comprende los compromisos morales a los que se somete la actitud de los candidatos al competir por un puesto público.

Esta ética está basada en la creencia de que el servicio público debe conservar la confianza de la población. En que los oficiales públicos, administradores electorales y todos los involucrados en el sistema electoral le deben lealtad a la Constitución y leyes de su país. Y en que llevan a cabo sus responsabilidades por el bien público y no por beneficio personal o partidista.

Una desventaja que tiene los candidatos independientes es la poca estructura que tienen para hacer proselitismo en todo el territorio, en consecuencia tampoco cuentan con un voto duro significativo y su reconocimiento político está limitado a aquellos lugares en que se han manifestado. Por la misma razón no cuentan en todo el país con colaboradores suficientes para supervisar las campañas electorales, la votación y el escrutinio de la votación.

En México, se puede anticipar sin temor a equivocarse que ninguno de los candidatos independientes llegará a figura, por lo que si estos candidatos quieren un cambio verdadero, deberán sumar sus votos al candidato que más se acerque a ser el administrador idóneo (aunque duela) de los designios del país. El buen político es el que mejor domina sus instintos y maneja adecuadamente sus sentimientos para servir a la ciudadanía. Por lo tanto hay tres candidatos a considerar:

El del PRI, PVE y PNA, representado por José Antonio Mead Kuribreña.

El del PM, PT y PES, representado por Andrés Manuel López Obrador.

El del PAN, PRD y PMC, representado por Ricardo Anaya Cortés.

José Antonio Mead Kuribreña, de ascendencia Irlandesa, aunque podría ser descendiente del general estadounidense George Gordon Mead, uno de los muchos generales que participaron en la invasión a México que ordenó el Presidente James K. PolK y que costó la pérdida de más del 50 % del territorio, o sirio libanesa-española por parte de su abuelo materno. Con 49 años, es quizás el más instruido, egresado del ITAM como Licenciado en Economía, de la UNAM como Licenciado en Derecho y de la Universidad de Yale como Doctor en Economía, lo cual pudiera ser significativo para ocupar un puesto importante, pero también pudiera estar influido por las últimos avances de las ciencias sociales y de la economía, en las cuales el ser humano sin recursos está excluido sin remordimiento, del bienestar general.

Además de su apariencia de burócrata y su expresión oral sin oficio, añade otra desventaja, la de ser el candidato que postula el partido que lideré a la perversa Dictadura de Partido, la cual poco le ha dejado al pueblo que vive al día o a la quincena y que no quiere escuchar más promesas, ni más escusas. También, es señalado por la opinión pública (no coludida), como el orquestador de algunas prácticas desleales al ciudadano y al país en el manejo de los recursos que debió administrar con responsabilidad y honestidad cuando estuvo en:

La dirigencia de: BANRURAL, EMIP, SRE, SEDESOL y SHCP.

Es católico, aunque algunos creen que es judío, dijo que era apartidista, aunque su padre y tres hermanos trabajan desde hace algunos sexenios en el sector público que controla el PRI.

Se le señala como orquestador de: el gasolinazo, el rescate bancario (similar al FOBAPROA) a BANRURAL, la Reforma con la que PEMEX dejo de refinar, el aumento de la tarifa de energía eléctrica a la Industria, “la estafa maestra”, el desvío de partidas presupuestadas para usos del partido, etc., si esta es la experiencia como funcionario público, más le valdría no usarlo en su campaña. Además se le acusa de ser uno de los masones, tecnócratas, neoliberales más radicales y de mano dura, opositor al nacionalismo con un marcado desprecio por el pueblo de bajos recursos, impuesto como candidato presidencial, directamente por los centros financieros internacionales que integran el nuevo orden mundial, dirigido por la familia Rothschild. Estaría sometido a Trump, al ser de corrientes socio-económicas diferentes.

Suponiendo de buena fe que la mayoría de lo que se dice sea mentira, queda la pregunta: ¿Qué tanto está comprometido con el partido y qué compromisos deshonestos tendría que romper para acabar con la corrupción orquestada por los grandes personajes?, Recordemos a Donaldo Colosio. ¿Podría ir en contra de su propia seguridad y la de su familia?, ¿Podría mostrar fortaleza y ser exigente?, o ¿Sería un simulador mentiroso, como son la mayoría?

Andrés Manuel López Obrador, eterno candidato a la presidencia  de la República, pues además de haber participado dos veces en dichos comicios, esta es la tercera vez; lleva más de 12 (doce) años en campaña, visitando y conociendo el territorio nacional, financiado por orden superior con recursos del gobierno, dentro de los cuales se encuentran Instituciones y gobernadores que lo han mantenido discretamente dentro del sistema, con una dieta para cubrir sus gastos, usándolo como termómetro del entorno social y como piedra en el zapato de algunos políticos antagónicos del sistema.

Cursó la Licenciatura de Ciencias Políticas y Administración Pública en la UNAM, desde estudiante inició su carrera política ocupando varios cargos en el gobierno de Tabasco y  en la administración regional del PRI. Desde entonces se le conoce como un insecto molesto, mezcla de grillo y mosquito (Aedes aegypti) causante del zika, del dengue y de la chikungunya, organizador de marchas, plantones y discursos en los que aplica palabras populares, frases y dichos domésticos para desacreditar, retar y chantajear al contrario y conseguir adeptos. Improvisa y dice muchas mentiras que asocia a descalificaciones burlonas que pocos responden para no caer en su juego sucio.

Se dice que en su infancia fue violento, que asesinó a su hermano Ramón y que fuera de control mató a su amigo José Ángel León de un pelotazo en la nuca. Es caprichoso e irascible cuando lo que intenta u ordena no se realiza como él lo espera. Esta actitud soporta su determinación para insistir una y otra vez en el conflicto, lo que es aprovechado por su socio (capo del partido hegemónico) como arma de defensa, crear controversia y desviar la atención a favor de aquel.

En 1988 se unió a la Corriente Democrática del PRI que se oponía a que C. Salinas fuera el candidato del partido a la presidencia de la república. Los integrantes de la Corriente Democrática se separaron del PRI para formar una coalición de pequeños partidos de izquierda que se llamó Frente Democrático Nacional, a fin de postular al ex gobernador de Michoacán para presidente y a él (A. M. López O.) para gobernador de Tabasco, ambos perdieron, argumentándose que los comicios fueron arreglados para favorecer al PRI con las conocidas prácticas que siempre ha usado (amenazas, desapariciones forzadas, robo de urnas, cambio de papeletas, etc.) y que él perfectamente conocía, aun así realizó una gira por el Estado, organizando plantones para alertar del “clima de autoritarismo y represión” que existía.

Al año siguiente, el Frente Democrático se consolido como el partido de la Revolución Democrática (PRD), del cual fue presidente en el estado de Tabasco. Tres años después hubo elecciones para renovar las alcaldías del estado, en las cuales AMLO acuso que hubo fraude en seis municipios en donde había ganado el PRI y nuevamente organizó una marcha (El Éxodo de la Democracia) que partió de la Capital del estado con intenciones de encontrarse en la ciudad de México en la fecha en que se firmarían los acuerdos de Paz entre El Salvador y el Frente Democrático de ese país. La marcha concluyo en la Plaza de la Constitución tras un discurso ante 40,000 simpatizantes, después de haber acordado con la SEGOB la anulación de elecciones en algunos de los municipios de Tabasco. Renunció a la dirigencia del PRD en el estado de Tabasco, para dirigir la campaña de Heberto Castillo como Gobernador del estado de Veracruz, la cual perdió.

Compitió otra vez para Gobernador del estado de Tabasco contra el candidato del PRI, perdiendo por una diferencia de 18.8 % de votos, lo cual nuevamente generó otra marcha a la Ciudad de México, ahora llamada “La Caravana por la Democracia” que resulto un verdadero fastidio para el gobierno priista, costándole el puesto al titular de SEGOB por no lograr conciliar las partes.

Es significativo que bajo su dirigencia ha incrementado la presencia en la política nacional de los partidos en los que ha estado, consiguiendo curules que antes no se habían logrado. Su acenso a Jefe de Gobierno del Distrito Federal lo logró con la coalición de 6 (seis) partidos de izquierda, de los cuales 4 (cuatro) fueron golondrinos.

Durante su mandato, casi todos sus proyectos fueron populistas, como fueron: un programa de pensiones para adultos mayores de 70 años de 22 pesos diarios (medio salario mínimo), programas de: asistencia a madres solteras y discapacitados, medicamentos gratuitos a familias pobres y útiles escolares a estudiantes, lo que fue calificado como medidas populistas dedicadas a impulsar su imagen con cargo al presupuesto, creando compromisos. Por desgracia su atrevimiento contaminó a los legisladores federales para llevar a cabo la legalización de aspectos jurídicos que afectan a minorías: derecho de madres solteras (del sistema) a recibir ayuda del gobierno, legalizar unión entre homosexuales (beneficia a políticos), legalizar aborto de solteras descuidadas, etc. También llevo a efecto la construcción de segundos pisos en vías rápidas, para hacer fluido el transito, algunas fueron mal construidas y costaron cuatro veces más de lo normal.

Sus propuestas van desde repartir entre los pobres los recursos y el patrimonio de los ricos (políticos y empresarios), desaparecer las Instituciones de gobierno que dan servicio a la ciudadanía porque son ineficientes, hasta indultar a los delincuentes para conservar la paz de la Nación, algo que aparentemente no tiene sentido, pero que lo protege y lo ayuda a mostrar su humildad al viajar sin escolta (porque es igual a cualquier ciudadano), pero que lo identifica con la delincuencia organizada. Todo un caso el señor.

Por desgracia lleva muchos años diciendo lo que quiere escuchar su audiencia inculta (muy pobres, pobres y clase media baja) y aunque ésta práctica es común en las contiendas políticas de este país, el resultado es que va al frente en las encuestas, sumando adeptos de gente inocente, algunos intelectuales que en ese escenario creen poder hacer algo por México, sin haber considerado que los Dictadores (Fidel, Chaves, Maduro, Stalin), además del mal trato a sus colaboradores, son los protagonistas más acérrimos. Sería el mejor socio de Trump y de Putin por pertenecer a la misma corriente Aria.

Ya demostró, cuando ocupo el cargo de Jefe del gobierno del DF, cómo disminuyo la inversión extranjera, así cómo se incremento el índice de desempleo, aumentó la extorsión (algunas filmadas, pero cínicamente negadas) y se incrementó en cinco años, la deuda pública (10,000 millones de pesos). Su agresividad va desde bloquear el acceso a pozos de PEMEX, tomar la tribuna de la Cámara de Diputados, desconocer la legislación y las leyes, así como declarase en rebeldía, para erigirse Presidente legítimo. Recientemente declaró que de llegar a la presidencia hará las paces con Salinas y Peña; Qué señal más descarada para decir que es un apéndice encubierto del PRI. El peje lagarto como la mayoría de los peces, por la boca muere.

Imagínenlo con poder, como jefe supremo de las fuerzas armadas, presionando para modificar la Constitución, a fin de erigirse salvador permanente (dictador) del pueblo de México.  ¡Que Dios salve al pueblo y al país!

Ricardo Anaya Cortés, nació en Querétaro, Qro., de padres profesionistas (Ing. Químico y Arquitecta). Con 38 años, es Licenciado en Derecho, egresado de la Universidad Autónoma de Querétaro, tiene una maestría en Derecho Fiscal de la Universidad del Valle de México y es Doctor en Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México. Ha sido profesor titular de las materias de Derecho Constitucional y de Teoría del Estado en la facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Querétaro.

Su carrera política la inició a los 21 años como miembro del Partido Acción Nacional (PAN) en los siguientes cargos:

     Candidato del PAN a diputado local por el XIV Distrito de Querétaro, que comprendía los municipios de Arroyo Seco y Pinal de Amoles.

     Secretario particular del gobernador del Estado de Querétaro de 2003 a 2009.

     Coordinador de Desarrollo Humano del Gobierno del Estado de Querétaro de 2008 a 2009.

     Diputado local de la LVI Legislatura del Estado de Querétaro, donde fungió como coordinador del grupo parlamentario más numeroso, el del Partido Acción Nacional.

     Presidente del Comité Directivo Estatal de su partido en Querétaro de febrero de 2010 al 31 de marzo de 2011

     Subsecretario de Planeación Turística de la Secretaría de Turismo del Gobierno Federal, nombrado por el presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa el 1 de abril de 2011

     Diputado federal por el principio de representación proporcional a la LXII Legislatura, de 2012 a 2015

     Presidente de la Cámara de Diputados, desde el 1° de septiembre de 2013 hasta el 5 de marzo de 2014

     Presidente Nacional del Partido desde el 30 de septiembre de 2014 hasta el 20 de enero de 2015,

     Coordinador del Grupo Parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados, elegido como nuevo secretario general del partido.

     Presidente Nacional del partido, ganando con más del 80% de la votación total.

En las elecciones de 2016, bajo su presidencia del PAN, este partido ganó 7 de las 12 gubernaturas en disputa. Obtuvo triunfos históricos como Tamaulipas, Durango, Veracruz y Quintana Roo. En el proceso electoral de 2017, ganó la gubernatura de Nayarit. Con estos resultados, Acción Nacional alcanzó el mayor número de gubernaturas en la historia del Partido: 12 estados con gobierno panista.

Además, impulsó fuertemente el Sistema Nacional Anticorrupción, integrando una Comisión Anticorrupción al interior del PAN.  También impulsó la creación de la Comisión para Atender la Violencia Política contra las Mujeres, siendo Acción Nacional el primer partido en asumir este compromiso (las escaleras se barren de arriba hacia abajo).

Otra de las acciones que implementó fue la actualización de datos del Padrón de Militantes de su partido. En este proceso participó de manera coordinada con el Instituto Nacional Electoral para validar los datos de la militancia en tiempo real.

Ventajas y desventajas de este candidato:

     Es el único de los tres candidatos que no ha saltado (como chapulín) de un partido a otro.

     Es el candidato más joven, por lo que debe ser el menos contaminado con las prácticas políticas desleales y la corrupción institucional, aunque debe conocerlas.

     No ha pertenecido al partido hegemónico, por lo que no debe tener mucha cola que le pisen.

     No ha dirigido ninguna de las secretarías, en las cuales desde hace cuando menos ocho sexenios, se han gestado las operaciones desleales del gobierno, como han sido: los desvíos institucionales de recursos económicos, los sobornos en contratos de: obra, servicios y concesiones y los prestamos en moneda extranjera, no justificados.

     No ha protagonizado ningún juicio o demanda a favor o en contra que lo identifique como persona conflictiva.

     Estructuró la alianza más adecuada para representar al pueblo y a la Nación. Esta acción logró que saliera (como él lo ha dicho) la “pus” de cada partido. En dicha “pus” estaban: los esquiroles, los traidores, los ardidos, los egoístas, los que no quieren renunciar a la corrupción y al nepotismo impuesto por el sistema.

Como parte de su proyecto al ocupar la presidencia de la república se encuentra, en orden prioritario, las acciones siguientes:

     Facilitar la creación de empleos.

     Impulsar la ética en la actitud cotidiana de: maestros, estudiantes, profesionistas, empleados, obreros, empresarios, investigadores, contratistas, asesores, funcionarios, proveedores de: servicios, materiales, productos, enceres, alimentos, etc., además de dar el buen ejemplo.

     Atacar el conformismo, impulsando la exigencia.

     Depurar los cuerpos policiacos con nuevas reglas (ética, valor civil, vergüenza, exigencia, investigación, prevención, protección, confianza y reconocimiento), jubilando los mandos superiores.

     Eliminar los obstáculos (adecuar leyes, capacitar policías, sumar voluntades de cotos de poder, unir fuerzas de la ciudadanía), para atacar la corrupción.

     Estructurar un Proyecto de Nación para cuando menos veinte años de continuidad.

     Fomentar la investigación.

     Rescatar los medios para la explotación productiva de los recursos naturales.

     Impulsar los productos mexicanos en mercados más leales y exigentes.

Como candidato a la presidencia de la república, no se escapa de la guerra sucia, así los eruditos y politólogos opinan:

    Debido a que es joven, no tiene experiencia en el cargo. ¿Quién de los tres candidatos tiene experiencia en ser presidente?

    Hay que tener cuidado con él, porque es muy ambicioso. Qué bueno que es así, porque se fijara objetivos ambiciosos y el país saldrá del conformismo.

    Es inteligente y ha estructurado muy bien su estrategia para conseguir el reconocimiento de los partidos que representa. Fabuloso, así podrá sumar la voluntad de los cotos de poder para trabajar unidos por el país que queremos.

    Que su ímpetu ahuyentó a ciertos militantes que ahora están con la oposición. Qué bueno que se fueron, es gente sin escrúpulos que a la larga representarán problemas.   

La razón, la exigencia, la estrategia, la planeación y el esfuerzo son claves del éxito.



JMRS


© Copyright ElPeriodicodeMexico.com