Formato de impresión


Una respuesta a El Asad


2018-04-13

Editorial, El País

El atroz ataque con armas químicas perpetrado en la localidad siria de Duma el pasado sábado parece cada vez más cerca de tener una respuesta internacional. En la acción murieron al menos 70 personas, en su mayoría mujeres y niños. La oposición siria y diversas organizaciones internacionales atribuyen el ataque al Gobierno de Bachar el Asad. Esta tesis es apoyada por varios gobiernos occidentales, encabezados por Estados Unidos, que consideran que ha llegado la hora de una respuesta coordinada.

Desde que en 2011 comenzó un levantamiento contra su régimen, El Asad no ha dudado en emplear repetidamente armas químicas, lo que viola la Convención de Ginebra. En 2013 bombardeó Guta Oriental con gas sarín causando cientos de muertos. De nada sirvió la advertencia lanzada por el entonces presidente de EE UU, Barack Obama, y el compromiso de El Asad de destruir o entregar sus arsenales químicos. En 2014 empleó cloro en Kafr Zita. En 2015 hizo lo mismo en Sarmín. En 2016 en Alepo y en 2017 en Jan Sheijún.

Hace un año, Donald Trump, en su primera acción bélica de relevancia, ordenó disparar 59 misiles Tomahawk contra una base aérea en el norte de Siria en represalia por el ataque químico en Jan Sheijun. Pero El Asad, ahora apoyado por Rusia, ha proseguido con la misma estrategia.

Tras la matanza del sábado, Trump prometió una intervención militar unilateral e inmediata. Sin embargo, en las últimas horas la diplomacia occidental se ha puesto en marcha. Emmanuel Macron asegura tener pruebas de la responsabilidad del régimen sirio, Angela Merkel apoyará medidas “más allá de las diplomáticas” y Theresa May ha convocado a su gabinete de emergencia para estudiar si Londres se une a París y Washington.

Una acción militar de represalia solo tendrá sentido si sirve para forzar una negociación que detenga la guerra y evite más muertes de civiles.



yoselin


© Copyright ElPeriodicodeMexico.com