Formato de impresión


Ricardo Anaya, acusado de lavado de dinero y tráfico de influencias


2018-06-12

PABLO SÁNCHEZ OLMOS | El Mundo

Un día antes del último debate presidencial y cuando quedan pocas semanas para que los mexicanos elijan a su presidente, la campaña de Ricardo Anaya ha sufrido un golpe que está cerca de ser mortal, denunciado por presunto lavado de dinero y tráfico de influencias. El joven candidato de Por México al Frente era, hasta el momento, el único que había demostrado poder disputarle la victoria a Andrés Manuel López Obrador (AMLO), candidato de Morena y líder indiscutible de todas las encuestas de intención de voto publicadas hasta la fecha.

La denuncia ha sido presentada ante la Procuraduría General de la República (PGR) por el senador Ernesto Cordero, una acción legal que llega después de que, el pasado jueves, se publicara un vídeo en varios medios de comunicación en donde se ve al empresario Juan Carlos Barreiro asegurando haber donado dinero a la campaña de Anaya a cambio de favores recibidos cuando éste era diputado por el estado de Querétaro. La noticia fue utilizada entonces por sus rivales como arma arrojadiza, pero fue rápidamente olvidada en una campaña que ha estado marcada por la violencia y la polémica.

No ha sido hasta este lunes cuando la denuncia ha acaparado todos los titulares de prensa del país y ha amenazado con acabar prematuramente con la campaña de Anaya. Sobre todo, porque el ataque llega desde de un sector de su propio partido, el PAN. El senador Cordero forma parte de ese grupo, contrario al candidato presidencial y cercano al ex presidente Felipe Calderón y a su mujer y ex candidata independiente Margarita Zavala, la cual renunció a sus aspiraciones electorales hace unas semanas. Esta guerra interna entre los dos sectores del partido amenaza ahora con liquidar las pocas esperanzas que el PAN tenía todavía de sentar en la butaca presidencial a uno de sus afiliados.

"Lo que yo le estoy pidiendo al procurador son tres cosas: una, que tome en consideración para las investigaciones este vídeo donde se vincula sin ninguna ambigüedad a Ricardo Anaya en la red de lavado de dinero; que llame a declarar a los Barreiro y a Ricardo Anaya; y que pida a la autoridad financiera los estados de cuenta de los Anaya", aseguró Cordero tras presentar su denuncia. También aprovechó para asegurar que en las próximas elecciones votará por el candidato priista Jose Antonio Meade, ya que: "Somos un partido de libertades y de gente honesta; lamentablemente, nuestro candidato no es una persona honesta. Yo creo que al final de cuentas al que deben expulsar del PAN es a Ricardo Anaya, quién entregó ideológicamente al partido y aparte es un deshonesto".

Las encuestas sitúan lejos de la victoria, el próximo 1 de julio, a los dos partidos tradicionales mexicanos, PAN y PRI. Este nerviosismo se ha traducido en una guerra abierta entre los candidatos de ambos partidos por intentar noquear a su rival y aglutinar en una sola candidatura todo el voto contrario a AMLO, única estrategia viable a estas alturas para evitar su victoria.

Ya entonces, cuando se conocieron los detalles del vídeo, Anaya se defendió al contraataque asegurando que el PRI estaba haciendo uso de los aparatos del estado para desprestigiar su campaña: "El contenido del vídeo es totalmente falso. Se trata de una estrategia orquestada e impulsada por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto para dañar mi candidatura".

Y así, mientras los candidatos de los partidos tradicionales se tiran los trastos a la cabeza, Andrés Manuel López Obrador avanza impasible hacia una victoria casi cantada en su tercer intento por convertirse en el presidente de todos los mexicanos.
 



regina


© Copyright ElPeriodicodeMexico.com