Formato de impresión


La Nakba, llave de regreso a casa


2018-05-15

SAL EMERGUI | El Mundo

 

Para muchos palestinos, la Nakba es la llave de su casa a la que un día volverán. Es el derecho del retorno. La llave que abre el recuerdo a los 700,000 palestinos que huyeron o fueron expulsados como consecuencia de la creación del Estado de Israel y la guerra hace exactamente 70 años. "Catástrofe" o Tragedia" en árabe, lo conmemoran cada 15 de mayo.

Para muchos israelíes, la Nakba es la llave que cierra la puerta a la solución del conflicto ya que perpetúa la exigencia de un regreso masivo que supondría eliminar la idea con la que se creó como Estado judío y democrático. Israel destaca que los refugiados fueron consecuencia de la invasión de cinco ejércitos árabes poco después de la declaración de independencia de David Ben Gurion en la tarde del 14 de mayo del 48. Y apunta que en esos turbulentos años de guerra y conflicto 800,000 judíos también tuvieron que huir de los países árabes.

Para los mediadores internacionales que desde hace tres décadas intentan acercar posturas en busca del acuerdo definitivo entre israelíes y palestinos, la Nakba es un complejo obstáculo al enfrentar la narrativa del pasado, reivindicaciones del presente y temores del futuro. Una cuestión que mezcla sentimiento, historia y politica en el duelo de relatos.

Cuando el presidente palestino Abu Mazen dijo en el 2012 a una cadena de televisión israelí que no pide volver a su Safed natal (en el norte de Israel) señalando que sus demandas se centran en una Palestina en las líneas de 1967, el alud de críticas internas fue enorme.

"Nadie puede ni debe renunciar a los derechos legítimos del pueblo palestino. Nakba no sólo es el regreso sino también símbolo de las numerosas injusticias que sufrimos desde entonces", le contestaron en un momento en el que aún existían posibilidades de un acuerdo definitivo. Hoy, la reanudación de la negociación sería un milagro de características bíblicas.

El líder palestino, Yasir Arafat, dijo a este periodista en una ocasión: "Ninguna fuerza en el mundo tiene derecho a realizar concesiones sobre el derecho del retorno de los refugiados palestinos a sus casas. Israel no puede desmarcarse de su responsabilidad en la Nakba, en la catástrofe palestina, los expulsados y la destrucción de centenares de nuestras aldeas".

La espera interminable de 5 millones de palestinos

Los 700,000 refugiados del 48 se han convertido hoy en más de 5 millones de dispersados en Gaza, Cisjordania, Líbano, Siria y Jordania bajo el amparo de UNRWA (Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina). "Los refugiados siguen esperando con anhelo el regreso a sus hogares y el reconocimiento de su trágica historia. Una espera interminable dado que Israel ni reconoce su estatus, ni permite su retorno y además mantiene militarmente ocupado el territorio palestino", afirma UNRWA que administra 58 campos de refugiados. "Siempre que haya refugiados palestinos, debemos seguir como agencia y proporcionar servicios básicos especialmente en la bloqueada Franja de Gaza", añaden desde el organismo.

Según la definición de UNRWA, "son refugiados de Palestina las personas cuyo lugar de residencia habitual, entre junio de 1946 y mayo de 1948, era la Palestina histórica - o lo que es hoy el actual estado de Israel- y que perdieron sus casas y medios de vida como consecuencia de la guerra. Los descendientes de esta población son también considerados refugiados por la Agencia".

El investigador israelí Adi Schwartz, que junto a la ex diputada Einat Wilf acaba de publicar el libro La guerra del derecho de retorno, replica que "es el principal obstáculo para la paz".

"La elección de la fecha de la Nakba es importante. Si están de duelo por un tema humanitario sobre los muertos causados o las casas que abandonaron en la guerra podían haber buscado otras fechas pero al elegir el 15 de mayo se refieren a la creación de Israel. Para ellos, el primer día del Estado de Israel es la catástrofe política. 70 años después, siguen sin aceptar la existencia de Israel. En Gaza hay más de un millón de refugiados y dicen que desean volver a Palestina. Pero ¿Gaza no es Palestina?", afirma.

"Se pueden encontrar soluciones humanitarias como por ejemplo indemnizaciones, mejorar sus condiciones y rehabilitar sus casas donde viven pero ellos prefieren centrarse en el victimismo, el retorno y el odio a Israel en lugar de rehacer sus vidas. UNRWA ayuda a perpetuar el problema y sigue dándoles la esperanza que un día volverán. ¿Adónde y en lugar de quién? De Israel. La comunidad internacional financia un organismo que actúa promoviendo una idea contra la solución de dos Estados. Eso significa el derecho al regreso. Es como si financiase la construcción en las colonias", concluye.

70 años después y con la paz más lejos que nunca, la llave es algo más que un símbolo dibujado en paredes de los campos de refugiados palestinos en Oriente Próximo.



Jamileth


© Copyright ElPeriodicodeMexico.com