Formato de impresión


Las injerencias del Kremlin se confirman 


2018-02-08

 

(ANSA) - NUEVA YORK, 8 FEB - La funcionaria estadounidense encargado de proteger las elecciones de la piratería informática confirmó que los rusos penetraron con éxito en las listas de registro de votantes de varios estados de Estados Unidos antes de las presidenciales de 2016.
    
En una entrevista exclusiva con NBC News, Jeanette Manfra, jefa de Ciberseguridad del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por siglas en inglés) dijo que no podía hablar de información clasificada públicamente, aunque confirmó que en 2016 detectaron "un objetivo de 21 estados y un número excepcionalmente pequeño de ellos fueron realmente exitosamente penetrados".
    
Jeh Johnson, ex funcionario del DHS dijo que "2016 fue una llamada de atención y ahora corresponde a los estados y a los federales hacer algo al respecto antes de que nuestra democracia sea atacada nuevamente".
    
"Pudimos determinar que el escaneo y el sondeo de las bases de datos de registro de votantes provenían del gobierno ruso", precisó Johnson.
    
NBC News confirmó este jueves que en septiembre de 2016 más de 20 estados habían sido atacados por los rusos.
    
Funcionarios de la Casa Blanca se encargaron de asegurar que no hay evidencia de que ninguna de las listas de registro de votación haya sido modificada de alguna manera.
    
En una nueva encuesta de NBC News / SurveyMonkey, el 79 por ciento de los encuestados dijo que estaban algo o muy preocupados de que el sistema de votación del país pueda ser vulnerable a los piratas informáticos.
    
En enero de 2017, pocas semanas antes de dejar su puesto, Johnson declaró que los sistemas electorales de la nación forman parte de la "infraestructura crítica" federalmente protegida del país, una designación que se aplica a entidades como la red eléctrica que podría ser atacada. La tendencia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a hacer declaraciones contradictorias ha llevado los abogados del mandatario a recomendarle que se abstenga de entrevistarse con el fiscal especial que conduce la investigación sobre la posible colusión entre su campaña y Rusia para influir en la elección de 2016, publicó el lunes pasado el diario The New York Times.
    
El periódico afirma que los abogados están preocupados por la eventual entrevista de Trump y el fiscal especial Robert Mueller, porque sus declaraciones podrían usarse para acusar al presidente de mentir en la investigación.
    
Desde principios de enero que se sabe que Trump está en la mira de Mueller. Y desde entonces sus abogados están buscando el modo de evitar un interrogatorio o, al menos, de acotarlo lo más posible.
    
Trump dijo varias veces públicamente que estaría dispuesto a ser entrevistado bajo juramento. "Me encantaría hacerlo", dijo el mandatario a la prensa en la Casa Blanca el mes pasado.


 



regina


© Copyright ElPeriodicodeMexico.com