Regresar a la Portada

No hay mal que por bien no venga

Golpe, en cámara lenta

🕔16:00, 2017-04-02

Antes que comenzara el nuevo Congreso en enero de 2016, el oficialismo amplió el TSJ con miembros de su propia nomenclatura, a quienes instaló en la Sala Constitucional. A partir de allí, produjo un aluvión de sentencias que en la practica anularon toda capacidad del poder legislativo para legislar.

Ver Nota Completa