Formato de impresión


Turquía acusa ONU de describir una visión parcial y desequilibrada del país


2018-03-08

 

Ginebra, 8 mar (EFE).- Turquía acusó hoy al alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, de describir en sus informes y declaraciones una realidad parcial y desequilibrada de los que ocurre en el país.

Zeid presentó ayer su informe anual sobre la situación de las libertades fundamentales en el mundo ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en el que criticó a una vasta serie de países, entre ellos Turquía.

De Ankara dijo que "el respeto a los derechos fundamentales continúan deteriorándose" y anunció que en los próximos días su Oficina emitirá un informe detallado al respecto, incluyendo la situación en el sudeste, donde Turquía lucha contra la guerrilla kurda del PKK.

Concretamente, Zeid dijo que su Oficina continuaba recibiendo "informes creíbles" de despidos masivos arbitrarios; cierre arbitrarios de organizaciones de la sociedad civil; tortura en detención; restricciones a la libertad de expresión y a la libertad de movimiento; expropiación arbitraria de propiedad privada; y castigo colectivo por crímenes individuales.

En su turno de respuesta, el representante turco dijo hoy que Zeid se basaba en "supuestos informes creíbles", que en realidad muestran una imagen sesgada y parcial de lo que verdaderamente ocurre en el país.

Lamentó que Zeid no hiciera "ni tan siquiera una referencia a las amenazas y los desafíos de seguridad que Turquía enfrenta y que emanan de grupos terroristas".

Y si bien asumió las medidas extremas tomadas tras el fallido golpe de estado del 15 de julio de 2016, dijo que su gobierno había tomado las precauciones necesarias para no excederse y cumplir con los estándares internacionales.

Acusó a la Oficina del alto comisionado de ser "parcial", de actuar "lejos de la profesionalidad" y de estar guiados por "ciertos grupos liderados por el principio de la difamación".

Es por todo ello que, "basados en esa experiencia", el representante turco dijo que esperaban un informe de la Oficina "desequilibrado e imparcial" y "lejos de representar los hechos reales".

Finalmente, respecto a la incursión de su Ejército en el enclave sirio de Afrín, donde actúan las milicias kurdo-sirias, dijo que Ankara "ejercía el derecho a la autodefensa" y que hacían "lo máximo para evitar víctimas civiles".

Desde que comenzó la ofensiva el pasado 20 de enero se han contabilizado 171 víctimas mortales civiles por los bombardeos y el fuego de artillería del ejército turco. 



regina


© Copyright ElPeriodicodeMexico.com