Formato de impresión


Visita relámpago de yerno y enviado de Trump 


2018-03-08

   
(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 7 MAR - El enviado del presidente Donald Trump a México, Jared Kushner, se reunió hoy por más de tres horas con el presidente Enrique Peña Nieto, en la residencia oficial de Los Pinos, con quien habría abordado temas bilaterales como seguridad, migración, comercio y economía.
   
El yerno del jefe de la Casa Blanca, Jared Kushner, llegó a la capital azteca para una visita relámpago de unas horas aparentemente para intentar suavizar las tensas relaciones con el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.
   
Apenas llegó a la ciudad, alrededor de las 10 locales (16 GMT), se dirigió a la sede de la Cancillería donde se reunió por más de tres horas con el canciller Luis Videgaray, seguido del coloquio con Peña, acompañado de funcionarios del Departamento de Estado y del Consejo Nacional de Seguridad de Estados Unidos.
   
La visita del esposo de Ivanka, la hija de Trump ocurre a una semana de que surgiera una polémica en ambos lados de la frontera luego que el diario The Washington Post publicó que México y otros tres países (Emiratos Arabes, China e Israel) intentaron manipular a Kushner para influir en el magnate.
   
Este descubrimiento por parte de los servicios de inteligencia estadounidenses obligó a limitar el estatus de seguridad de Kushner para evitar que utilice en provecho de otros países la información "top secret" que a diario circula en el gabinete del magnate.
   
La Cancillería mexicana negó de inmediato haber intentado influir en el yerno de Trump, aunque es de sobra conocido en México desde hace meses que Kushner es el principal "enlace" del canciller Luis Videgaray con el mandatario estadounidense.
   
El comunicado oficial señaló que "todos los encuentros que ha sostenido" Videgaray con Kuchner "han sido estrictamente profesionales", atendiendo "a sus intereses, pero "tratando de llegar a acuerdos".
   
La cercanía de Kushner con Videgaray, el ministro más próximo a Peña Nieto, comenzó desde antes del triunfo de Trump en las elecciones del 8 de noviembre de 2016.
   
Algunos analistas mexicanos se han preguntado si esa amistad ha sido más perjudicial que benéfica para los intereses del país, pues el yerno de Trump fue el organizador del desastroso viaje de Trump a México a fines de agosto de 2016, junto con Videgaray.
   
Tras este encuentro, donde Trump insistió de nuevo en que México pagara el muro que pretende construir en la frontera, Videgaray perdió su cargo de ministro de Finanzas, pero meses después, en enero del 2017, fue designado canciller.
   
Trump y Peña han cancelado dos veces un encuentro bilateral, el primero en enero de 2017 y el segundo justamente previsto para inicios de marzo.
   
Según el Post, Emiratos Arabes Unidos, China, Israel y México, sostuvieron reuniones con Jared Kushner y "platicaron entre ellos" para "discutir las maneras en las que podían manipular, tomar ventaja e influenciar a Kushner".
   
El yerno de Trump está vinculado con una investigación penal del Buró Federal de Investigaciones (FBI) por la interferencia de Rusia en las elecciones y sus vínculos con el gobierno chino.
   
A pesar de los contactos entre Videgaray y Kuchner todo parece indicar que las relaciones entre México y Estados Unidos no dejan de estar en su peor nivel en varias décadas, como desde el inicio de la gestión de Trump.
   
La última visita de un alto funcionario estadounidense a México ocurrió apenas en febrero cuando viajó el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, en el marco de una gira latinoamericana.
   
Como trasfondo del encuentro figura la amenaza estadounidense de imponer aranceles del 25% al acero y del 10% al aluminio que afectarían a países de Europa, Asia y a México, entre otros, de los cuales podría quedar exento este país por razones de seguridad, según anticipó hoy la Casa Blanca. La visita no estuvo exenta de críticas, especialmente de la oposición, que a través del líder del Senado, Ernesto Cordero, hizo saber su rechazó bajo el argumento de que "Peña no tiene que tratar con el yerno de Donald Trump".
   
"Eso será la Cancillería o la Secretaría de Economía, a quien dispongan, pero no el Presidente de México", indicó.
   
La senadora Laura Rojas, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, señaló a su vez que Peña no debería recibir a un hombre involucrado en la "trama rusa".


 



yoselin


© Copyright ElPeriodicodeMexico.com