Formato de impresión


Caso de jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa da un vuelco


2018-04-13

 

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 13 ABR - El caso de la desaparición de 43 estudiantes en 2014 dio un vuelco inesperado con la revelación de grabaciones de llamadas telefónicas en Estados Unidos según las cuales la cifra de víctimas sería mayor.
    
Ahora, con base en estos documentos obtenidos por autoridades estadounidenses durante el enjuiciamiento de miembros de una banda criminal, se calcula que serían 60 y no 43 los jóvenes desaparecidos.
    
Asimismo, se confirma la tesis de que los jóvenes fueron confundidos con miembros de una banda criminal.
    
"Ahora tenemos más pruebas de lo que ya sabíamos, que hay qué investigar todo el involucramiento del aparato del Estado", afirmó el médico y psicólogo Carlos Beristáin, miembro del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) que durante un año participó en la investigación del caso.
    
La exfiscal colombiana Angela Buitrago, otra integrante de este equipo, recordó que una de las primeras recomendaciones que hizo fue pedirle a Estados Unidos "las escuchas" que realizó con criminales vinculados en el caso.
    
La organización humanitaria Amnistía Internacional afirmó que la Procuraduría General parece "querer ocultar el tema al desatender la línea de investigación que vincula la desaparición de los normalistas con el tráfico de drogas en Estados Unidos".
    
Según las revelaciones, difundidas por el diario local Reforma, jefes de la banda Guerreros Unidos en Chicago e Iguala hablaron por teléfono la noche del 26 al 27 de septiembre, cuando ocurrió la desaparición de los jóvenes.
    
Los estudiantes de la Escuela Normal para Maestros de Ayotzinapa, estado sureño de Guerrero, se habían apoderado de varios buses en Iguala para poder viajar días después a la Ciudad de México a fin de participar en las protestas del 2 de octubre de ese año.
    
Ese día se conmemora la Matanza de Estudiantes de 1968, en vísperas de las elecciones, en una plaza de la urbe, que dejó decenas de muertos, atribuida al Ejército y ordenada por el entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz.
    
Sin embargo, existen dudas acerca de la razón por la que los jóvenes viajaron una distancia tan grande para secuestrar los buses, pues la escuela se ubica más cerca de Chilpancingo, la capital e incluso del centro veraniego de Acapulco.
    
Según las grabaciones telefónicas, los miembros de Guerreros Unidos creían que los jóvenes eran parte de su banda enemiga, Los Rojos, y que pretendían atacarlos para apoderarse de "la plaza", es decir, la zona de Iguala.
    
Las conversaciones fueron compartidas en los meses recientes por el gobierno de Estados Unidos con el de México.
    
Las organizaciones no gubernamentales Serapaz, Tlchinollan, Fundar y el Centro Prodh exigieron que la PGR "agote todas las líneas de investigación que surgen de los mensajes" y que se "profundice el escrutinio" de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Según las grabaciones, obtenidas de 8 jefes de Guerreros Unidos capturados en Chicago, fueron 60 los desaparecidos y no 43 durante la denominada "Noche de Iguala", Los detenidos confirmaron que policías municipales de Iguala, Cocula y Huitzuco participaron en las desapariciones, lo que ya se sabía en el caso de los dos primeros, pero no del tercero.
    
Un juez autorizó a agencias de Estados Unidos interceptar 11 teléfonos móviles entre finales de 2013 y octubre de 2014 como parte del caso contra los narcotraficantes de la banda mexicana.
    
"Los integrantes de Guerreros Unidos creían que un grupo de Los Rojos, enviados por Santiago Mazari, "El Carrete", pretendía tomar la plaza de Iguala y supusieron que la movilización de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa era parte de la operación rival", según las grabaciones.
    
Silver, uno de los detenidos, convertido en testigo protegidos en Estados Unidos, preguntó "cómo van las cosas" y un personaje identificado como "Aníbal", le informa que "se salió de control el operativo contra el grupo rival" y que "llevaban 60 paquetes ya guardados", en referencia a 60 personas.
    
El caso desató uno de los peores escándalos de la gestión del presidente Enrique Peña, que concluye en diciembre próximo. 


 



regina


© Copyright ElPeriodicodeMexico.com